El cubano Yordenis Ugás retuvo en forma inobjetable y contra una leyenda, el filipino Manny Pacquiao, el título de súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB), en la categoría welter. Ningún medio o especialista puso en duda el resultado, porque el caribeño lo ganó en buena lid, con una actuación exquisita sobre el cuadrilátero.

Casi de inmediato y flotando en una nube de felicidad por doblegar a uno de los mejores boxeadores de la historia, “El Príncipe Negro” Ugás (27-4-0, 12 KOs) expresó su deseo de unificar con los otros campeones de las 147 libras, específicamente Errol “La Verdad” Spence Jr. (27-0-0, 21 KOs) o versus el también zurdo estadounidense Terence “El Cazador” Crawford (37-0-0, 28 KOs), el primero con las coronas del Consejo Mundial (CMB) y de la Federación Internacional (FIB) y el otro, actual propietario de la correspondiente a la Organización Mundial (OMB).

Las aspiraciones de Ugás serán difíciles de concretar en un futuro cercano, ya que Spence Jr. se recupera de una lesión en el ojo, que le impidió pelear contra Pacquiao, en tanto Crawford, tiene que efectuar un pleito obligatorio versus Shawn “Showtime” Porter (31-3-1, 17 KOs), el 20 de noviembre, en la Michelob Ultra Arena, de Las Vegas.

Al margen de Ugás pueda cumplir o no con sus deseos de unificación, la Asociación Mundial (AMB) acaba de exigirle que debe defender el título ante el invicto lituano Eimantas Stanionis (13-0-0, 9 KOs), en un torneo, que  también involucra al estadounidense Jamal “Shango” James (27-1-0, 12 KOs), campeón “regular” del organismo, y al ruso Radzhab Butaev (13-0-1, 10 KOs), quienes según versiones de prensa, cruzarán guantes el 30 de octubre, en el Virgin Hotels, de Las Vegas, y el ganador lo hará con el que salga con el brazo en alto entre Ugás y Stanionis.

La decisión de la AMB luce totalmente injustificada, porque a ninguno de los otros súpercampeones se le ha comunicado que deben exponer el título ante los monarcas “regulares”, algo que, por otra parte, ya cumplió Ugás al enfrentar a Pacquiao, al que lo despojaron de la corona por no disputarla durante dos años.

Como prueba de la arbitrariedad de la AMB en el caso de Ugás, vale mencionar que el mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz (37-2-1, 19 KOs) posee el título de súpercampeón pluma desde hace dos años y no existe información actualizada del organismo sancionador mediante la cual obligue al azteca a someter el cetro ante el británico Leigh Wood (25-2-0, 14 KOs), actual campeón “regular” de las 126 libras.

En el caso de Santa Cruz, obtuvo la faja vacante de súpercampeón, al derrotar unánime a  su coterráneo Miguel Flores, el 22 de noviembre de 2019, en la Grand Garden Arena, del hotel y casino MGM, de Las Vegas. Y hasta hoy su nombre figura como actual súper monarca de las 126 libras. ¿Por qué la AMB no le aplica a Santa Cruz la misma exigencia que a Ugás?

Más reciente, el 30 de octubre del pasado año, Santa Cruz fue noqueado en el sexto asalto por el talentoso zurdo estadounidense Gervonta “El Tanque” Davis, en San Antonio, Texas, donde estuvieron en disputa las fajas de peso ligero (135) y de súpercampeón súperpluma (130), ambas de la AMB.

UGÁS EXIGE RESPETO DE LA AMB

En un video difundido en las redes sociales, en el que muestra de su disgusto, Ugás explica que tuvo una audiencia con la Asociación Mundial (AMB), la cual le notificó que forma parte de un mini-torneo OBLIGATORIO, en el que se decidirá la súper corona welter, que actualmente está en su poder.

“Pienso que es una falta de respeto a mi país, a mi familia, a mis seguidores y a mi equipo, porque soy campeón en mi primera defensa del título”, dijo Ugás. “Acabo de ganarle a una leyenda como Manny Pacquiao. Merezco mayor respeto”.

En su exposición grabada, Ugás se pregunta cómo es posible que la organización tenga “un trato diferente” con él, pero al mismo tiempo asegura que “mi equipo y yo vamos a llegar hasta las últimas consecuencias por nuestros derechos”.

Ugás mencionó que su trayectoria para conquistar el título no deja margen a dudas, pues alcanzó la faja vacante regular, al imponerse por fallo dividido al norteamericano Abel Ramos (27-4-2, 21 KOs) y más tarde fue reconocido como súpercampeón ante la inactividad del filipino, al que venció el 21 de agosto.

Añadió Ugás que, como detalle adicional, ya posee un triunfo por fallo unánime frente a “Shango” James, en agosto de 2016, en Verona, Nueva York.

Nacido en la oriental provincia de Santiago de Cuba y asentado en Miami, en el sur de Florida, Ugás precisó que existen 14 campeones y ninguno “tiene peleas obligatorias impuestas, ni tampoco en el próximo ascenso al cuadrilátero lo harán en busca de la unificación”.

Durante su declaración, Ugás precisó que “respeto a todos los peleadores. Pero ¿qué ha hecho Stanionis en 13 peleas, de las cuales cuatro han sido con peleadores con más derrotas que ganadas y solo 4 años de carrera”.

E insistió: “su victoria más grande (de Stanionis) fue hace dos meses contra (el guadalupeño asentado en Puerto Rico,Thomas) Dulorme, al que yo le gané hace 5 años, que me dio la oportunidad de ir por el título de supercampeón de la AMB”.

La decisión de la AMB establece que si algún boxeador (en este caso Ugás) se niega a participar en la defensa obligatoria, su título quedará vacante, o puede ser degradado o removido de la clasificación.

Facebook Comments