Con la presencia del COVID-19 en la anatomía del estadounidense Brandon Figueroa a inicios de septiembre, el desconcierto y la incertidumbre  en todo el engranaje organizativo, que tenía previsto el duelo de unificación versus el también norteño Stephen Fulton, el día 18 del propio mes, en el Park Theater, de Las Vegas, y transmisión por la cadena Showtime.

Abrumado por el resultado del test positivo, aunque solo con síntomas ligeros, “El Rompecorazones” Figueroa (22-0-1, 17 KOs) expuso su frustración en un comunicado a los medios: “Trabajé muy duro para esta pelea y estuve muy cerca de terminar el campamento fuerte, pero desafortunadamente no pude hacer nada más”, escribió Figueroa.

Figueroa, de 24 años y nacido en Weslaco, Texas, expondría el título súpergallo del Consejo Mundial (CMB), en tanto “El Chico Genial” Fulton (19-0-0, 8 KOs) sometería el de la Organización Mundial (OMB).

El texano Figueroa también es propietario del cinturón “regular” de la Asociación Mundial (AMB), pero no recibió aprobación para exponerlo, debido a que ese organismo se encuentra en proceso de consolidar los múltiples títulos que tiene en cada peso.

El zurdo uzbeko, radicado en Indio, California, Murodjon “MJ” Akhmadaliev (9-0-0, 7 KOs) es el “super campeón” de la AMB en las 122 libras (también de la Federación Internacional), y el único reconocido por los otros organismos sancionadores (CMB, OMB y FIB).

Tras el conflicto creado por la presencia de la pandemia en Figueroa, los directivos de ambos campamentos y también los de Premier Boxings Champions (PBC) y de Showtime se dieron a la tarea de buscar una nueva fecha en el calendario competitivo, en la que Figueroa estuviera completamente recuperado y con tiempo suficiente para entrenar a toda capacidad. Y se llegó al acuerdo que ambos cruzarán guantes el 27 de noviembre, en la misma instalación prevista inicialmente: el Park Theater.

Innumerables elogios recibió Figueroa cuando derrotó con un impresionante nocaut en el séptimo asalto, al favorito y entonces invicto zurdo mexicano Luis “La Pantera” Nery, el 15 de mayo último, en Carson, California, donde le arrebató la faja del Consejo Mundial en las 122 libras, mientras hizo la segunda defensa de la correspondiente a la AMB.

“Voy a recuperarme de esto y volveré para terminar lo que vine a hacer y traer ese cinturón a casa”, añadió Figueroa en su relato. “Mientras tanto, voy a seguir y tratar de mantenerme en forma de pelea. Tengo que cuidar mi salud, pero mi espíritu de lucha nunca se irá. Los que conocen al equipo Figueroa saben que nunca nos echamos atrás en una pelea”.

El bisoño Figueroa se sumó al legado de su familia al capturar el título mundial de las 122 libras, uniéndose a su hermano Omar Figueroa, quien anteriormente tenía el campeonato mundial de peso ligero. Brandon derrotó a una gran cantidad de contendientes veteranos en su camino hacia la corona, al noquear a Moisés Flores, Oscar Escandón y Damien Vázquez en esa trayectoria ascendente.

“Entrenamos duro para cada pelea y nos aseguramos de estar al 110% la noche de la pelea”, dijo Figueroa, antes de la posposición del pleito, en declaraciones al sitio BoxingScene. “Es una pelea fuerte contra Fulton, pero mentalmente estoy convencido que saldré vencedor y con dos fajas de la división. Estamos preparados para un rival que se mueve mucho, es elusivo y rápido. Pero tengo todos los recursos para ganar y demostrar que soy el mejor súpergallo del mundo”.

El 9 de mayo de 2015, Figueroa debutó en las filas rentadas, en Hidalgo, Texas, con victoria unánime en cuatro asaltos frente al mexicano Héctor Gutiérrez. Y cuatro años más tarde, en su decimonoveno triunfo, se alzó con el título interino súper gallo de la Asociación Mundial (AMB) al doblegar por abandono al venezolano Yonfrez “El Verdugo” Parejo, el 20 de abril, en Carson, California.

En agosto de ese mismo 2019, Figueroa tuvo una victoria espectacular, al anestesiar en cuatro asaltos al experimentado argentino de 38 años, Javier “Chispita” Chacón, en Edinburgo, Texas, donde el norteño hizo la primera defensa del cetro interino. Poco después la AMB informó que el estadounidense Daniel “El Asesino con Cara de Niño” Román había sido promovido a “súper campeón” y Figueroa a ocupar la plaza “regular” de las 122 libras.

“Sé que bastante gente dudó de mí en el pleito ante Nery”, expresó Figueroa en diálogo con la plataforma digital DAZN. “Por eso la victoria frente a él es una de las más importantes en mi carrera, pues derroté a un doble campeón mundial. Por mi cara y mi físico no sé por qué la gente piensa que no puedo pelear, pero yo sigo demostrando que estoy invicto por alguna razón”.

Nacido y criado en West Philadelphia, Pensilvania, Fulton Jr., de 27 años es el único campeón mundial de esa ciudad, luego de una victoria triunfal sobre el entonces invicto Angelo Leo en enero. En el duelo contra Figueroa, Fulton hará la primera defensa de la corona de la OMB en la categoría súpergallo.

Fulton reconoce que Figueroa ha madurado como boxeador: “Mejoró en lo que respecta a su preparación y también en su crecimiento. Tiene solo 24 o 25 años y todavía está creciendo. No puedo decir que se haya quedado estancado. Porque ya habría perdido, si no hubiera mejorado. Está avanzando en los aspectos en los que es bueno”.

Sin embargo, Fulton rechazó los comentarios que señalan sentirá una presión adicional al combatir frente a Figueroa. “No sé por qué alguna gente cree que sentiré más presión al entrar en mi primera defensa y en esta gran pelea de unificación, pero no dejo que nada de eso me afecte. Sé que hay gente que duda de mí, pero mi respuesta la daré sobre el ring el próximo 27 de noviembre”.

Facebook Comments