A estas alturas hay tal enredo, que nadie, absolutamente nadie, sabe cuándo y dónde se efectuará la pelea entre el astro estadounidense Teófimo López, poseedor de tres títulos de las 135 libras, y australiano George Kambosos Jr., decretado “retador obligatorio” por la Federación Internacional (FIB).

Inicialmente, el duelo entre los invictos “Mr. Brooklin” López (16-0-0, 12 KOs) y “El Feroz” Kambosos (19-0-0, 10 KOs) se programó para el 29 de mayo, más tarde se cambió para el 5 de junio, y luego para el 19 del propio mes. Pero poco tiempo antes de efectuarse el combate, cuando los fanáticos se frotaban las manos de satisfacción, apareció el coronavirus en el organismo del norteño y nuevamente hubo que colocar el pleito en compás de espera.

Hubo otro acuerdo para disputar el enfrentamiento el 14 de agosto, que era una fecha disponible y tentadora para ambas partes. No obstante, como era un pleito con Pago-Por-Evento (PPV), la compañía Triller Fight Club (TFC), que ganó la subasta para organizar la velada, propuso, y se aceptó por los dos campamentos, disputar la pelea el 11 de septiembre.

Ahora, surgieron las alarmas nuevamente en el grupo que respalda a López, pues TFC intenta disputar el combate a mediados de octubre en Australia. Además de los problemas relacionados con la situación del COVID-19 en la llamada Isla-Continente, el grupo legal del monarca, encabezados por el abogado Patrick English y el manager David McWater, presentaron una reclamación ante la FIB, que incluye una denuncia actualizada de todo lo ocurrido y expresa su descontento por reprogramar la pelea más allá de los términos originales de la licitación, que comprendía un plazo máximo de 90 días para que ambos púgiles cruzaran guantes.

Es apropiado recordar que en una subasta, efectuada el 25 de febrero, la empresa TFC obtuvo los derechos para organizar la pelea, después de presentar una oferta de $ 6 millones de dólares, ampliamente superior a la oferta de Matchroom Boxing y de Top Rank, que promueve a López, quien de todas formas se embolsará casi $ 4 millones, el pago más alto de su carrera. 

Después de las repetidas posposiciones, López todavía espera un contrato que le garantice su próximo enfrentamiento, pues el que tiene en su poder, y ambas partes firmaron, establece el pasado 5 de junio, como fecha del combate.   

“Los continuos retrasos de Triller están dañando mi carrera”, afirmó López ante la convulsa situación. “Dado que Kambosos es mi obligación, debo enfrentarlo antes de futuros combates. Si Triller hubiera promovido la pelea el 29 de mayo, el 5 de junio, el 14 de agosto o el 11 de septiembre, podría haber aceptado una pelea para diciembre. Todavía puedo hacerlo si Triller no cumple y aparece rápidamente otro postor interesado que promueva la pelea”.

La demanda, de 32 páginas, presentada ante la FIB expresa que “hacemos una distinción entre lo que debe hacer el señor López y lo que está dispuesto a hacer. No necesitamos discutir si el Sr. López debe aceptar una extensión, porque está dispuesto a hacerlo. Está dispuesto a reiniciar el reloj, por así decirlo, a partir de la fecha en que fue autorizado a pelear”.

En una de sus partes, el documento, refrendado por el jurista English, señala que TFC (tras la presencia del virus en López) propuso efectuar la pelea el 14 de agosto en el Madison Square Garden, de Nueva York, lo cual “para nosotros habría sido aceptable”, Luego lo cambió para el 11 de septiembre. Eso también habría sido aceptable. Ambas fechas caen dentro de los 90 días posteriores al reajuste del 29 de junio. Pero no se ofreció ningún contrato para ninguna de esas fechas”.

Sin embargo, el promotor Lou DiBella, que representa a Kambosos Jr. expresó el desacuerdo con los representantes de López, en cuanto a que el norteamericano tendría que reducir de peso durante una cuarentena ordenada por el gobierno australiano.

“Ese es un tema absurdo”, dijo DiBella al sitio en Internet de Sports Illustrated. “Australia se hubiera aislado si tuviera un brote de superiores proporciones al de los demás países”.

Y añadió: “Parte del argumento es que existe una gran incertidumbre. Pero adivinen qué, todos estamos viviendo tiempos de incertidumbre en este momento. Vamos, hombre (López), que estás ganando tres-cuatro millones de dólares”.

López, quien cumplió 24 años el 30 de julio, derrotó por unanimidad al ucraniano Vasily “Hi-Tech” Lomachenko, el 17 de octubre pasado, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, donde retuvo la corona de la FIB y arrebató al europeo las correspondientes a súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), las tres en las 135 libras.

Kambosos Jr., de 28, se impuso por fallo dividido al británico Lee “El Relámpago” Selby, el 31 de octubre de 2020, en Wembley, Inglaterra.

Facebook Comments