Con el propósito de tener un sólo campeón en cada categoría de peso, una sabia medida sin dudas,  la Asociación Mundial (AMB) ha establecido combates obligatorios entre los diferentes monarcas y los punteros de cada división. Pero, como dice el refrán: “el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones”.

En su afán por eliminar los múltiples títulos (súpercampeón, campeón regular, campeón de oro y campeón interino) la AMB ha obrado con total injusticia en el peso welter, pues ha establecido dos pleitos, algo así como un mini torneo para dejar en la cima a un solo monarca.

Hasta ahí, todo parece lógico. Sin embargo, al analizar en detalles los cuatro contendientes que disputarán el máximo reconocimiento de las 147 libras (súpercampeón), surgen infinidad de interrogantes y dudas, porque el organismo sancionador ha efectuado un procedimiento único para los welter, con afectación al dueño de la súper corona, el cubano Yordenis Ugás, quien la ganó y la retuvo en buena lid, al vencer en forma convincente por fallo unánime al legendario filipino Manny “PacMan” Pacquiao, el 21 de agosto pasado en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

La decisión de la AMB luce totalmente injustificada, porque a ninguno de los otros súpercampeones se le ha comunicado que deben exponer el título ante los monarcas “regulares”, algo que, por otra parte, ya cumplió Ugás al enfrentar a Pacquiao, al que lo despojaron de la corona por no disputarla durante dos años.

En uno de los pareos, el estadounidense Jamal “Shango” James (27-1-0, 12 KOs) chocará con el invicto ruso Radzhab “La Serpiente Pitón” Butaev, este sábado 30 de octubre, en el hotel y casino Mandalay Bay, de Las Vegas.

Ahora con la faja “regular” de la AMB y siete triunfos sucesivos, James tiene un solo fracaso en su carrera y se lo infligió precisamente Ugás, por unanimidad, el 12 de agosto de 2016, en Verona, Nueva York.

El otro duelo, todavía sin fecha, ni lugar, lo escenificarán Ugas (27-4-0, 12 KOs) y el invicto lituano Eimantas Stanionis (13-0-0, 9 KOs), quien ocupa el primer sitio en el ranking de las 147 libras.

James, de 33 años, 6´2 pies de estatura y oriundo de Minneápolis, Minnesota, está feliz con la decisión de la AMB, pues de campeón interino fue elevado a “regular” y ahora se le abren las puertas para la suprema distinción, además de una potencial revancha frente a Ugás, en caso de que el caribeño se imponga a Stanionis, si finalmente la pelea se concreta, aunque hay una demanda formal del nacido en la oriental provincia de Santiago de Cuba.

“Me gustaría la revancha con Ugas después de su gran victoria contra Pacquiao”, dijo James, en un diálogo con los medios.. “Ha peleado con los mejores y yo lo hicie con él antes, pero fue en circunstancias menos que ideales. Me gustaría ver cómo se vería una pelea entre nosotros después de que ambos hayamos tenido un campamento completo”.

Como prueba de la arbitrariedad de la AMB en el caso de Ugás, vale mencionar que el mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz (37-2-1, 19 KOs) posee el título de súpercampeón pluma desde hace dos años y no existe información actualizada del organismo sancionador mediante la cual obligue al azteca a exponerlo ante el británico Leigh Wood (25-2-0, 15 KOs), actual campeón “regular” de las 126 libras.

Por el contrario, Wood tiene que enfrentarse en forma obligatoria al invicto norirlandés Michael Conlan, monarca interino y ubicado en la cima del listado welter de la AMB. Para decidir los detalles organizativos, se efectuará una subasta pública virtual, a través de Zoom,  el 1 de noviembre,

En el caso de Santa Cruz, obtuvo la faja vacante de súpercampeón, al derrotar unánime a  su coterráneo Miguel Flores, el 22 de noviembre de 2019, en la Grand Garden Arena, del hotel y casino MGM, de Las Vegas,

Más reciente, Santa Cruz fue noqueado en el sexto asalto por el talentoso zurdo estadounidense Gervonta “El Tanque” Davis, en San Antonio, Texas, donde estuvieron en disputa las fajas de peso ligero (135) y de súpercampeón súperpluma (130), ambas de la AMB.

Antes de la arbitraria exigencia de la AMB, Ugás tenía intenciones de buscar la unificación con los otros campeones mundiales, aunque dado el calendario de sus colegas, sería poco probable que se concretara alguno de estos pleitos este año.

Al referirse a la decisión de la AMB, Ugás expresó su malestar a través de un comunicado en las redes sociales: “Pienso que es una falta de respeto a mi país, a mi familia, a mis seguidores y a mi equipo, porque soy campeón en mi primera defensa del título”, dijo Ugás. “Acabo de ganarle a una leyenda como Manny Pacquiao”.

En su exposición grabada, Ugás se pregunta cómo es posible que la organización tenga “un trato diferente” con él, pero al mismo tiempo asegura que “mi equipo y yo vamos a llegar hasta las últimas consecuencias por nuestros derechos”.

Ugás mencionó que su trayectoria para conquistar el título no deja margen a dudas, pues alcanzó la faja vacante regular, al imponerse por fallo dividido al norteamericano Abel Ramos (27-4-2, 21 KOs) y más tarde fue reconocido como súpercampeón ante la inactividad del filipino, al que venció el 21 de agosto.

Añadió Ugás que, como detalle adicional, ya posee un triunfo por fallo unánime frente a “Shango” James, en agosto de 2016, en Verona, Nueva York.

Nacido en la oriental provincia de Santiago de Cuba y asentado en Miami, en el sur de Florida, Ugás precisó que existen 14 campeones y ninguno “tiene peleas obligatorias impuestas”, ni tampoco en el próximo ascenso al cuadrilátero lo harán en busca de la unificación.

Durante su declaración, Ugás precisó que “respeto a todos los peleadores. Pero ¿qué ha hecho Stanionis en 13 peleas, de las cuales cuatro han sido con peleadores con más derrotas que ganadas y solo 4 años de carrera”.

E insistió: “su victoria más grande (de Stanionis) fue hace dos meses contra (el guadalupeño Thomas) Dulorme, al que yo le gané hace 5 años, para tener una oportunidad por el título de supercampeón de la AMB”.

La decisión de la AMB establece que si algún boxeador (en este caso Ugás) se niega a participar en LA defensa obligatoria, su título quedará vacante, o puede ser degradado o removido de la clasificación.

Facebook Comments