Innumerables obstáculos, algunos con riesgo de su vida, enfrentó el hoy campeón mundial estadounidense Jamel Herring, mientras pertenecía al cuerpo de Infantería de Marina, al que se unió en 2003, después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, perpetrados dos años antes.

Ahora, sin embargo, debe franquear otra difícil barrera, en este caso su coterráneo y retador Shakur Stevenson (16-0-0, 8 KOs), un talentoso púgil, que intentará arrebatarle la corona súperpluma de la Organización Mundial (OMB), el 23 de octubre, en la State Farm Arena, de Atlanta.

Durante los nueve años que Herring sirvió como electricista en los “marines”, cumplió dos misiones en Irak, primero en Fallujah, en 2005, y posteriormente en Al Taqaddum, en 2007, en la denominada Guerra del Golfo. Pero en todo ese tiempo que prestó servicios a su país, el sargento Herring mantuvo el vínculo con el boxeo, disciplina en la que compitió en varios torneos representando al All Marine Corps.

Bronce en las eliminatorias de las Américas para los Juegos Olímpicos de Londres-12 y con dos semanas de preparación para el magno evento amateur, el zurdo Herring fue eliminado en la primera ronda por el turco Yakup Sener, por votación de 19-9.

De regreso a Estados Unidos, Herring decidió concluir el alistamiento en la Marina y convertirse en boxeador profesional. Tras su debut, con triunfo unánime ante el ya retirado puertorriqueño José M. Valderrama en diciembre de 2012, logró 15 triunfos sucesivos, hasta que sufrió el primer revés, por nocaut, ante el zurdo ruso Denis “Gengis Khan” Shafikov, cuatro años más tarde.

Otra victoria por la vía del cloroformo, antecedió al segundo fracaso, por fallo unánime, versus el norteño Ladarius “Memphis” Miller, en agosto de 2017, en Las Vegas.

Como Ave Fénix se recuperó Herring con un trío de victorias consecutivas, todas en 2018, que lo catapultaron hacia el japonés Masayuki Ito, entonces monarca de la OMB, en las 130 libras.

El 25 de mayo de 2019, en una fecha de gran trascendencia personal, el retador Herring se adueñó de la faja mundial súperpluma de la Organización Mundial (OMB), al doblegar por unanimidad al japonés Masayuki Ito, en el Osceola Heritage Park, de Kimmissee, Florida, donde buena parte del aforo lo ocuparon veteranos de guerra estadounidense.

Esa noche, el ex soldado consiguió una victoria de alto impacto en el plano sentimental, a escasas horas que su país rindiera homenaje a héroes y mártires en la guerra, en el denominado Memorial Day (Día de los Caídos), que cada año se conmemora el 26 de mayo.

Emocionado hasta la última fibra de su corazón, Herring recordó que el triunfo frente a “El Juez” Ito tuvo lugar, precisamente, el día que su hija hubiera cumplido 10 años de edad, cuyo deceso se produjo por la enfermedad conocida como Síndrome de Muerte Súbita del Bebé (SIDS), que ocasiona el fallecimiento de un niño sano con un menos de un año de nacido, generalmente durante el sueño, sin que se conozca la causa exacta, aunque algunos estudios indican que podría estar asociado con defectos en alguna porción del cerebro del bebé que controla la respiración y la excitación.

SHAKUR STEVENSON, UN RETO MUY DIFÍCIL

Herring, nacido hace 35 años en Coram, Nueva York y asentado en Cincinnati, Ohio, efectuará este sábado 23 de octubre, la cuarta defensa del cinturón de la OMB, frente al talentoso e igualmente boxeador de guardia zurda, Shakur “El Audaz” Stevenson (16-0-0, 8 KOs), ex campeón mundial de la categoría pluma.

Desde que sucumbió por unanimidad ante su coterráneo Ladarius “Memphis” Miller, el 22 de agosto de 2017, también en la Ciudad del Pecado, Herring suma seis victorias, la más reciente por nocaut en seis asaltos ante el irlandés Carl “El Chacal” Frampton, en Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

“Este año 2021 ha sido bueno para mí hasta ahora”, dijo Herring a los medios. “Comencé con una gran pelea y sólida victoria sobre Frampton y ahora tengo muchos deseos de terminar en idéntica forma a como lo inicié. Y no solo con un gran éxito, sino manteniendo mi condición de campeón del mundo”.

Imbatido en 16 peleas, ocho finalizadas antes del límite, Stevenson hará su cuarta presentación en los llamados junior ligeros. En el ascenso anterior al cuadrilátero se impuso por unanimidad al fuerte pegador namibio Jeremiah “Bajo Perfil” Nakathila (21-2-0, 17 KOs), en Las Vegas, donde el africano, que exhibía una racha de 10 triunfos consecutivos por la vía del sueño, hizo su debut en el continente americano.

Con superior dominio técnico, y un derribo al asiático en el cuarto rollo, Stevenson obtuvo votación de 120-107 de los tres jueces. En consecuencia, el norteamericano, que ocupa la cima de la clasificación, se alzó con el cinturón interino de la OMB.

Stevenson conquistó la faja pluma vacante de la OMB, al doblegar por unanimidad a Joet González, el 26 de octubre, de 2019, en Reno, Nevada. Ocho meses más tarde saltó a la categoría de 130 libras en la que ha disputado par de combates, el más reciente el 9 de junio, frente al puertorriqueño Félix “La Sombra” Caraballo, a quien anestesió en el sexto asalto, en La Burbuja del MGM Grand, de Las Vegas.

Las apuestas y las opiniones de los expertos favorecen ampliamente a Stevenson, pero Herring ha demostrado a lo largo de su vida, que un buen “marine” se enfrenta con firmeza a todas las dificultades.

Facebook Comments