El estadounidense Joe Smith buscará la corona vacante semipesada de la Organización Mundial (OMB), en duelo frente al ruso Maxim Vlasov, el 10 de abril, en el Osage Casino, de Tulsa, Oklahoma, que será transmitido por la cadena ESPN.

Y de salir airoso el norteño, habrá despejado el camino para un pleito de unificación frente al también ruso Artur Beterbiev (16-0-0, 16 KOs), doble monarca de la categoría semipesada (175 libras) y propietario actual de coronas del Consejo Mundial (CMB) y la Federación Internacional (FIB).

Con par de victorias en sus pleitos más recientes, “La Bestia” Smith (26-3-0, 21 KOs) ha logrado cambiar el criterio de muchos de sus detractores, después de la impresionante victoria por nocaut técnico en el noveno asalto, ante el veterano colombiano Eleider “La Tormenta” Álvarez (25-2-0, 13 KOs), el 22 de agosto pasado, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

“La mayoría de la gente ha visto las grandes habilidades que tengo para el boxeo”, dijo Smith al evaluar el triunfo sobre Álvarez, quien lo precedía en la clasificación y nunca había sido noqueado en peleas de eliminación. “Han podido observar que no soy un tipo de un solo golpe o de un golpe de suerte”.

Esa impresionante victoria sobre Álvarez, asentado en Canadá, lo catapultó hacia la cima del ranking de la OMB, con lo cual se le abrieron las puertas para disputar el cetro al que renunció el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez (55-1-2, 37 KOs), ahora establecido en la división súper mediana (168).

El pelirrojo mexicano unificará los títulos del Consejo Mundial (CMB) y de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), junto al de la Organización Mundial (OMB), que posee su rival, el invicto inglés Billy Joe “SuperB” Saunders (30-0-0, 14 KOs), en combate previsto en el AT&T Stadium, de Arlington, Texas, donde se espera alrededor de 70 mil espectadores, la mayor multitud en Estados Unidos, desde que comenzó la pandemia del COVID-19.

Al referirse al enfrentamiento versus Vlasov (45-3-0, 26 KOs), Smith reconoció que la pelea tiene un gran significado para sus aspiraciones futuras. “Necesito realizar un buen combate como hice contra Álvarez, un ex campeón mundial. Fue algo importante que debo repetir porque quiero pelear contra los mejores”.

Para Smith Jr., de 31 años, será el segundo intento de coronarse en su carrera profesional, después de un fallido intento en marzo de 2019, cuando sucumbió unánime ante el kirguizio Dmitry Bivol (17-0-0, 11 KOs), en Verona, Nueva York, donde el europeo hizo la quinta defensa del cinturón semipesado de la Asociación Mundial (AMB).

Dada las habilidades de Smith Jr. y las dos convincentes victorias que obtuvo el pasado año, ahora parte con la etiqueta de favorito frente a Vlasov, un púgil sin dudas inferior a Bivol, en cuanto a rapidez, defensa y talento en general.

Más allá del triunfo, que lo catapultó hacia la cima de la OMB en las 175 libras, Smith Jr. recibió innumerables elogios por su desenvolvimiento frente a un púgil que dos años antes había aplicado el cloroformo en el séptimo episodio al ruso Sergey “El Triturador” Kovalev, en el Hard Rock, de Nueva Jersey, donde estaba en disputa el título vacante del mencionado organismo.

Sobre la victoria ante Álvarez, Smith Jr. explicó que “vi su pelea con Kovalev y nos dimos cuenta que el ruso abrió el camino para salir derrotado. Sabía que tenía que trabajar fuerte , lanzar muchos golpes y además hacer un boxeo técnico, porque él (Álvarez) tiene una gran mano derecha. Seguí mi plan táctico y logré un importante triunfo”.

Han transcurrido más de cuatro años desde que el nombre de Smith Jr. recibió amplios titulares, al doblegar por nocaut técnico en el octavo round, al estadounidense Bernard “El Extraterrestre” Hopkins, un seguro Salón de la Fama, el 17 de diciembre, de 2016, en El Forum, de Inglewood, California.

Para Hopkins, entonces con 55 años, fue la despedida del boxeo, tras una exitosa carrera, que incluye 10 años como monarca mundial de peso mediano, con un récord de 20 defensas del título, que inexorablemente lo conducirá hacia el Salón de la Fama del boxeo internacional, con sede en Canastota, Nueva York.

“Tengo una enorme motivación para el combate ante Vlasov y, además, estoy orgulloso de lo que he logrado en mi carrera”, precisó Smith Jr. “Confío en que regresaré a casa el 10 de abril con el cinturón mundial y después continuaré con mi objetivo de unificar títulos y demostrar que soy el mejor peso semipesado del mundo”.

Después que Beterbiev anestesió en el décimo asalto al zurdo ruso-alemán Adam Deines (19-2-1, 10 KOs), el pasado 20 de marzo, se incrementaron las posibilidades de Smith Jr. cruce guantes con Beterbiev, ya que ambos son co-promocionados por la empresa Top Rank.

Sobre la posible reyerta frente a Beterbiev, Smith Jr. expresó a BoxingScene que “si pueden hacer que suceda, definitivamente lo estaré esperando. Creo que definitivamente sería una gran pelea y entonces podremos saber quién es el mejor de la división”.

Smith Jr., de 31 años y nacido en Long Island, Nueva York, reconoció que si se enfrentan, Beterbiev tendría de su lado la mayor potencia, “porque es un tipo fuerte, pero nunca lo he visto lucir bien en el boxeo. Ha tenido una sola pelea en la que realmente le doy crédito. Pero los demás muchachos con los que ha peleado ni siquiera están entre los 10 mejores”.

Facebook Comments