Con un ataque quirúrgico de principio a fin, que desgastó a su rival, el invicto joven Vergil Ortíz noqueó en el séptimo asalto al ex campeón mundial, también estadounidense, Maurice Hooker, el 20 de marzo, en la Dickies Arena, de Forth Worth, Texas, donde disputaron la faja Internacional welter de la Organización Mundial (OMB).

Fue la decimoséptima victoria consecutiva por la vía del sueño para el Junior Ortíz (17-0-0, 17 KOs) en los cuadriláteros profesionales y un mensaje rotundo para las grandes figuras de las 147 libras, entre ellas los imbatidos Terence “Bud” Crawford (37-0-0, 28 KOs), actual monarca de ese organismo, y para Errol “La Verdad” Spence Jr. (27-0-0, 21 KOs), doble titular del Consejo Mundial (CMB) y de la Federación Internacional (FIB), ambos presentes en la velada en Texas.

Al concluir el pleito, a Ortíz Jr., de solo 22 años, le preguntaron si tiene en mente enfrentar a Crawford, 11 años mayor. “Si me dan la oportunidad, estoy más que dispuesto a pelear contra él. Quiero a cualquiera en la cima, cualquiera que me permita demostrar que soy el mejor en la división de peso welter”.

En la categoría de 147 libras se encuentran otras renombradas figuras como el filipino Manny “PacMan” Pacquiao, campeón en receso de la Asociación Mundial (AMB), así como el actual súpercampeón, el cubano Yordenis Ugás, junto al experimentado norteño Shawn “Showtime” Porter, ocupante del primer lugar en las clasificaciones del CMB y la OMB, y segundo en la FIB.

Ortíz Jr. y “El Poderoso Hooker (27-2-3, 18 KOs), ambos nacidos en Dallas, Texas, intercambiaron casi desde el campanazo inicial. Pero la potencia de los golpes al cuerpo propinados por Ortíz, extrajeron las reservas físicas de su rival.

Casi en el cierre del sexto episodio, una seguidilla de golpes a la cabeza y las zonas blandas derribaron a Hooker en una esquina neutral. Ni corto ni perezoso, el árbitro Laurence Cole hizo la cuenta protectora. Se levantó en buenas condiciones Hooker y continuó cruzando metralla con Ortíz hasta que sonó el gong. Pero ya estaba herido “mortalmente”.

Para el séptimo salió Ortíz Jr. como un bólido con la intención de poner punto de cierre al pleito. No rechazó el intercambio su adversario y pocos segundos después de iniciada la fracción, otra seguidilla de impactos de Ortíz enviaron a Hooker hacia el tapiz sin posibilidad de levantarse. Habían transcurrido 36 segundos, cuando el réferi Cole decretó el fin de las acciones.

A pesar de su corta edad, Ortíz posee varios atributos que deben conducirlo a llegar a la cima de la difícil división welter: potencia aniquilante en sus puños, elevada estatura y juventud, con lo cual podría conquistar el título en algunos de los principales organismos mundiales.

Sobre el posible enfrentamiento ante su connacional Terence Crawford, dueño del cinturón welter de la OMB, Ortíz Jr. había adelantado horas antes del combate vs Hooker que “creo que es más que una posibilidad. Es inevitable si gano y me apropio del cinturón internacional de ese organismo”.

En ese intercambio con los medios, Ortíz Jr. señaló que han existido conversaciones entre Oscar De La Hoya (Golden Boy Promotions) y Bob Arum (Top Rank)  para que choque contra Crawford, aunque reconoció que primero debía franquear la barrera que significa Hooker.

“Estoy bastante seguro que si derroto a Hooker, ellos (Arum y Top Rank) querrán el desquite por intermedio de Crawford”, puntualizó Ortíz Jr. “Tengo un 99 por ciento de certeza que esa pelea ocurrirá antes que finalice este año. He combatido contra algunos chicos muy buenos y estoy listo para hacerlo ante los mejores”.

Hace tres años, Hooker se adueñó del título vacante súper ligero de la Organización Mundial (OMB), por fallo dividido ante el zurdo inglés Terry “Turbo” Flanagan, en la Manchester Arena, de Londres, capital de Inglaterra.

El único revés de Hooker se lo infligió, por nocaut técnico en el sexto asalto, su coterráneo José Carlos “El Jaguar” Ramírez (26-0-0, 17 KOs), en duelo de unificación, efectuado el 27 de julio de 2019, en Arlington, Texas, donde el derrotado besó la lona en el episodio de apertura.

En consecuencia, Ramírez retuvo el cinturón orinegro del Consejo Mundial (CMB), mientras Hooker perdió el correspondiente a la Organización Mundial (OMB), en la tercera disputa, después de haberlo alcanzado ante Flanagan.

Facebook Comments