Convincente. Preciso. Dominante. Así puede catalogarse el desempeño de la puertorriqueña Amanda Serrano frente a la argentina Daniela Bermúdez, el 25 de marzo, en la Plaza del Quinto Centenario, en el llamado Viejo San Juan, de la capital boricua.

Dueña de la situación durante todo el pleito, “The Real Deal” Serrano llegó a 40 triunfos en su exitosa carrera profesional, 26 en forma consecutiva, al tiempo que retuvo las fajas del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB) y añadió la correspondiente a la menos reconocida de la Organización Internacional (OIB).

Dos fulminantes impactos al cuerpo de Bermúdez en el noveno capítulo decidieron el duelo. Tras algunos intercambios en ese episodio, favorables a la caribeña, la nacida en la Isla del Encanto y residente en Nueva York, llegó con un fuerte izquierdazo a la zona hepática y a continuación pegó también con su derecha en el área blanda, al costado del estómago de la sudamericana.

Los dos golpes dejaron a Bermúdez (29-4-3, 10 KOs) sin aliento. Retrocedió unos pasos en busca de recuperación, pero las fuerzas no le respondieron. Entonces puso la rodilla sobre el tapiz, se apoyó en sus dos puños y allí quedó, mientras el árbitro Roberto Ramírez Jr. hacía la cuenta durante 10 segundos y daba por terminado el pleito, después de 1:33 minutos de esa fracción.

“Sabía que podía ganar y que tenía más fuerza que ella”, dijo Serrano, quien ha sido campeona en siete divisiones. “Quería demostrarle a mis compatriotas que vinieron hasta acá que podía ganar. Sabíamos que era dura. Es latina, de Argentina y sabemos que la boxeadores argentinas son duras y ella estaba bien preparada. Le pegué duro al cuerpo”.

En el último tramo del pleito, Serrano tuvo que combatir sin las orientaciones de Jordan Maldonado, su entrenador principal, quien fue expulsado por Ramírez Jr., tras continuas alegaciones del técnico, de que Bermúdez pegó en varias ocasiones después del sonido de la campana.

“No dejé que (la expulsión) me molestara”, explicó Serrano. “Tengo un gran equipo, tengo a Gary Stark Sr. que trabaja con Jordan”.

Nacida hace 32 años en el municipio de Carolina y residente en Brooklyn, Nueva York, Serrano es considerada en la quinta posición entre las Mejores Libra por Libra (P4P), de acuerdo con la revista especializada The Ring.

En el más reciente combate, que se celebró en peso acordado (catchweight), Serrano anestesió en el primer asalto a la dominicana Dahiana Santana, el 16 de diciembre último, en el hotel Catalonia, de Santo Domingo, principal urbe de la República Dominicana.

Serrano y Santana se habían enfrentado tres años antes, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde la boricua también aplicó el cloroformo a la quisqueyana en el octavo capítulo, cuando lucharon por la corona vacante de la Organización Mundial (OMB), en las 118 libras (peso gallo).

Poco antes de concretarse la pelea entre Serrano y Bermúdez, el Consejo Mundial (CMB) elevó a la puertorriqueña de monarca interina a campeona absoluta, tras declarar la canadiense Jelena Mrdjenovich, que no estaba lista para enfrentarse a Serrano.

El CMB había ordenado el combate de unificación entre Serrano y Mrdjenovich, con un plazo hasta el 5 de febrero de este año para llegar a un pacto, pero ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, se reconoció a Serrano como dueña del cinturón oro y negro de las 126 libras, a Mrdjenovich Campeona Emérita, y a Bermúdez retadora obligatoria.

El único fracaso de Serrano se lo infligió la sueca, ya retirada, Frida “La Chica Dorada” Wallberg, el 27 de abril, de 2012, en Linkoping, Suecia. Al año siguiente, Wallberg sucumbió por nocaut en el octavo asalto versus la australiana Diana Prazak, en Estocolmo.

Aunque se levantó y caminó por sus propios pies hacia la esquina, después perdió el conocimiento, fue trasladada a un hospital de la capital sueca, donde sufrió una hemorragia cerebral, que la obligó a colgar los guantes definitivamente.

La argentina Bermúdez, de 31 años, oriunda de Villa Gobernador Gálvez y asentada en Rosario, fue campeona súper mosca (115) de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial (OMB), también en la categoría gallo (118) de la AMB y la OMB, e igualmente de la FIB en las 122 libras (súper gallo).

Bermúdez sumaba 13 victorias y un empate, en los últimos 14 ascensos al cuadrilátero. Venía de doblegar en el décimo episodio a su coterránea Cintia “La Panterita” Castillo, el 4 de diciembre pasado, en la localidad de Zavalla, de la provincia de Santa Fe.

Su último fracaso ocurrió el 26 de abril de 2014 ante la también argentina Yesica “La Tuti”  Bopp, en la ciudad de Río Grande, en la provincia de Tierra del Fuego.

SERRANO: “QUIERO TODAS LAS CORONAS DE LA DIVISION PLUMA”

Finalizado el combate, Serrano precisó su próximo objetivo: “Quiero tener todos los títulos de la división. Quiero ser el primer boxeador (hombre o mujer) campeón indiscutible de Puerto Rico”.

Para cumplir esa meta, Serrano (40-1-1, 30 KOs) tendrá que vencer a la veterana canadiense de 38 años Jelena Mrdjenovich (41-10-2, 19 KOs), monarca de la Asociación Mundial (AMB), así como a la danesa Sarah Mahfoud (10-0-0, 3 KOs), dueña del cinturón de la Federación Internacional (FIB).

Mahfoud, de 31 años y nacida en las Islas Faroes, recibió el título “regular” de ese organismo, el pasado 16 de julio, después de ganar la faja interina cinco meses antes, por triunfo unánime ante la argentina Brenda “La Pumita” Carvajal, en Copenhague, capital de Dinamarca.

Facebook Comments