El 24 de septiembre, en la SSE Arena, de Wembley, donde se enfrentarán el local Anthony Joshua, dueño de tres coronas en la división pesada, y el invicto ucraniano Oleksandr Usyk, habrá un púgil, entre los miles de asistentes a ese duelo,que no se perderá ni un solo detalle de lo que ocurra sobre el encordado: Joe Joyce.

Con 35 años y oriundo de Londres, la capital del Reino Unido de Gran Bretaña, Joyce (12-0-0,11 KOs) primero tendrá que enfrentar al veterano africano, nacionalizado francés, Carlos Takam (39-5-1, 28 KOs), el 24 de julio, en la Wembley Arena, con capacidad para más de 12 mil espectadores. Del resultado del inglés depende su futuro inmediato.

Y Joyce exhibe un elevado optimismo de que saldrá con el brazo en alto, con lo cual se convierte en retador obligatorio del vencedor entre  “AJ” Joshua (24-1-0, 22 KOs) y “El Gato” Usyk (18-0-0, 13 KOs), quien abandonó la categoría crucero como rey indiscutido, al ostentar los cuatro títulos más importantes, correspondientes al Consejo Mundial (CMB), la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial (OMB).

Subcampeón de los Juegos Olímpicos, Río-2016, donde perdió en la final por reñida decisión dividida ante el francés Tony “El Conquistador” Yoka (10-0-0, 8 KOs), Joyce actualmente ocupa el segundo puesto en la clasificación de la OMB, detrás precisamente de Usyk, por lo que gane o pierda el ucraniano, el inglés ascenderá a la cima del ranking y será declarado oponente obligatorio del campeón, siempre y cuando doblegue a Takam.

Como ocurre en otras divisiones, también en la de los mastodontes han existido acuerdos, que se han visto frustrados por diferentes motivos y han dado lugar a nuevas negociaciones.

Quedó en el camino, al menos temporalmente, el soñado pleito por la afición británica entre los locales Joshua y Tyson “El Rey Gitano” Fury, que dejaría al vencedor como monarca indiscutido, con las cuatro coronas de la máxima división en su poder.

Para que Joshua y Tyson buscaran un pacto, tuvo que hacerse a un lado Usyk, entonces declarado retador obligatorio por la OMB. El ucraniano cedió su lugar mediante un acuerdo económico que no fue revelado, junto a la obligatoriedad de que el triunfador tenía que enfrentarlo en el siguiente ascenso al ring.

Pero todo se vino abajo, debido a un recurso legal presentado por el estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder, que tuvo resultado favorable en la corte y obliga a Fury a enfrentarse en la revancha con el norteño, tras vencerlo en el segundo de los combates, por nocaut técnico en el séptimo asalto, el 22 de febrero de 2020, en la Grand Garden Arena, del lujoso hotel y casino MGM, de Las Vegas.

Fury (30-0-1, 21 KOs)  y Wilder (42-1-1, 41 KOs) rivalizarán el 24 de julio, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, en lo que será la primera exposición del inglés de la faja del Consejo Mundial (CMB), que arrebató precisamente al nacido hace 35 años, en Tuscalosa, Alabama.

Eso obligó a que Joshua tuviera que cumplir con la disposición de la OMB, que le exigió cruzar guantes con Usyk, puntero de ese organismo en el listado de los pesos completos, como escribimos anteriormente. Y el compromiso para ambos, de que el ganador se las verá con Joyce, de imponerse éste a Takam.

“Juggernaut” Joyce, nacido en Londres, viene de anestesiar en el décimo episodio a su joven coterráneo Daniel “Dinamita” Dubois (16-1-0, 15 KOs), en Westminster, Inglaterra, donde el derrotado, que era considerado amplio favorito, cedió los títulos Plata del CMB y el Internacional de la OMB. 

Un fortísimo jab de izquierda del veterano Joyce, provocó una fractura en la cuenta del ojo izquierdo de Dubois, que le impidió continuar el combate.  El árbitro Ian John-Lewis finalizó las acciones cuando vio que se encontraba en mal estado.

“Siempre trabajo en el jab porque es el golpe más importante”, dijo Joyce al referirse a su victoria. “Cuando algo está funcionando y observas que los golpes llegan al rival, continuas con esa estrategia. Inicialmente no era el plan, porque teníamos previsto otras combinaciones”.

Takam, de 40 años y nacido en Camerún, suma cuatro victorias, la última por fallo unánime ante Jerry Forrest, el 9 de julio del pasado año, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Antes de esa racha favorable, Takam sufrió par de fracasos consecutivos, los dos antes del límite. El primero ante Joshua en el 10mo. asalto, en octubre de 2017, en Cardiff, Gales, y el segundo versus Dereck Chisora, en la 02 Arena, de Inglaterra, donde Takam sufrió dos caídas, ambas en el 8vo.

Facebook Comments