Dotado de buena pegada, además de decenas de miles de seguidores en las redes sociales, el jovencito estadounidense Ryan García tiene marcado en su calendario mental un duelo frente al también talentoso estadounidense Devin Haney, monarca del Consejo Mundial (CMB) en las 135 libras. Pero no será de inmediato.

Antes de que pueda ocurrir ese potencial enfrentamiento, “Kingri” García (20-0-0, 17 KOs) tiene señalado un difícil pleito ante el zurdo británico Luke Campbell (20-3-0, 16 KOs), el 2 de enero, en el American Airlines Center, de Dallas, Texas, donde estará en juego el cetro interino del CMB, que de acuerdo con ese organismo, otorgará al ganador el reconocimiento de “retador obligatorio” de Haney.

El combate García-Campbell inicialmente estaba previsto el 5 de diciembre, en el Fantasy Spring Casino, en Indio, California, pero hace unos días se decidió el cambio de escenario, dado que en el estado de Texas se permite la presencia limitada de público, como ocurrió con las peleas entre Gervonta Davis y Leo Santa Cruz, el 31 de octubre, en el Alamodome, de San Antonio, la de Errol Spence Jr. vs Danny García, el 5 de diciembre, en el AT&T Stadium, de Arlington, y la de “Canelo” Álvarez contra Callum Smith, el 19 de diciembre, también en el Alamodome, donde asistieron más de 11 mil espectadores.

Aunque es innegable el talento de García, algunos de sus allegados y también simpatizantes han expresado que necesita mayor humildad, pues sus declaraciones son extremadamente triunfalistas, cuando solo tiene 22 años y en su trayectoria no aparece ninguno de los principales púgiles de la división ligera.

A Campbell, su próximo oponente, García no debe tomarlo a la ligera. Con 32 años, el nacido en Hull, Inglaterra, ha enfrentado a varios púgiles de la élite en las 135 libras y sus tres fracasos son ante el ucraniano Vasily “Hi-Tech” Lomachenko (decisión unánime en agosto del pasado año), versus el venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares (fallo dividido en 2017) y contra el francés Yván Mendy (también por votación alterna en 2015).

Campbell, monarca en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, logró el desquite al vencer a “El León” Mendy, hoy campeón “Oro” de la Asociación Mundial (AMB), por unanimidad en la revancha, efectuada el 22 de septiembre de 2018, en el majestuoso estadio Wembley, de Inglaterra. A partir de entonces, el galo ha conseguido seis victorias y se ubica en el séptimo peldaño de la clasificación del Consejo Mundial (CMB).

A despecho de su incipiente trayectoria y de la probada experiencia de Campbell, el nacido hace 22 años en Los Ángeles, California y descendiente de mexicanos, exacerba a sus simpatizantes al afirmar que le propinará mucho castigo al inglés y que no tiene la menor duda que saldrá con el brazo en alto.

“Estoy en un gran momento de mi carrera y tomo esta pelea 100 por ciento en serio”, dijo García a Esnews. “Campbell es un buen boxeador, que me daría problemas si no hubiera trabajado fuerte. Afortunadamente, soy un peleador muy talentoso, que tengo velocidad, sincronización y reflejos”.

El pasado 14 de febrero, Día de San Valentín, García sólo necesitó ¡80 segundos! del primer asalto para anestesiar al nicaragüense Francisco Fonseca (25-3-2, 19 KOs), quien al recibir un poderoso gancho de zurda al mentón, cayó de espaldas en forma aparatosa sobre el tapiz, lo que obligó al árbitro Raúl Caíz Sr. a decretar, sin hacer conteo, el fuera de combate y prestarle inmediata ayuda.

Fue el segundo triunfo consecutivo para García en el asalto de apertura, pues el 2 de noviembre había noqueado al filipino Romero Duno (21-2-0, 16 KOs), quien tenía una racha positiva de 12 victorias. El norteño se agenció la faja vacante Plata del Consejo Mundial (CMB) y la de la Organización de Boxeo de Norteamérica (NABO).

“(Ryan) no sólo están progresando a un ritmo rápido, tiene el pedigrí de los amateurs (ganó más de 200 peleas), y sabemos que puede pelear (contra cualquiera)”, dijo el empresario Óscar De La Hoya, máximo ejecutivo de la compañía Golden Boy Promotions, tras la impactante victoria de García sobre Fonseca. “En ese combate no solo me convenció, sino que demostró que es mentalmente capaz frente a un adversario difícil. Ahora se trata de que obtenga mayor experiencia”.

Hace poco, en una entrevista en la serie Estrellas y Campeones, de Impact Newort, García expresó con optimismo que está en condiciones de imponerse a varias de las principales figuras de las 135 libras: “En mi opinión, puedo derrotar a los que están en la cima de la categoría en estos momentos e incluyo a Gervonta Davis, a (Vasily) Lomachenko y a Teófimo (López)”. Y en su euforia añadió: “¿Quién me falta, Devin Haney? Pues también él está en mi camino e iré en la búsqueda de cada uno de ellos”.

García señaló que Campbell solo podría aspirar a la victoria si él no hubiera entrenado fuerte y tampoco estuviera concentrado. Pero eso no ha ocurrido, pues ha tenido un excelente campo de entrenamiento, con mucha motivación por el combate que se avecina,

“No me importa nada más que lastimar a Campbell”, continuó García. “Todo lo que quiero hacer es lastimarlo. Pueden juzgarme lo que quieran. Pero yo lo dejo todo dentro del ring. Quiero ser el mejor. Y lo voy a demostrar el 2 de enero”.

Algunos fanáticos consideran que García con sus declaraciones no está evaluando en toda su dimensión la peligrosidad que significa un oponente como Campbell, por lo que un resultado adverso podría ofrecerle un toque de humildad que en estos momentos sería muy beneficioso en su carrera, para que se percate que el ascenso hacia la cima es gradual.

Facebook Comments