El catarí, asentado en Gran Bretaña, Abdul Barry Awad, conocido en el ambiente boxístico por el sobrenombre de Kid Galahad, insiste en que se convertirá en rey de la división pluma, aunque para ello tendría que destronar a dos reconocidos campeones: el mexicano Emanuel Navarrete y el zurdo estadounidense Gary Russell Jr., actuales propietarios de las fajas de la Organización Mundial (OMB) y del Consejo Mundial (CMB), respectivamente.

“Nadie me va a ganar y voy a ´limpiar´esta división”. dijo Galahad después de imponerse por abandono en 11 asaltos al británico James Dickens, en Brentwood, Essex. Y como un estribillo ha repetido su intención de enfrentarse a “El Vaquero” Navarrete (35-1-0, 29 KOs) y a “Mister” Russell (31-1-0, 18 KOs).

Nacido en Doha, la capital de Qatar, Galahad emigró junto a sus padres hacia Inglaterra cuando tenía cuatro años, después que finalizó la llamada Guerra del Golfo, pues su progenitor, que era miembro de las Fuerzas Armadas cataríes, fue liberado como parte de un acuerdo con el gobierno estadounidense.

Pero antes de buscar un duelo de unificación frente a Navarrete o Russell Jr., Galahad debe franquear el escollo que significa el veterano español Kiko “La Sensación” Martínez (42-10, 2, 29 KOs), su inmediato rival el 13 de noviembre, en la Sheffield Arena, del condado de Yorkshire, donde estará en juego el cinturón que conquistó frente a “Dazza” Dickens (30-4-0, 11 KOs), el 7 de agosto último.

“Estoy más que emocionado por esto”, afirmó un eufórico Galahad a varios medios de Inglaterra. “Me dará un gran sentido de orgullo estar haciendo mi primera defensa del título mundial aquí en Sheffield, la ciudad donde comenzó mi viaje en el boxeo con la leyenda (el entrenador) Brendan Ingle”.

Galahad recordó que solo tenía 14 años, cuando Ingle le expresó que si era disciplinado y se mantenía firme en los entrenamientos, algún día sería campeón del mundo. “Así que esta primera exposición de la corona estará dedicada a Ingle y será frente a la increíble gente de Sheffield, mi familia y fanáticos. Sin dudas, un momento extraordinario en mi carrera como boxeador”.

Ahora con 31 años, Galahad no se llama a engaño y es consciente que debe dar lo mejor de sí al enfrentar a Martínez, quien en 2013 se apropió del título súpergallo de la Federación Internacional (FIB), lo retuvo en dos pleitos y finalmente lo perdió ante el irlandés Carl “El Chacal” Frampton, el septiembre del siguiente año, en Belfast, Irlanda del Norte.

“Kiko es un ex campeón del mundo y se ha enfrentado a otros monarcas del orbe, por lo que tiene mucha experiencia”, explicó Galahad. “Es un hombre insensible y nunca se asusta durante una pelea. Así que estoy convencido que me espera una dura jornada frente a Kiko, quien se mantendrá presionando y golpeando durante todo el combate”.

El único fracaso de Galahad se lo infligió por fallo dividido, el inglés Josh “El Guerrero de Leeds” Warrington, en junio de 2019, cuando el ganador sometía a prueba por segunda vez la faja pluma (126) de la FIB.

“Vimos lo fuerte y hambriento que lucía (Kiko Martínez) contra Zelfa Barrett”, precisó Galahad. “Así que esta es su oportunidad de convertirse nuevamente en campeón del mundo y seguramente se presentará con una versión aún más hambrienta y afilada. Por ello, me he estado preparando para no dejar ningún detalle sin pulir”.

Martínez, de 35 años, asegura que el Reino es como su segundo hogar y que sintió que los oficiales le escamotearon la victoria ante Barrett, en febrero pasado, en el estadio de Wembley, donde el local sufrió una profunda herida sobre el ojo derecho, por un golpe legal en el séptimo round.

“Espero que esta vez los jueces sean justos conmigo”, dijo Martínez. “Galahad es un boxeador sobresaliente y lo respeto, pero tengo mucha confianza en mis habilidades. Estoy muy emocionado y por supuesto es mi objetivo de convertirme en monarca del orbe en una segunda categoría de peso”.

Hace solo dos meses, en su presentación previa, Martínez venció unánime en ocho asaltos, al hondureño radicado en España, Jayro “Cadejo” Durán (14-13-0, 13 KOs), en Barcelona, donde el catracho recibió cuenta protectora en el quinto asalto. Durán suma nueve reveses sucesivos en las filas rentadas.

(Galahad) tiene un estilo difícil, pues cambia constantemente de posición de ortodoxo a zurdo”, expresó Martínez a The Ring. “Intentaré hacer algunos ajustes en mi plan de pelea y sorprenderlo. Y después de 17 años de carrera en el boxeo profesional y muchas guerras de alto nivel, quiero agradecer a Dios por esta increíble oportunidad”.

Martínez, quien hace su campamento entre Elche y Madrid, enfatizó que se encuentra en un buen momento y que se siente muy fuerte y con abundante experiencia para salir con el brazo en alto ante Galahad.

“Soy un veterano y como llevo tanto tiempo peleando, la gente piensa que tengo alrededor de 50 años”, afirmó el púgil español. “Pero hice mi debut profesional a los 18 años (venció por nocaut en el tercer asalto a su coterráneo, ya retirado David “TNT” Casero, en la ciudad de Leganés, perteneciente a la Comunidad de Madrid, capital de España.

Tras el éxito inicial, Martínez anestesió a otros 10 adversarios en forma consecutiva. Elevó los triunfos hasta 17, 13 de ellos antes del límite. El primer revés, por decisión mayoritaria, fue frente al zurdo inglés Rendall Munroe, en marzo de 2008. Casi un año más tarde, vengó la afrenta con un triunfo unánime ante “2 Tone” Munroe, en la discusión del título EBU Europa, en las 122 libras.

“Estoy en un muy buen momento. Soy un veterano La gente piensa que tengo como 50 años [porque llevo tanto tiempo], pero hice mi debut profesional a los 18. Ahora me siento muy fuerte y con mucha experiencia. No tengo ninduda duda que puedo ganar esta pelea “, aseguró Martínez.

Facebook Comments