Guerra de principio a fin. Habilidades y poder en los puños en uno de los contendientes. Presión constante y exigencia al máximo de su rival. Eso es lo que ofrecerán, en síntesis, el campeón mundial estadounidense Terence Crawford y el ex monarca Shawn Porter el 20 de noviembre, en la Michelob Ultra Arena, del hotel y casino Mandalay, de Las Vegas.

Ningún amante del boxeo querrá perderse el trascendental duelo, entre el invicto “Bud” Crawford (37-0-0, 28 KOs) y el combativo Shawn “Showtime” Porter (31-3-1, 17 KOs), que será transmitido por la cadena ESPN y bajo el sistema de Pague-por-Ver (PPV).

Zurdo y nacido hace 34 años en Omaha, Nebraska, Crawford, quien ha sido monarca del orbe en tres categorías y es reconocido como uno de los mejores libra por libra (P4P), expondrá por quinta ocasión la faja welter de la Organización Mundial (OMB).

Crawford se convirtió en el primer hombre en la era de los cuatro cinturones en convertirse en el campeón indiscutido en las 140 libras. Exhibe marca de 4-0, los cuatro por la vía del cloforormo, desde que subió al peso welter. Su racha de ocho nocauts se remonta a julio de 2016, cuando logró una decisión unilateral sobre Viktor “The Iceman” Postol en el MGM Grand Garden Arena para unificar dos de los títulos mundiales en los ligeros.

El más reciente KO de “El Cazador”, como también se le conoce, se lo infligió en el cuarto asalto al británico Kell “El Especial” Brook, el 14 de noviembre del pasado año, en “La Burbuja” del hotel y casino MGM Grand, de la Ciudad del Pecado.

Sin embargo, Crawford no se llama a engaño, porque reconoce que cruzará guantes con un adversario que no da ni pide tregua y se mantiene lanzando golpes de principio a fin: “En el papel, es la prueba más difícil de mi carrera. Porter ha combatido contra todos los campeones de peso welter, excepto Manny Pacquiao. Tiene mucha experiencia, un gran talento y habilidades. Y, como acostumbra, vendrá a combatir. Espero que esté listo al mil por ciento”, aseguró el actual monarca en una conferencia de prensa virtual, que se transmitió en vivo en las páginas de Top Rank y en varias plataformas de ESPN.

No obstante, Crawford precisó que se encuentra en excelentes condiciones, físicas, técnicas y mentales, y desde que ascendió a los welter, supuestamente cada pelea ha sido la de mayor relevancia de su carrera. “Para que no queden dudas, voy a demostrar que sigo siendo el mejor welter del mundo”, dijo.

Porter, también con 34 años y oriundo de Akron, Ohio, viene de imponerse, por unanimidad, al alemán Sebastián Formella (22-2-0, 10 KOs), el 22 de agosto de 2020, en el Barclays Center, instalación en la que ha efectuado cinco pleitos en su carrera profesional, cuatro de ellos finalizados en victoria, incluidas las que lo convirtieron en monarca mundial.

El último fracaso de Porter se lo propinó, por decisión dividida, el igualmente talentoso norteamericano Errol “La Verdad” Spence Jr., el 28 de septiembre de 2019, en el Staples Center, de Los Ángeles, donde unificaron el cinturón de la FIB en poder de Spence Jr. y el del CMB, que poseía Porter.

Y es precisamente, Spence Jr. la otra gran figura de las 147 libras, junto al cubano Yordenis “El Príncipe Negro” Ugás, (27-4-0, 12 KOs), súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB) y reciente vencedor del astro filipino Manny “PacMan” Pacquiao (62-8-2, 39 KOs).

Ugás tenía previsto exponer la corona frente al argentino Fabián “TNT” Maidana (18-1-0, 13 KOs), el 21 de agosto, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde rivalizarían Spence Jr. y Pacquiao, en el combate estelar de la jornada.

Pero por esos inexplicables vaivenes del destino, Maidana (hermano del ex campeón mundial Marcos “El Chino” Maidana), tuvo un corte en el rostro durante una sesión de guanteo (sparring) y Spence Jr. sufrió un desgarro en la retina del ojo derecho, que lo obligó a someterse a una intervención quirúrgica.

Entonces, para llenar la vacante de los dos lesionados, se programó el pleito Pacquiao-Ugás, que concluyó favorable al caribeño por el voto unánime de los tres oficiales, con dos papeletas de 115-113 y la otra de 116-112.

Ahora por controversial decisión de la AMB, Ugás tendrá que participar en forma obligatoria de una serie cuadrangular, en la que debe exponer el título de súper campeón frente al lituano Eimantas Stanionis (13-0-0, 9 KOs), en tanto el ganador se las verá con el ruso Radzhab “La Serpiente Pitón” Butaev (14-0-0, 11 KOs), que anestesió en el noveno asalto al estadounidense Jamal “Shango” James (27-2-0, 12 KOs), a quien arrebató la faja “regular” de ese organismo, el 30 de octubre, en el Mandalay Bay Resort, de Las Vegas.

Mientras ocurre esa injusta serie (al menos para Ugás), las especulaciones se incrementan como una bola de nieve, ante un posible triunfo de Crawford, que despejará el camino para que se enfrente a Spence Jr.

Pero todavía existen otros obstáculos, que el futuro inmediato despejará, pues para Crawford el pleito con Porter es el último de su contrato con la promotora Top Rank. Se desconoce si el nacido en Omaha continuará bajo la égida de la compañía del veterano Bob Arum, se declarará agente libre o irá al establo de Premier Boxing Champions (PBC), en la que están registrados tanto Spence Jr. como Ugás.

El pleito Crawford vs Spence Jr. lo han añorado los fanáticos durante mucho tiempo y también se mantiene en el corazón y el deseo de esos dos extraordinarios boxeadores. ¿Se concretará? Los vericuetos del destino tienen la palabra.

Facebook Comments