Como una tromba irrumpió el mexicano Jaime Munguía en el boxeo rentado en 2013 y ahora después casi siete años entre los encordados, su nombre aparece entre los más sobresalientes de la división mediana.

Tan brillante ha sido la carrera del imbatido Munguía (36-0-0, 29 KOs), que ya ocupa el primer lugar en las clasificaciones del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB), así como el cuarto en la Federación Internacional (FIB) y el sexto en la Asociación Mundial (AMB),

Antes, durante su travesía por la categoría súper welter (154 libras), Munguía, de 24 años, conquistó el título de la OMB en mayo de 2018, tras propinar nocaut técnico en el cuarto episodio al estadounidense Sadam “World Kid” Ali, al que le propinó dos derribos en el asalto de apertura, otro en el segundo y el último en el cuarto, cuando el árbitro Gary Rosato detuvo el desigual combate, transcurrido 1:02 minutos de esa fracción.

Pero después de cinco exitosas defensas, Munguía saltó hacia la división de peso medio (160 libras), donde hay una pléyade de excelentes púgiles, que de seguro se convertirán en duros obstáculos a los que tendrá que vencer para lograr la consagración definitiva.

En ese selecto grupo aparecen, por trayectoria y resultados, el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez (aunque todo indica que el traspaso hacia los súper medianos será definitivo), el kazajo Gennadi “GGG” Golovkin, el japonés Ryota Murata, y los estadounidenses Demetrius “Boo Boo” Andrade, el gemelo Jermall “El Sicario” Charlo y Daniel “El Hombre del Milagro” Jacobs, entre los más renombrados.

Pero el azar le ha estado jugando una mala pasada a Munguía en las últimas semanas. Primero tenía señalado pleito ante el experimentado polaco de 31 años Maciej “Striczu” Sulecki (29-2-0, 11 KOs), el próximo 24 de abril, en el Don Haskin Center, de la Universidad de Texas, pero el europeo sufrió una lesión durante los entrenamientos y la promotora Golden Boy Promotions (GBP) tuvo que hacer gestiones de urgencia para encontrar otro rival.

El problema GBP lo solucionó temporalmente al lograr un pacto con el norteamericano D´Mitrius Ballard (20-0-1, 13 KOs) para la misma fecha y sede. Sin embargo, en las últimas horas, se informó que “Big Meech” Ballard, de 28 años y oriundo de Temple Hills, Maryland, también había sufrido un trauma en la preparación y no podrá asumir el compromiso vs Munguía.

Aunque se había comentado la posibilidad de buscar otro oponente de emergencia, GBP lo descartó y el propio Munguía lo dejó saber en un mensaje de texto a la revista especializada The Ring: “Esperando por una nueva fecha”, escribió el propio boxeador.

Ballard venía de un empate con el zurdo brasileño Yamaguchi Falcao (16-1-1, 7 KOs), el 5 de diciembre de 2019, en El Hangar, de Costa Mesa, California, donde disputaron la faja vacante mediana de la Federación de Norteamérica (NABF, siglas en inglés).

Munguía estaba esperanzado en derrotar a Sulecki (o a Ballard), para entrar en la burbuja del campeón de la OMB, el norteamericano Demetrius “Boo Boo” Andrade (29-0-0, 18 KOs), quien chocará con el galés Liam “La Máquina” Williams (23-2-1, 18 KOs), el próximo sábado 17 de abril, en el Seminole Hard Rock Hotel y Casino, de Hollywood, Florida, donde el monarca expondrá por cuarta ocasión el cinturón del orbe.

En su más reciente ascenso al cuadrilátero, Munguía se impuso en seis asaltos al bahamés, radicado en Georgia, Estados Unidos, Tureano Johnson, que le sirvió al bisoño mexicano para conquistar el título vacante Intercontinental de la OMB, en Indio, California. 

Un profundo y peligroso corte en el labio, obligó al árbitro Raúl Caíz Sr. a detener las acciones, después de escuchar la evaluación médica. A Johnson no se le permitió continuar después de finalizado el sexto episodio.

Facebook Comments