Cuando el mexicano Oscar Valdez, en calidad de retador, se adueñó de la faja súper pluma de la Organización Mundial (OMB), entonces en poder de su coterráneo y favorito Miguel “El Alacrán” Berchelt, enseguida lanzó el reto a los otros monarcas de las 130 libras.

En ese duelo con “El Alacrán” Berchelt (38-2-0, 34 KOs), quien exponía el cinturón por séptima ocasión, Valdez lució a gran altura y se impuso por nocaut en el décimo asalto, tras derribar a su adversario en el cuarto, noveno y décimo episodios, cuando el árbitro Russell Mora puso a fin a las acciones. 

“Quiero a los otros campeones de las 130 libras, en especial a Jamell Herring, pero  también a Shakur Stevenson”, monarca absoluto de la Organización Mundial (OMB), e Interino del propio organismo, respectivamente. “La división está llena de talentos y a Stevenson le aclaro que no le tengo ningún miedo”.

Unas semanas más tarde, el 3 de abril, el zurdo “Semper Fi” Herring (23-2-0, 10 KOs) venció mediante la aplicación del cloroformo en el sexto asalto al inglés Carl “El Chacal” Frampton, en Londres, capital de Inglaterr,a cuando sometía a prueba por tercera vez el cinturón de la OMB.

El pleito de unificación entre Valdéz y Herring parecía probable y sin muchos contratiempos, ya que ambos pertenecen a la promotora Top Rank, que encabeza el veterano abogado Bob Arum. Silenciosas negociaciones se movieron en las sombras durante algunas jornadas y el acuerdo entre ambos púgiles estaba casi “cocinado”.

Sin embargo, poco después la OMB hizo trizas el posible duelo de Valdéz con Herring o Stevenson, al ordenar que estos dos últimos tenían la obligación de efectuar una subasta pública de licitación, en San Juan, Puerto Rico. Pero antes que ocurriera el encuentro, los dos campamentos llegaron a un acuerdo y el pleito Herring (23–2-0, 11 KOs) – Stevenson (16-0-0, 8 KOs), se efectuará el 23 de octubre, en la Arena State Farm, de Atlanta, donde Herring hará la cuarta defensa del título.

Al quedar sin la posibilidad de enfrentar a ninguno de esos dos, Valdez (30-0-0, 23 KOs) se vio obligado a elegir a otro adversario y lo encontró en el campeón olímpico brasileño Robson “El Niño” Conceicao (16-1-0, 8 KOs), al que venció por unanimidad el pasado sábado 10 de septiembre, en el Casino del Sol, de Tucson, Arizona.

Pero si Valdez se impuso inobjetablemente a Berchelt, la película resultó bien distinta con Conceicao, quien mereció salir con el brazo en alto, de acuerdo con lo ocurrido sobre el cuadrilátero. A la brillante e inobjetable victoria ante “El Alacrán”, se sumó esta otra, convertida en mancha por injusto fallo versus el sudamericano.

Las estadísticas del combate son una muestra del desempeño de ambos en la instalación. Conceicao, de 32 años y nacido en Salvador de Bahía, aventajó a Valdez en los tres cómputos principales que recoge la empresa CompuBox: en total de golpes conectados, la ventaja para el sudamericano fue de 58 golpes (141-83), desglosados en jabs (38 por 19) y de poder 103 por 64).

Después de finalizado el pleito, Valdez criticó el accionar de Conceicao: “es complicado cuando alguien intenta dar un buen espectáculo a sus fanáticos, pero el rival se mantiene corriendo. Nadie puede ganar una pelea corriendo”.

No obstante, Conceicao, ocupante del décimo cuarto lugar en el escalón del Consejo Mundial (CMB) y un puesto por encima en el de la OMB, ambos en la división súper pluma, expresó una opinión diferente.

“En mi mente, gané la pelea”, dijo Conceicao, a través de un traductor. “El mundo entero fue testigo de mi victoria. Gané esta pelea aquí. Si quiere pelear conmigo en su granja, con sus animales mirando la pelea, lo venceré de nuevo. En mi mente, gané la pelea “.

En 2016, Valdéz había conquistado la faja pluma de la propia OMB, tras anestesiar en el segundo asalto al argentino Adrián “La Cobrita” Rueda, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas. Después hizo seis defensas exitosas y en 2019 saltó a la categoría de 130 libras, en la que sumaba tres nocauts consecutivos, el último a expensas de Berchelt.

Conceicao puso a dormir en el séptimo asalto al mexicano Jesús “La Cobra” Humada, el 10 de abril pasado, en el Osage Casino, de Tulsa, Oklahoma.

Facebook Comments