Al observar su vertiginoso ascenso y espectaculares resultados, es irrebatible que el zurdo estadounidense Gervonta “El Tanque” Davis posee un talento especial para el boxeo, que ha demostrado con 24 triunfos en las filas rentadas, 23 de ellos antes del límite y títulos mundiales en dos divisiones diferentes.

Nacido hace 26 años en Baltimore, Maryland, Davis decidió, junto a su equipo de trabajo, dar un riesgoso salto ascendente de dos de divisiones y enfrentarse al mexicano Mario “El Azteca” Barrios, quien desde septiembre de 2019 ostenta la faja “regular” de la Asociación Mundial (AMB) en las 140 libras.

Varios expertos han insistido en que Davis tendrá un duro escollo en el también imbatido Barrios (26-0-0, 17 KOs), un rival que lo aventaja en casi cinco pulgadas de estatura y otras cuatro en alcance de sus brazos.

Pero Davis le resta importancia al tema de la estatura, porque “voy a salir y demostrar que la diferencia de tamaño no importa. En mi última pelea, la gente se quejó de que (el mexicano) Leo Santa Cruz era demasiado pequeño. Estoy tratando de perseguir la grandeza, así que voy a vencer a quien me pongan delante”.

Cuatro años atrás, el 14 de enero de 2017, Davis, entonces con 22 años y tres meses, se convirtió en el estadounidense más joven en tener una faja mundial, al aplicar el cloroformo en el séptimo asalto, al puertorriqueño José “El Francotirador” Pedraza, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el boricua hacía la cuarta exposición del centro de las 130 libras.

Sin embargo, siete meses después el norteño perdió el título por incumplir con la báscula, un día antes de enfrentar al costarricense Francisco Fonseca, a quien noqueó en el octavo round, el 26 de agosto, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Como prueba de la potencia de sus puños, el zurdo Davis obtuvo otro cinturón mundial, el de súper campeón de la AMB, que se encontraba en poder del argentino Jesús “El Jinete” Cuéllar, al que derrotó por nocaut técnico en el tercer episodio, el 21 de abril de 2018, en el Barclays Center. Durante la pelea, el sudamericano besó la lona en el segundo y par de veces en el tercero, cuando el árbitro Benjy Estevez finalizó las acciones.

El pasado año y gracias a sus habilidades y fortaleza en sus impactos, Davis se alzó con la faja de peso ligero (135 libras) de la AMB, al anestesiar en seis asaltos al mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz, el 21 de octubre del pasado año, en el Alamodome, de San Antonio, Texas, donde solamente marcó 129 libras y media en la báscula el día previo.

Davis afirma que los mejores púgiles de las 135 libras tienen compromisos cercanos o no están interesados en cruzar guantes con él, por lo que dirigió sus pasos hacia Barrios, un rival que lo aventaja en cinco pulgadas de estatura y cuatro en alcance e igualmente con una pegada respetable, que ha demostrado al finalizar 17 de sus 26 pleitos por la vía del cloroformo.

Es preciso mencionar que el escocés Josh “El Tornado de Tartán” Taylor (18-0-0, 13 KOs) hace pocos días se adueñó de los cuatro cinturones en la categoría súperligera, al vencer unánime en duelo de unificación, al estadounidense, descendiente de mexicanos, José Carlos “El Jaguar” Ramírez (26-1-0, 17 KOs), el 22 de mayo, en el Virgin Hotel, de Las Vegas.

Ahora Taylor, de 24 años y nacido en Edimburgo, Escocia, ostenta las cuatro coronas más importantes de las 140 libras: súper campeón de la AMB y monarca del Consejo Mundial (CMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial (OMB).

Después del histórico triunfo de Taylor -primer escocés en poseer las cuatro fajas en una misma división-, le preguntaron a Davis si pensaba guiar sus pasos hacia el ahora rey indiscutido de las 140 libras.

“Ni siquiera estoy pensando en eso”, respondió Davis a Fight Hype. “El foco principal es Mario Barrios, pero si mi equipo lo decide, estoy totalmente de acuerdo. Mi objetivo es ser el mejor boxeador de la división y para eso debo derrotar a los mejores”.

Al referirse al combate versus Barrios, Davis expresó que tiene un gran optimismo en que saldrá victorioso y para conseguirlo ha realizado una gran preparación ante la posibilidad de convertirse en monarca en tres categorías diferentes.

“Subir a las 140 libras es un gran desafío, pero he estado trabajando duro en el campamento y estaré listo”, dijo Davis. “Debo reconocer que Barrios es un gran campeón, pero al mismo tiempo estoy convencido que nunca se ha enfrentado a un rival como yo”.

Barrios, de 26 años y nacido en San Antonio, Texas, conquistó el título vacante de la AMB, al vencer unánime al entonces invicto zurdo uzbeko Batyr Akhmedov (8-1-0, 7 KOs), el 28 de septiembre de 2019, en el Staples Center, de Los Ángeles, donde el europeo fue a la lona en el 4to y el 12mo. asaltos.

Aunque es consciente que el norteamericano parte como favorito, Barrios afirmó que este combate por la cadena Showtime y bajo el sistema de per-per-view (pague por ver), es un sueño hecho realidad y una gran oportunidad que aprovechará al máximo.

Sobre su oponente expresó: “Gervonta es un campeón libra por libra y será un honor compartir el ring con él. Esta pelea, programada en un gran escenario, me permitirá demostrar mi calidad y adelanto que voy a sorprender al mundo. A todos mis fanáticos mexicanos, les voy a obsequiar esta histórica victoria”.

En su más reciente pleito, Barrios necesitó sólo seis asaltos para doblegar al estadounidense Ryan “El Vaquero” Karl, en el Alamodome, de San Antonio, en lo que significó la primera defensa de la faja de las 140 libras.

Facebook Comments