La división mediana (160) y la inmediata superior (168) se asemejan a una gigantesca olla de presión. Los retos de las principales figuras de una y otra categoría van en todas direcciones, aunque varios de los encartados buscan más la publicidad que un pleito real.

En los medianos hay una amalgama de excelentes púgiles, algunos de ellos auto-erigidos en “el mejor del mundo”, sin que se hayan expuesto a las habilidades de otros, igualmente con talento y exitosas trayectorias.

La relación de extraclases en las 160 libras incluye, entre otros, al mexicano Saúl “Canelo” Álvarez (55-1-2, 37 KOs), al japonés Ryota Murata (16-2-0, 13 KOs), al kasajo Gennady “GGG” Golovkin y a los estadounidenses Jermal “El Sicario” Charlo (31-0-0, 22 KOs), Demetrius “Boo Boo” Andrade (29-0-0, 18 KOs), Daniel “El Hombre del Milagro” Jacobs (37-3-0, 30 KOs) y Jaime Munguía (36-0-0, 29 KOs), así como al británico Chris Eubank Jr. (29-2-0, 22 KOs).

Desde hace varias semanas, el gemelo estadounidense Jermall Charlo, monarca del Consejo Mundial en peso mediano, lanza diatribas a diestra y siniestra, pero al mismo tiempo es blanco de los comentarios de otros contendientes de la misma categoría, lo que usualmente crea un enorme revuelo en las redes sociales.

Invicto en 31 combates, 22 de ellos finalizados por la vía del cloroformo, Charlo, de 30 años, se cansó de enviar señales al astro mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, reconocido “campeón franquicia” del CMB en junio 2019, quien ignoró las pretensiones del norteño y nunca ha dado una respuesta precisa y contundente a aquellos reclamos.

El pelirrojo mexicano se adueñó de esa misma faja, tras doblegar unánime a Daniel Jacobs, el 4 de mayo de 2019, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas, donde el azteca quedó con las fajas de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), de la Federación Internacional (FIB) y del CMB, en las 160.

La inesperada designación del CMB a Canelo abrió las puertas a Charlo, entonces monarca interino, para ser propietario del título regular de ese organismo sancionador. Pero a partir de ahí el astro azteca ha hecho caso omiso de todas y cada una de las amenazas e insultos del nacido en Houston, Texas.

Repitiendo el libreto, Charlo estimuló a sus seguidores de Internet, tras la victoria por la vía del sueño en solo tres asaltos del nacido en Guadalajara frente al turco Avni “Mr. Robot” Yildirim, el 27 de febrero, en el Hard Rock Stadium, de Miami Lakes, en el sur de Florida.

“Canelo nunca me dio ningún contrato”, dijo Charlo en Instagram Live, después que algunos comentarios sostenían que el estadounidense rechazó la oportunidad de vérselas con el mexicano. “Yo nunca he esquivado a Canelo. Al contrario. ¿Por qué haría algo así? Estados Unidos necesita un nuevo dios del botín. Esa pelea levantaría (económicamente) a toda mi familia”.

Monarca en cuatro categorías, cuando le preguntaron si estaba en sus planes enfrentar a Charlo, Canelo respondió que es una posibilidad y “la pelea contra Jermall Charlo tiene que pasar. A él, como a todos mis rivales, siempre los respeto, les doy todo el respeto que se merecen”.

Un problema real es que ya Canelo ha descartado descender nuevamente a la división mediana, por lo que Charlo tendría que escalar hacia la súper mediana si desea rivalizar con el azteca.

Por otra parte, Canelo ya tiene contrato para pelear contra el zurdo inglés Billy Joe “SuperB” Saunders (30-0-0, 14 KOs), el 8 de mayo, en el AT&T Stadium, de Arlington, Texas, sede de los Dallas Cowboys, en una reyerta de reunificación de títulos en las 168 libras, pues al de súper campeón de la AMB y del CMB, que posee el azteca, estará también en juego el de la OMB, que ostenta el británico.

JERMALL CHARLO CAMBIA DE RUMBO

Con estos tejes y manejes, e igualmente firmas de contratos, que obliga a un replanteo de los objetivos, el gemelo Charlo decidió cambiar el rumbo de sus planes inmediatos y ahora se ha enfocado en el kazajo Gennady Golovkin.

“¿Dónde demonios está GGG”, expresó Charlo a Last Stand Podcast. “¿Por qué nadie está hablando de él? Si sigue siendo un peleador de élite y no puedo tener a Canelo, al menos puedo buscar a GGG”.

Nacido en Karaganda, Kazajastán y radicado en Los Ángeles, California, Golovkin venció por abandono en siete asaltos al polaco Kamil Szeremeta, el pasado 18 de diciembre, en el Seminole Hard Rock y Casino, de Hollywood, condado de Broward, en el sur del estrecho de Florida, donde el kazajo hizo la primera defensa del título mediano de la Federación Internacional (FIB).

Facebook Comments