Si algún aderezo le faltaba al dilatado duelo entre el estadounidense Jamel Herring, campeón mundial súper ligero de la Organización Mundial (OMB), y el retador irlandés Carl Frampton, la reciente posposición de la pelea añadió una nueva disputa con versiones opuestas en ambos campamentos.

Ex monarca del orbe en dos divisiones (súper gallo y pluma), “El Chacal” Frampton (28-2-0, 16 KOs) solicitó trasladar la fecha del combate contra “Semper Fi” Herring (22-2-0, 10 KOs), prevista el 27 de febrero, en la Copper Box Arena, del Parque Olímpico, de Londres, debido a una lesión en su mano durante los entrenamientos.

“Es solo una punzada en mi mano, nada demasiado serio”, dijo Frampton al explicar el motivo de la solicitud de postergación. “Pero he visto a un especialista y su consejo fue descansar. El aplazamiento me da una mejor oportunidad (de ganar), porque iré con las dos manos en buen estado. No es nada importante, no hay fractura, pero decidimos seguir el consejo del especialista”.

Aunque algunas fuentes han comentado que la pelea se programará nuevamente para finales de marzo o principios de abril, Herring afirmó que el pleito sería el 27 de marzo, en una sede pendiente por definir.

Pero no es la primera vez que el combate queda en el limbo. Originalmente se pactó en noviembre, pero los planes se frustraron cuando Herring sufrió una lesión en el ojo derecho, en la pelea que ganó por descalificación en ocho asaltos, ante el puertorriqueño Jonathan “Polvo” Oquendo, el 5 de septiembre del pasado año, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Más tarde, hubo otro acuerdo para que los dos púgiles chocaran en enero, pero la pandemia del COVID-19 a nivel mundial, obligó a una nueva suspensión, que ahora llueve sobre mojado con el trauma de Frampton.

Frampton, de 33 años y nacido en Belfast, Irlanda del Norte, viene de anestesiar en el séptimo episodio a su coterráneo Darren Traynor, el 15 de agosto del pasado año, en un combate de peso ligero (135 libras), en Londres, capital británica.

“No he podido golpear bolsas pesadas por un tiempo”, añadió Frampton. “Pero ya me dieron el visto bueno para comenzar de nuevo en los próximos días. Me he mantenido entrenando, corriendo mucho, haciendo sombra y golpeando las paletas, una réplica de las almohadillas, pero no le he pegado a nada sólido en dos semanas”.

Cuando le preguntaron a Herring su opinión sobre que fuera una posible excusa de Frampton para no enfrentarlo, señaló: “Sabemos que ha tenido lesiones en sus manos en el pasado, así que le estoy dando la duda razonable sobre eso. No creo que esté tratando de huir de la pelea. Por lo que me dijo (Jamie Conlan, su asesor, de la empresa promotora) MTK, él (Frampton) suplicó que la pelea no se cancele ni se deseche por completo”.

Para Herring, de 35 años y oriundo de Coram, Nueva York, el enfrentamiento ante Frampton sería la tercera exposición de la corona de las 130 libras, que ostenta desde el 25 de mayo de 2019, cuando se la arrebató por fallo unánime al japonés Masayuki Ito, en la localidad de Kissimmee, en Florida.

Al referirse a su estado de forma actual, Herring expresó: “Mi ojo está bien. Me recuperé muy fuerte y no ha habido contratiempos con mi salud. He estado bien, luciendo muy fuerte en el campamento y tengo a Terence (Crawford) aquí conmigo, que me ha estado presionando. Cuando haces trabajo duro y suceden cosas como esta (es decepcionante), pero al mismo tiempo todos somos profesionales y no importa lo que pase, seguiremos adelante”.

No obstante, Brian McIntyre, entrenador y gerente de Herring, rechazó las explicaciones de Frampton y del grupo que lo representa.

“Creo que es una tontería. ¿De repente se lastimó la mano? Sí, claro”, puntualizó McIntyre. “Cómo se suponía que iríamos (a Londres), si ni siquiera nos dieron un itinerario de vuelo, ni los boletos de avión, ni nada? ¿Y de buenas a primeras se lesionó?”

RECLAMACION DE SHAKUR STEVENSON

Unos días antes de la posposición de la reyerta entre Herring y Frampton, el grupo que representa al zurdo Shakur “El Audaz” Stevenson (15-0-0, 8 KOs) había lanzado una reclamación ante la OMB, al considerar que no se cumplían los acuerdos previos y se estaba violando su derecho a pelear por el título, pues ocupa el primer lugar en la clasificación de ese organismo, en tanto el irlandés aparece en la cuarta posición.

Josh Dubin, abogado y co-manager de Stevenson, escribió en un comunicado: “El Sr. Stevenson acordó hacerse a un lado como retador obligatorio para permitir que prosiga la pelea de Herring y Frampton, siempre que ocurriera a más tardar el 31 de diciembre de 2020”.

Dubin precisó que “la Resolución (de la OMB) establece que el combate Herring vs Frampton no puede posponerse ni cancelarse y también establece que es una decisión final del Comité de Campeonatos de la OMB. Llegó el 31 de diciembre y la pelea no se efectuó”.

Según lo establecido por la OMB, el ganador del pleito Herring-Frampton tendría un límite de 120 días para pelear contra Stevenson

Stevenson, de 23 años, conquistó la faja pluma vacante de la OMB, al doblegar por unanimidad a Joet González, el 26 de octubre, de 2019, en Reno, Nevada. Ocho meses más tarde saltó a la categoría de 130 libras en la que ha disputado par de combates, el más reciente ante el zurdo estadounidense Toka “TNice” Kahn, al que derrotó fácilmente con tres votos de 100-90, el 12 de diciembre, en La Burbuja, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

“Stevenson exige que Herring pelee contra él en su próximo combate o renuncie al título para que quede vacante y Shakur pueda disputarlo en su próxima pelea contra el contendiente mejor clasificado”, concluyó Dubin.

Facebook Comments