En forma convincente y sin la más mínima sombra de dudas, el estadounidense Caleb Plant derrotó unánime a su coterráneo Caleb Truax, el 30 de enero, en el Shrine Exposition Center de Los Ángeles, California, donde el vencedor hizo la tercera defensa de la corona de la Federación Internacional (FIB), en las 168 libras.

Era un triunfo imprescindible para“Manos Dulces” Plant (21-0-0, 12 KOs), en el camino para vérselas con el astro mexicano Saúl “Canelo” Álvarez (54-1-2, 36 KOs), monarca súper mediano del Consejo Mundial (CMB), quien expondrá la faja frente al retador obligatorio, el turco Avni “Mr. Robot” Yildirim (21-2-0, 12 KOs), el 27 de febrero, en el Hard Rock Stadium, de Hollywood, en el sur de Florida.

Dominante durante todo el pleito, Plant evidenció total control sobre Truax (31-5-2, 19 KOs) a lo largo de los 12 episodios, gracias a sus habilidades: mayor rapidez de manos y piernas, precisión en el golpeo y sorprendente capacidad para evadir los golpes, además de un exquisito plan táctico. Al finalizar la reyerta, los tres jueces coincidieron en su apreciación al otorgarle 120 puntos a Plant y 108 a Truax.

Desde muchos meses atrás, Plant, de 28 años y oriundo de Nashville, Tennessee, ha sonado como un potencial adversario para el pelirrojo mexicano, quien tiene previsto par de combates más este año, el segundo ante el inglés Billy Joe “SuperB” Saunders (30-0-0, 14 KOs), a inicios de mayo, y el tercero versus Plant, si las negociaciones transcurren satisfactorias y no aparece una lesión – u otro imponderable – que eche por tierra esos proyectos. 

La victoria de Plant ante Truax era esperada. Sin embargo, a pesar del dominio que ejerció y la abultada diferencia en los impactos, han surgido dudas sobre la potencia de sus puños, una carencia que puede resultar determinante para salir con el brazo en alto ante la resistencia de Canelo y su indiscutible poder de fuego.

Plant, ahora asentado en Las Vegas, conectó 179 veces sobre la anatomía de Truax. De ellos, 55 jabs y 124 golpes de poder, en tanto el derrotado prácticamente estuvo desaparecido del cuadrilátero con 18 jabs y 29 impactos de fuerza, para un pobre acumulado de 47 golpes, solo casi !cuatro! por round.

Al concluir el pleito, Plant explicó que había sufrido una lesión en su mano izquierda durante los primeros asaltos, que le impidió pegar con mayor fortaleza. No obstante, dijo que no está seguro si el trauma lo obligará a someterse a una cirugía, procedimiento que podría alejarlo temporalmente del cuadrilátero y también pone en peligro su deseo de cruzar guantes con Canelo, quizás en septiembre, como aparece en el cronograma tentativo de ambos.

“No estoy seguro (de la cirugía)”, afirmó Plant en rueda de prensa después del combate. “Tengo que hacer que revisen la lesión y ya veremos. Pero a partir de ahora, no estoy seguro (de lo que habrá que hacer). No creo que me estorbe, así que solo tengo que hacer que la revisen”.

En ese sentido señaló que los verdaderos campeones se adaptan a cualquier situación por difícil e inesperada que resulte durante los combates. Dijo que es muy importante estar concentrado, mantener la disciplina y el plan táctico previsto para conseguir el objetivo: ganar la pelea.

Sobre el posible pleito ante Canelo, Plant recalcó que “ese es mi objetivo, (pues) quiero convertirme en el primer campeón indiscutido de peso súper mediano de todos los tiempos y quienquiera que se interponga en eso, no importa. Los colocas en línea y los derrotaré a todos. Siento que soy el mejor peso súper mediano del mundo”.

Si finalmente Plant no tiene un trauma que requiere concurrir a la mesa de operaciones, el otro obstáculo para que choque con Canelo en septiembre, es que el nacido en Guadalajara atraviese sin lesiones los obstáculos que significan Yildirim (27 febrero) y Saunders (mayo), contra este último en duelo de unificación, pues el mexicano posee la faja del Consejo Mundial (CMB) y el inglés la correspondiente a la Organización Mundial (OMB).

Sobre el posible duelo con Canelo, Plant ha expresado que “si le preguntas a cualquier campeón mundial, te dirá que no hay espacio suficiente para dos. Así que ese es el punto que tendremos que resolver. Y no hay dudas que Canelo y yo queremos ese combate”.

Facebook Comments