Salvo contadas excepciones, la inmensa mayoría de los púgiles profesionales se caracterizan por sus permanente charlatanería en redes sociales y en cuanta entrevista tienen la posibilidad de expresar su sentir.

En ese grupo de boxeadores que mantienen una discreta presencia en la red de redes se encuentra el invicto astro japonés Naoya Inoue, monarca de peso gallo de la Federación Internacional (FIB) y súper campeón de la Asociación Mundial (AMB).

Pero el filipino John Riel Casimero, dueño de la faja de la Organización Mundial (OMB) en la misma categoría, ha conseguido que “El Monstruo” Inoue (21-0-0, 18 KOs) rompa su mutismo y le responda en forma enérgica y contundente.

Casimero (31-4-0, 21 KOs) venció por unanimidad, el 14 de agosto, en California, al zurdo cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux (20-2-0, 13 KOs) en un aburrido y criticado combate por la falta de intercambios, que con 91 golpes rompió el récord de menos impactos en un combate, el anterior de 100.

Pocos minutos después de salir con el brazo en alto y ni corto ni perezoso, Casimero cargó con su habitual charlatanería contra Inoue e igualmente con su coterráneo, el también tagalo Nonito “El Flash” Donaire.

“Ahora quiero a Inoue y a (Nonito) Donaire, a los dos juntos”, dijo Casimero, con evidente fanfarronería, después de recibir el fallo arbitral ante Rigondeaux, en California. “Porque yo soy el verdadero ´monstruo´. Pero los dos me tienen miedo”.

Casimero e Inoue tenían previsto enfrentarse, en un pleito de unificación, antes que se desatara la pandemia del Covid-19. Posteriormente, ambos tomaron caminos diferentes y el enfrentamiento quedó en el limbo.

Por aquella época, en septiembre de 2020, después de anestesiar en el tercer asalto al ghanés Duke “El Exterminador” Micak, el hablador “Quadro Alas” Casimero lanzó sus dardos para provocar verbalmente al nipón.

“Inoue, vamos hombre. ¿Eres un monstruo? En realidad no lo eres”, dijo Casimero sonriente a los medios, después de quitarse el barbijo en el Mohegan Sun Casino, de Uncasville, Connecticut. “Eres solo una tortuga japonesa y me tienes miedo. !Vamos! !Tú eres el próximo!”

En junio pasado, Inoue, en otra convincente actuación, se impuso por la vía rápida en tres episodios al filipino zurdo Michael “Caliente y Picante” Dasmarinas, en el Virgin Hotels, de Las Vegas, donde hizo la segunda defensa del cetro de la AMB y la tercera del de la FIB.

Para Inoue fue la décima victoria consecutiva antes del límite con un fallo unánime, en sus 11 últimos ascensos al cuadrilátero. La decisión arbitral ocurrió versus Donaire, en la final de la Súper Serie Mundial (WBSS, en inglés), efectuada el 7 de noviembre, de 2019, en la ciudad japonesa de Saitama.

En forma respetuosa y sin alardes, Inoue, de 28 años, le ha respondido a Casimero, que no le tiene miedo y que cuando crucen guantes le demostrará quién realmente es el mejor de los dos, aunque previamente quiere que ambos cumplan sin subterfugios con los chequeos antidopaje y el control del peso.

“Si nos enfrentamos, quiero ganarle con las reglas del boxeo”, afirmó Inoue en las redes sociales, al responder a las declaraciones de Casimero. “Quiero asegurarme de que el peso y el dopaje estén bajo control. Y cuando eso se cumpla, quiero acabar con él antes que termine el año”.

Semanas atrás, parecía que Casimero y Donaire chocarían el 14 de agosto, después que Rigondeaux dio un paso al costado, para permitir el duelo entre los dos filipinos. Pero el pleito se fue por la borda, cuando “El Flash” se retiró alegando que “Quadro Alas” no cumplió con el proceso establecido para los controles antidopaje y, además, había proferido palabras ofensivas contra su esposa.

Por esos días, Inoue comentó que “puedo esperar. No tengo ningún problema con enfrentarme al ganador (entre Casimero y Donaire) y ratificar que soy el mejor peso gallo del mundo. Esos dos son los únicos rivales que tengo en mente”.

Campeón en tres divisiones, minimosca del Consejo Mundial (CMB), súpermosca (AMB) y también de peso gallo (AMB y FIB), Inoue fue elegido Púgil del Año, en 2014. Actualmente, es considerado en mejor de las 118 libras y figura en los primeros peldaños de la clasificación P4P (Libra por Libra). Es reconocido por su versatilidad y potencia de sus puños, que han aniquilado al 85 por ciento de sus rivales.

Facebook Comments