La pregunta del título es como el estribillo de una canción, que se repite previo a cada combate del astro mexicano Saúl “Canelo” Álvarez. Ciertamente, el púgil más mediático del momento, lo que obliga a sus asesores a revisar cuidadosamente cada detalle antes de elegir a un adversario.

En el grupo de candidatos con mayores posibilidades de enfrentar a Canelo aparecen dos estadounidenses: Caleb “Manos Dulces” Plant y el gemelo Jermall “El Sicario” Charlo, de acuerdo con declaraciones del empresario inglés Eddie Hearn y del entrenador mexicano Eddy Reynoso, jefe técnico de la preparación del pelirrojo mexicano, ratificadas también por el afamado púgil azteca, considerado por varios medios de prensa como el Mejor Libra por Libra (P4P) en la actualidad.

Plant (21-0-0, 12 KOs) ha sido durante las últimas semanas el objetivo primordial de Canelo (56-1-2, 38 KOs), debido a que posee la faja súpermediana de la Federación Internacional (FIB), la única que le falta para convertirse en rey indiscutido de las 168 libras, ya que el oriundo de Guadalajara ostenta las correspondientes al Consejo Mundial (CMB), la Organización Mundial (OMB) y la de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB).

Sin embargo, Hearn, en las últimas horas, Hearn, actual promotor de Canelo y máximo representante de la compañía Matchroom Boxing, dio un ultimátum al grupo de Plant para que decida si finalmente aceptará el pleito, señalado el 18 de septiembre, en una sede pendiente de definir.

Aunque hay un grupo de detalles no conocidos, cercanos a las dos partes afirman que las negociaciones están estancadas porque los representantes de Plant piden una suma superior a los $ 10 millones, mientras el ofrecimiento del grupo de Canelo oscila entre $ 6 y $ 8 millones, una cifra cercana a la que recibió el zurdo inglés Billy Joe Saunders, en duelo que abandonó tras ocho episodios, el 8 de mayo pasado, en el AT&T Stadium, de Dallas, Texas.

“Esta (con Plant) es la pelea que quiere Canelo”, dijo Hearn. “Quiere convertirse en campeón indiscutible. Pero al mismo tiempo, septiembre es su fecha y si la pelea con Plant no está disponible ahora y tiene que hacerse en diciembre o cuando sea, creo que la mentalidad de Canelo es mantener el impulso que ahora mismo tiene”.

No obstante, Hearn reconoció que existen discrepancias en lo que ellos proponen y lo que pide su contraparte. Asimismo expuso que si no se llega a un acuerdo en los próximos días, buscarán otras opciones (rivales) para septiembre, pues solo quedan escasos dos meses para montar todo el engranaje organizativo, incluida la promoción previa.

Debido a la complejidad de las negociaciones, en días recientes Eddy Reynoso aseguró que después de Plant, Canelo podría subir a las 175 libras, y buscar un combate ante Bivol y Beterbiev, dos adversarios realmente muy peligrosos.

La semana pasada, Reynoso, aseguró que después de Plant su pupilo podría subir a la división semipesada en busca del kirguizio Dmitry Bivol (18-0-0, 11 KOs) o del también invicto ruso Artur Beterbiev (16-0-0, 16 KOs), súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) el primero, y con las fajas del Consejo Mundial (CMB) y la Federación Internacional (FIB), el segundo.

“Lo más importante ahora son las negociaciones con la gente de Plant, con su promotor y llegar a un acuerdo. Esa es la pelea más importante que tenemos por delante y luego sí podremos ver y pensar en otros rivales”, afirmó Reynoso, en declaraciones a los medios.

Reynoso añadió que “si ganamos en septiembre, si es que se nos da la pelea con Caleb Plant, y unificamos, vamos a buscar a los dos en las 175 libras”.

CANELO VS PLANT, UN PLEITO LARGAMENTE ESPERADO

Desde mucho antes que el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez conquistara en 2018 el título súper mediano de la Asociación Mundial (AMB), los amantes de la disciplina ya mencionaban al estadounidense Caleb Plant como un lógico adversario, pues posee suficientes atributos para ofrecer un duelo de alto nivel ante el pelirrojo azteca.

A partir de ese triunfo de Canelo por nocaut técnico en el tercer asalto versus el canadiense Miguel “Rocky” Fielding, en el legendario Madison Square Garden, las especulaciones de verlos frente a Plant crecieron en la medida que el astro de Guadalajara incrementó su legado, que incluye títulos mundiales en cuatro divisiones diferentes.

A inicios del pasado año, cuando los representantes de Canelo buscaban un oponente para un combate en conmemoración del Cinco de Mayo, fiesta nacional mexicana, Plant apareció entre los posibles rivales, aunque los británicos Billy Joe “SuperB” Saunders y Callum “Mundo” Smith tenían las mayores opciones para obtener el puesto.

De acuerdo con Plant, decidió salir de la terna debido que durante ese lapso nunca recibió una oferta firme y, por otra parte, había finalizado un largo campamento para el combate versus el alemán Vincent Feigenbutz, al que derrotó por nocaut técnico en el décimo asalto, el 15 de febrero, en Nashville, Tennessee, donde el norteño hizo la segunda defensa del cetro de la Federación Internacional (FIB), en las 168 libras.

Entonces Plant, hoy con 28 años, ofreció una convincente demostración ante “El Rey del KO” Feigenbutz (31-3-0, 28 KOs), quien esa noche hizo su debut profesional en Estados Unidos y venía respaldado por una racha de 10 victorias consecutivas, nueve por la vía del cloroformo.

Sin embargo, el ascenso al cuadrilátero de Canelo se postergó debido a discrepancias con la promotora Golden Boy (GBP) y con la plataforma digital DAZN, de las que se separó en un acuerdo del que hasta el momento no se conocen los detalles económicos. Lo único que ha trascendido es que la estrella mexicana es agente libre, que le permite negociar cada uno de sus combates.

Con DAZN, Canelo había firmado por 11 peleas y $ 365 millones durante un período inicialmente previsto por cinco años, Se estableció en octubre de 2018 y dos meses más tarde hizo la primera aparición ante el canadiente Fielding.

Tras innumerables negociaciones, finalmente Canelo pactó con el zurdo inglés Callum “Mundo” Smith, entonces propietario de la faja de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), en peso súper mediano. Dominante y superior en todos los sentidos -excepto en alcance y estatura que favorecían al inglés-, Canelo obtuvo justa votación unánime, el 19 de diciembre, en el Alamodome, de San Antonio, Texas, donde igualmente se apropió del cinturón vacante del Consejo Mundial (CMB).

Más tarde, cuando el mundo del boxeo se frotaba las manos pensando que la figura de Canelo chocaría con el norteño Plant, el astro mexicano se decantó por el turco Avni “El Robot” Yildirim, quien fue designado retador obligatorio por el CMB, pero algunos expertos consideran que este pudo haber dado un paso al costado si hubiera recibido un fuerte incentivo monetario.

Tanto Canelo como Plant continuaron por sendas paralelas. El estadounidense venció unánime a su coterráneo Caleb “El Dorado” Truax en enero pasado, en la tercera defensa de la corona de la FIB. Y Canelo lo hizo en forma dramática versus Saunders. Despejado el camino de uno y otro, queda por ver si finalmente se encontrarán guantes por medio en el encordado.

CALEB PLANT: “CANELO Y YO QUEREMOS ENFRENTARNOS”

Al comentar sobre la posible pelea con Canelo, Plant expresó que “si le preguntas a cualquier campeón mundial, te dirá que no hay espacio suficiente para dos. Así que ese es el punto que tendremos que resolver él y yo”.

El 13 de enero de 2019, Plant conquistó la faja de la FIB en las 168 libras, al imponerse por fallo unánime al venezolano José “Bolivita” Uzcátegui, en el Microsoft Theater, de Los Ángeles, donde el derrotado cayó a la lona en el segundo y el cuarto asaltos, en tanto el estadounidense sufrió un corte en el ojo derecho, después de un impacto accidental de cabezas en el propio cuarto episodio.

“”Esta es una pelea que él (Canelo) y yo queremos”, enfatizó Plant. “En algún momento ambos vamos a vernos en el cuadrilátero como muchos fanáticos están pidiendo. Y puedo asegurar que al concluir el combate tendré mi mano levantada”.

Plant ha expresado en múltiples ocasiones no sólo interés en la pelea, sino que está convencido que derrotará al nacido hace 31 años, en Jalisco, Guadalajara.

“Siento que tengo todas las habilidades y la herramientas (para vencerlo)”, dijo Plant unos días atrás. “Siento que tengo la fortaleza mental, la dureza, el perro dentro de mí para entrar y hacer lo que tengo que hacer para que levanten mi mano”.

“Él (Plant) desea que Canelo sea el próximo”, señaló en un comunicado Premier Boxing Champions (PBC), la compañía que dirige Al Haymon y tiene en su establo a Plant.

En sintonía con Haymon, y en comentarios a la plataforma digital DAZN, el británico Hearn, quien ha trabajado con Canelo en sus últimas tres peleas desde que el tapatío se separó de Golden Boy Promotions (GBP), ha ratificado que “esa es la pelea que tiene que suceder por el bien del boxeo: el campeonato indiscutible de las 168 libras”.

Pero al mismo tiempo, Hearn reveló sus dudas en cuanto a la decisión que tomará el norteamericano: “es la pelea obligada, pero la gran interrogante es ¿qué va a hacer Caleb Plant”.

Facebook Comments