Meses atrás, el estadounidense de raíces hondureñas Teófimo López rechazó exponer sus tres títulos de la división ligera frente al local George Kambosos Jr., en Australia. Pero este 27 de noviembre la situación cambió radicalmente con el triunfo del “aussie” en Nueva York.

En mejor forma física, que el australiano demostró en forma convincente en los dos asaltos de despedida, “El Feroz” Kambosos (20-0-0, 10 KOs) obtuvo decisión dividida ante “Mr. Brooklyn” López (16-1-0, 12 KOs), quien sufrió el primer fracaso de su carrera profesional.

Kambosos Jr. recibió dos papeletas favorables, otorgadas por Frank Lombardi (115-111) y Glenn Feldman (115-112), en tanto el anfitrión López logró el respaldo de Don Trella (114-113).

El visitante derribó al norteño en el asalto inicial, pero López le devolvió el “regalo” en el décimo. Sin embargo, los dos siguientes episodios resultaron decisivos en la apreciación de los oficiales, con un ataque altamente superior de Kambosos Jr.

En el undécimo Kambosos Jr. aventajó a López 11 a 5 en golpes de poder. Mientras en el round de despedida la diferencia resultó mayor (24 a 7) para el australiano, de acuerdo con las estadísticas de la empresa CompuBox.

Instantes después del fallo adverso y todavía sobre el cuadrilátero, López, de 24 años, rechazó el fallo de los jueces, declarando que él había ganado 10 de los 12 asaltos, lo que provocó gritos y rechiflas del público, en claro desafío a sus palabras.

Después, en la rueda de prensa, en el propio teatro Hulu, del histórico Madison Square Garden, de Nueva York, López interrumpió la entrevista a Kambosos Jr., alegando nuevamente que era un robo, merecía la victoria y sugiriendo que fuerzas ocultas estaban operando en su contra.

“Gané esta noche, hombre”, dijo López. “Todo el mundo lo sabe. “El árbitro levantó la mano, todo el mundo lo sabe. Al final del día soy un verdadero campeón. Hice lo que tenía que hacer”.

La respuesta de Kambosos Jr. no se hizo esperar y en forma tajante expresó: “Estás un poco delirando, hermano”, dijo Kambosos. “Escucha, obtuve los cinturones, gané la pelea. Lo gané limpio y claro. Pero te respeto. Tómalo como un campeón y sigue adelante. Podemos hacerlo de nuevo en Australia frente a 80 mil personas”.

Pero López, como hizo unos meses antes, descartó la idea de ir a la isla-continente, pues desea pasar el tiempo con su hijo recién nacido y en cuanto al boxeo, considera que éste quizás haya sido el último pleito en las 135 libras, porque piensa ascender a welter ligero (140).

Kambosos dedicó el triunfo a su familia, esposa e hijos incluidos, y en especial a su abuelo del mismo nombre, que falleció dos meses atrás. “Sé que él está en el ring conmigo en este momento”, expresó el australiano, quien enfatizó: “soy el mejor peleador de la historia de Australia. !Soy el emperador!” de las 135 libras.

Ahora con los cinturones de la Federación Internacional (FIB), de la Organización Mundial (OMB) y de súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB), a Kambosos Jr. solo le resta el del Consejo Mundial (CMB), que posee el estadounidense Devin “El Sueño” Haney (26-0-0, 15 KOs).

Kambosos Jr. dijo que Haney, quien cumplió 23 años el 17 de noviembre, es su próximo objetivo, si en definitiva López no acepta hacer la revancha en territorio australiano y mantiene su interés en subir de peso.

Y aunque Haney tiene un duelo en el que debe exponer la corona frente al también norteamericano Joseph “Jo Jo” Díaz (32-1-1, 15 KOs), el 4 de diciembre, en la sala Grand Garden, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, envió el reto a Kambosos Jr., tras la victoria del nuevo monarca.

“Felicitaciones George Kambosos”, escribió Haney en su cuenta de Twitter. “Trabajaste duro para conseguirla. Hagamos que suceda la unificación de todos los cinturones y haya un verdadero monarca indiscutido”.

Facebook Comments