El astro mexicano Saúl “Canelo” Álvarez se impuso por amplia votación unánime al inglés Callum “Mundo” Smith, en una impecable demostración, el 19 de diciembre, en el Alamodome, de San Antonio, Texas, donde el pelirrojo azteca conquistó la corona de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), en poder del británico, y la vacante del Consejo Mundial (CMB), ambas en las 168 libras.

Ante una concurrencia de más de 11 mil espectadores, de un aforo total de 70 mil, Álvarez (54-1-2, 36 KOs) recibió dos papeletas de 119-109 (Rafael Ramos y Steve Weisfeld) y otra de 117-111 (Steve Morrow), que se corresponden con justeza de lo sucedido sobre el cuadrilátero durante los 12 asaltos.

Sin dudas, Canelo evidenció que se encontraba muy bien preparado, exhibiendo un ataque preciso y constante a lo largo del pleito, que a partir de la segunda fracción dominó ampliamente por la fortaleza de sus golpes al cuerpo y a la cabeza, y la pobre respuesta de Smith (27-1-0, 19 KOs), quien no pudo hacer valer su mayor alcance y estatura (siete pulgadas más que Canelo).

A favor de Canelo hay que resaltar que esquivó con facilidad los impactos de Smith, en ocasiones utilizando los movimientos de piernas y en otras de cintura, o con un paso hacia atrás para evitar el alcance del británico.

Igualmente, el pelirrojo mexicano en el ataque se las agenció para arrinconar y mantener sobre las cuerdas a Smith, muy lento en los desplazamientos y carente de rapidez para salir de las sogas, donde recibió la mayoría de los golpes de poder del azteca, principalmente ganchos de zurda al cuerpo y rectos a la cabeza.

Las estadísticas de la empresa CompuBox revelan la superioridad de Álvarez: conectó 214 golpes, de ellos 88 jabs y 126 de poder, en tanto Smith acumuló 99, 44 y 55, respectivamente.

El inglés Eddie Hearn, máximo directivo de la compañía Matchroom Boxing, dijo al concluir el encuentro, que Smith había sufrido un desprendimiento del bicep derecho en los primeros asaltos, pero aún así reconoció que eso realmente es secundario porque “fue una clase magistral de Canelo”. Y añadió: “Acabas de ver al rey libra por libra. Estoy orgulloso de Callum, pero se enfrentó al mejor boxeador del planeta”.

Dueño de títulos mundiales en cuatro divisiones (súperwelter, mediano, súpermediano y semipesado), Álvarez venía de noquear en el undécimo asalto al ruso Sergey “El Triturador” Kovalev, el 2 de noviembre del pasado año, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Ahora, eufórico por su convincente triunfo, Canelo afirmó: “Smith es un gran boxeador, pero yo soy el mejor del mundo. Desde el primer asalto observé lo que él traía y sus habilidades (no obstante), hice lo que debía demostré quién yo soy”.

Casi 13 meses atrás, Smith, también de 30 años como Canelo, había vencido por unanimidad a su coterráneo John “El Gorila” Ryder, en la Eco Arena, de Liverpool, Inglaterra, donde el vencedor hizo la segunda defensa de la faja de la AMB.

Finalizado el pleito, Smith reconoció la actuación de Canelo, aunque lamentablemente no asistió a la rueda de prensa con los medios: “Estoy devastado. Vine aquí para ganar, pero no tengo excusas, él fue muy bueno hoy. Quizás he estado demasiado tiempo en este peso en el que ya no me siento tan dominante al final de las peleas”.

Con el rostro visiblemente lastimado por los impactos del mexicano, Smith añadió que “para ser honesto, él es inteligente. Te corta los desplazamientos laterales, te coloca trampas y antes que te des cuenta, no encuentras salida. Tal vez le permití cerrarme el camino con demasiada facilidad”.

Smith explicó que de inmediato y cuando esté de regreso en casa, conversará con su familia antes de tomar una decisión sobre el futuro de su carrera en 2021, cuando es posible salte a la división inmediata superior de semipesada de 175 libras.

Ahora convertido en agente libre, después de romper vínculos con Golden Boy Promotions y con la plataforma digital DAZN, Canelo deberá enfrentar en forma obligatoria en los próximos 90 días al turco Avni “Mister Robot” Yildirim (21-2-0, 12 KOs), de acuerdo con lo dispuesto por el Consejo Mundial (CMB), o de lo contrario será despojado de la corona, que quedó vacante hace cuatro meses, cuando el anterior monarca, David “El Bandera Roja” Benavidez, no hizo el peso en su defensa opcional versus Alexis Angulo, en el Mohegan Sun Casino, de Uncasville, Connecticut.

Facebook Comments