Aunque el tiempo es su principal verdugo, pues cumplirá 41 años el próximo 30 de septiembre, el zurdo cubano Guillermo Rigondeaux se hizo a un lado para permitir el duelo de unificación en las 118 libras, entre los filipinos Nonito Donaire y John Riel Casimero, monarcas del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB), respectivamente.

Según fuentes cercanas al doble campeón olímpico de la oriental provincia de Santiago de Cuba y radicado en Miami, “El Chacal” Rigondeaux, quien ostenta la faja “regular” de la Asociación Mundial (AMB),  aceptó una remuneración económica, no revelada, para permitir el combate entre los dos tagalos, junto al compromiso, de que el ganador lo enfrentará en el próximo ascenso al cuadrilátero.

El pleito Donaire-Casimero se efectuará el 14 de agosto, con transmisión por la cadena Showtime, y hace algunas horas se definió que tendrá por sede el Dignity Health Sports Park, en Carson, California.

Campeón en cuatro categorías, mosca, gallo, súpergallo y pluma, “El Relámpago” Donaire (41-6-0, 27 KOs) ganó el boleto para el pleito con su coterráneo, al anestesiar en el cuarto round, al francés Nordine Oubaali, el 29 de mayo, precisamente en la misma sede donde se efectuará el venidero enfrentamiento entre los dos asiáticos.

De guardia zurda, Oubaali (17-1-0, 12 KOs perdió el invicto y la corona en la tercera exposición del cinturón orinegro, que ostentaba desde enero de 2019, cuando se encontraba vacante y se impuso por unanimidad al estadounidense Rau´shee Warren, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Nacido hace 32 años en la ciudad de Ormoc, Casimero (30-4-0, 21 KOs) suma seis nocauts consecutivos, el más reciente en el tercer asalto al ghanés Duke “El Exterminador” Micah, el 26 de septiembre del año pasado, en el Mohegan Sun Casino, de Uncasville, Connecticut.

Casimero se adueñó de la corona de las 118 libras de la OMB al anestesiar, también en el tercer rollo, al zurdo surafricano Zolani “El Último Nacido” Tete, el 30 de noviembre de 2019, en Birmingham, Inglaterra., donde el africano besó la lona en par de ocasiones en ese fatídico episodio. Tete (28-4-0, 21 KOs) sucumbió en la cuarta exposición del título.

Desde hace casi cuatro años, Casimero no conoce el fracaso. Fue su coterráneo Jonas “El Zorro” Sultan, quien lo venció por unanimidad, el 16 de septiembre de 2017, en la ciudad de Cebu, Filipinas.

En una reciente entrevista, que se transmitió en video, Donaire expresó que a pesar del paso de los años, mostró ante Oubaali que se encuentra en excelentes condiciones físicas y mentales, y que su objetivo es derrotar a Casimero y después buscar la revancha ante el japonés Naoya “El Monstruo” Inoue, con el propósito de ostentar los cuatro títulos más importantes de la división.

“En última instancia, mi objetivo es obtener ese cinturón (de Casimero) y luego pelear contra Inoue por la revancha y ser (campeón) indiscutido”, dijo Donaire ante la cámara. “Ese es el objetivo principal, ese es mi gran propósito, de verdad”.

Al referirse a la posibilidad de que el próximo combate sea más difícil que el que efectuó ante Ouballi, Donaire precisó que el francés mostró buena técnica, pero Casimero es reconocido como un peleador fuerte con gran pegada. Sin embargo, subrayó que “tengo la capacidad para noquear a cualquiera. Si lo hice en 126 (libras),  no tengo dudas que puedo hacer lo mismo ahora en 118”.

Sobre el segundo enfrentamiento ante Inoue, Donaire recalcó que “ese es mi gran deseo,  pero tengo que enfocar mi mente que debo dar un paso a la vez. Primero debo concentrarme al ciento por ciento contra el rival del 14 de agosto (Casimero), salir victorioso y luego pasar al siguiente nivel (Inoue)”.

Donaire e Inoue efectuaron un combate épico, de constantes intercambios, que concluyó con triunfo unánime para el nipón en la final de la categoría gallo de la Súper Serie Mundial (WBSS, en inglés), el 7 de noviembre de 2019, en Saitama, Japón, pleito que fue candidato a Pelea del Año, por la intensidad y excelente técnica de ambos contendientes.

Recientemente, Inoue aplicó el cloroformo en el tercer asalto al también púgil de guardia zurda, el filipilino Michael “Caliente y Picante” Dasmarinas, el 19 de junio, en el Virgin Hotels, de las Las Vegas, donde el japonés hizo la 3ra defensa del cinturón de la Federación Internacional (FIB) y el 2do. de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB).

El triunfo fue el décimo por la vía del sueño en los últimos 11 combates de Inoue. En esa formidable racha, solo Donaire ha escapado a la potencia de sus puños, lo que incrementa el interés por el choque de revancha, siempre que el filipino salga con el brazo en alto ante su paisano Casimero.

Facebook Comments