En el boxeo ningún combate se puede dar por seguro. !Ninguno! Porque hay infinidad de factores, que pueden echar por la borda todo el engranaje organizativo. Pero, todo indica, si no aparece un impedimento en las próximas horas, que finalmente los estadounidenses Brandon Figueroa y Stephen Fulton disputarán este sábado 27 de noviembre, el duelo de unificación en la categoría súpergallo, que se ha pospuesto en par de ocasiones.

Monarca del Consejo Mundial (CMB), e invicto en 23 combates, 17 ganados antes del límite, el “Rompecorazones” Figueroa (22-0-1, 17 KOs) expondrá por primera vez el cinturón orinegro, en tanto el igualmente imbatido “El Chico Genial” Fulton (19-0-0, 8 KOs) someterá su corona de la Organización Mundial (OMB), en pleito que se mantiene en el Park Theater, de Las Vegas y será transmitido por la cadena Showtime con pago por el sistema de Pague-por-Ver (PPV).

Durante meses los fanáticos del boxeo y, por supuesto, los seguidores de ambos púgiles, han esperado con ilusión que ambos guerreros crucen guantes, pero por una u otra causa, el choque se ha dilatado en el tiempo.

Inicialmente, Figueroa y Fulton firmaron contrato para combatir el 11 de septiembre, pero la fecha se trasladó para una semana después, cuando no se concretó para esa jornada el importante duelo entre el astro mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el estadounidense Caleb “Manos Dulces” Plant, efectuado después el 6 de noviembre, con triunfo para el pelirrojo azteca, en la Garden Arena, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Vacante el 18 de septiembre, la compañía Premier Boxing Champions (PBC), de Al Haymon, y la cadena Showtime, responsables de la transmisión de la velada, decidieron darle una semana más de preparación a Figueroa, que había conquistado el cinturón del CMB, mediante nocaut en el séptimo asalto al zurdo mexicano Luis “La Pantera” Nery, el 15 de mayo, en Carson, California.

Pero en los primeros días de septiembre apareció un enemigo inesperado que obligó a otra posposición: el COVID-19 en la anatomía del estadounidense Brandon Figueroa, que creó el desconcierto y la incertidumbre en todo el engranaje organizativo.

A escasos días del pleito y completamente recuperado de las secuelas de la pandemia, Figueroa se refirió a las características de Fulton: “Creo que es un gran boxeador, hábil y astuto, y no lo subestimo en absoluto.”.

En su respuesta al sitio de Premier Boxing Champions (PBC), Figueroa añadió que su rival boxea muy bien, por lo que necesitará unos cuantos asaltos para entender cúal es plan táctico de su contrincante. Y una vez que lo descifre, entrará en el ritmo que le permitirá asestar sus golpes.

De acuerdo con los expertos y las apuestas, Figueroa no parte como favorito, algo similar a lo que ocurrió frente a Luis Nery en la anterior reyerta, cuando hizo añicos los vaticinios con un inesperado y espectacular nocaut técnico, que a la altura del séptimo rollo obligó al árbitro Thomas Taylor a detener las acciones, faltando 42 segundos para el campanazo de cierre.

“Sé que bastante gente dudó de mí en el pleito ante Nery”, expresó Figueroa en diálogo con la plataforma digital DAZN. “Por eso la victoria frente a él es una de las más importantes en mi carrera, pues derroté a un doble campeón mundial. Por mi cara y mi físico no sé por qué la gente piensa que no puedo pelear, pero yo sigo demostrando que estoy invicto por alguna razón”.

El 9 de mayo de 2015, Figueroa debutó en las filas rentadas, en Hidalgo, Texas, con victoria unánime en cuatro asaltos frente al mexicano Héctor Gutiérrez. Y cuatro años más tarde, en su decimonoveno triunfo, se alzó con el título interino súper gallo de la Asociación Mundial (AMB) al doblegar por abandono al venezolano Yonfrez “El Verdugo” Parejo, el 20 de abril, en Carson, California.

En agosto de ese mismo 2019, Figueroa tuvo una victoria espectacular, al anestesiar en cuatro asaltos al experimentado argentino de 38 años, Javier “Chispita” Chacón, en Edinburgo, Texas, donde el norteño hizo la primera defensa del cetro interino. Poco después la AMB informó que el estadounidense Daniel “El Asesino con Cara de Niño” Román había sido promovido a “súper campeón” y Figueroa a ocupar la plaza “regular” de las 122 libras.

Fulton Jr,, de 27 años y nacido y criado en West Philadelphia, Pensilvania, es el único campeón mundial de esa ciudad, luego de una victoria triunfal sobre el entonces invicto Angelo Leo en enero. En el duelo contra Figueroa, Fulton hará la primera defensa de la corona de la OMB en la categoría súpergallo.

Fulton reconoce que Figueroa ha madurado como boxeador: “Mejoró en lo que respecta a su preparación y también en su crecimiento. Tiene solo 24 o 25 años y todavía está creciendo. No puedo decir que se haya quedado estancado. Porque ya habría perdido, si no hubiera mejorado. Está avanzando en los aspectos en los que es bueno”.

Sin embargo, Fulton rechaza los comentarios que señalan sentirá una presión adicional al combatir frente a Figueroa. “No sé por qué alguna gente cree que sentiré más presión al entrar en mi primera defensa y en esta gran pelea de unificación, pero no dejo que nada de eso me afecte. Sé que hay gente que duda de mí, pero mi respuesta la daré sobre el ring el próximo 27 de noviembre”.

Facebook Comments