Para cualquier púgil, cuando menos resulta preocupante tener enfrente a un rival que con solo 22 años ha concluido sus 16 combates por la vía del cloroformo. Es la difícil situación que afronta el estadounidense Maurice Hooker, en el duelo que sostendrá con el joven astro Vergil Ortíz Jr., previsto el 20 de marzo, en la Dickies Arena, de Forth Worth, Texas.

Ex campeón mundial de la división súper ligera y con un solo fracaso en su carrera, “El Poderoso Mo” Hooker (27-1-3, 18 KOs) luchará contra Ortíz Jr. (16-0-0, 16 KOs) por la faja Internacional de la Organización Mundial (OMB) en la división welter.

Será, a no dudarlo, una extraordinaria prueba de fuego para Hooker, de 31 años, quien debutó en las 147 libras el pasado 20 de diciembre, con espectacular nocaut en el primer asalto ante el mexicano Uriel “El Bombardero” Pérez, en Phoenix, Arizona.

Hooker, oriundo de Dallas, Texas al igual que Ortíz Jr., afirma que lo estimula no ser favorito en el duelo, que le permitirá demostrar que también puede conquistar la corona en la división welter.

“Sé que es un sueño hecho realidad pelear contra otro chico de Dallas”, dijo Hooker en una teleconferencia. “Ambos hicimos cosas buenas en los amateurs y una pelea como esta le da esperanzas a los niños de ser como nosotros algún día”.

Añadió que está muy emocionado por presentarse cerca de donde viven su familia, amigos y fanáticos locales, quienes podrán apoyar su regreso al cuadrilátero. “Vamos a brindar un gran espectáculo para todos nuestros aficionados”, enfatizó Hooker.

Hace tres años, Hooker se adueñó del título vacante súper ligero de la Organización Mundial (OMB), por fallo dividido ante el zurdo inglés Terry “Turbo” Flanagan, en la Manchester Arena, de Londres, capital de Inglaterra.

Los jueces Deon Dwarte (115-113) y Phil Edwards (117-111) respaldaron la actuación de Hooker, en tanto Jerry Jakubco (también 117-111) se inclinó por el púgil local.

El único revés de Hooker se lo infligió, por nocaut técnico en el sexto asalto, su coterráneo José Carlos “El Jaguar” Ramírez (26-0-0, 17 KOs), en duelo de unificación, efectuado el 27 de julio de 2019, en Arlington, Texas, donde el derrotado besó la lona en el episodio de apertura.

En consecuencia, Ramírez retuvo el cinturón orinegro del Consejo Mundial (CMB), mientras Hooker perdió el correspondiente a la Organización Mundial (OMB), en la tercera disputa, después de haberlo alcanzado ante Flanagan.

ORTIZ, UN HUESO DURO DE ROER

Aunque Ortíz Jr. es una pulgada menor de estatura que Hooker, posee atributos que inclinan la balanza a su favor en el pronóstico del combate entre ambos e incluso se considera que su pegada es superior a la de Ramírez, victimario de “Mighty Mo”.

Al referirse al criterio generalizado que considera debe anestesiar a Hooker, Ortíz Jr. expresó que “no creo que estoy obligado a conseguir el nocaut. Ese resultado llega cuando no lo pienso. Así que seguiré en esa línea y si ocurre, pues mejor”.

Ortíz Jr. aplicó el cloroformo en el séptimo capítulo al colombiano, radicado en Canadá, Samuel Vargas (31-6-2, 14 KOs), el 24 de julio último, en el Fantasy Spring Casino, de Indio, California, donde el vencedor hizo la defensa de la faja Oro de la Asociación Mundial (AMB), en su quinta presentación en las 147 libras.

A pesar de su corta edad, Ortíz posee varios atributos que deben conducirlo a llegar a la cima de la difícil división welter: potencia aniquilante en sus puños, elevada estatura y juventud, con lo cual podría conquistar el título en algunos de los principales organismos mundiales.

Sobre el posible enfrentamiento ante su connacional Terence Crawford, dueño del cinturón welter de la OMB, Ortíz Jr. precisó que “creo que es más que una posibilidad. Es inevitable si le gano a Hooker y me apropio del cinturón internacional de ese organismo.

Insistió en que ha habido conversaciones entre Oscar De La Hoya (Golden Boy Promotions) y Bob Arum (Top Rankl)  para que choque contra Crawford, aunque primero debe franquear la barrera que significa Hooker.

“Estoy bastante seguro que si derroto a Hooker, ellos (Arum y Top Rank) querrán el desquite por intermedio de Crawford”, puntualizó Ortíz Jr. “Tengo un 99 por ciento de certeza que esa pelea ocurrirá antes que finalice este año. He combatido contra algunos chicos muy buenos y estoy listo para hacerlo ante los mejores”.

Facebook Comments