Sólido, preciso y convincente, el kazajo Gennady “GGG” Golovkin propinó paliza al polaco Kamil Szeremeta, quien no salió a combatir en el octavo, con lo que el ganador despejó el camino para un tercer pleito frente al astro mexicano Saúl “Canelo” Álvarez. El duelo se disputó el 18 de diciembre, en el Seminole Hard Rock y Casino, de la ciudad de Hollywood, en el condado de Broward, colindante con Miami, en el sur de Florida.

Avasallador desde el principio y a lo largo de los siete capítulos, Golovkin (41-1-1, 36 KOs) retuvo la corona de la Federación Internacional (FIB) y simultáneamente implantó récord de 21 defensas exitosas de un título mundial en las 160 libras, que rompe el de 20, establecido por el futuro Salón de la Fama, Bernard “El Verdugo” Hopkins en la misma categoría.

La actuación de Golovin, a sus 38 años, no dejó margen a las dudas. Lució fuerte y agresivo desde el campanazo inicial y así se mantuvo durante todo el trayecto, en el que derribó en cuatro ocasiones al Szeremeta (21-1-0, 5 KOs), el que no cedió ni un ápice a pesar del permanente castigo.

Ya en los instantes finales del primer asalto, Golovkin conectó un poderoso gancho de izquierda, que llevó a su rival al tapiz. Entonces el árbitro Telis Assimenios hizo la indispensable cuenta protectora. La campana ofreció un respiro al polaco.

Como un relámpago salió Golovkin para el segundo episodio. Y Szemereta se vio obligado a combatir de riposta. Transcurridos dos minutos, el campeón del orbe, nacido en la ciudad de Karaganda, llegó con una secuencia de golpes, el último un derechazo al rostro, que lanzó de bruces al polaco. Nuevamente, el sonido metálico impidió que acabara el combate.  

En el tercero y en las fracciones posteriores, Golovkin siguió comandando las acciones y pegando arriba y abajo en la anatomía de Szeremeta, que se mantenía lanzando sus puños, pero con menor volumen que el campeón.

Los impactos del kazajo continuaron estremecieron la cabeza del derrotado en el cuarto. La superioridad del monarca era marcada y el presagio de una conclusión anticipada era inminente. Un golpe bajo de Golovkin hizo que el réferi Assimenios detuviera momentáneamente el combate. Tras reanudarse la reyerta, Golovkin conectó un gancho de izquierda que derribó a su adversario.

El abundante castigo continuó en los asaltos quinto, sexto y séptimo. En este último, dos jabs consecutivos de Golovkin al rostro volvieron a enviar a la lona a Szemereta, quien resistió la andanada de impactos sin pedir tregua.

Al finalizar el round, Assimenios fue hasta la esquina del polaco y le comunicó a sus entrenadores que no habría más castigo y dio por terminado el desigual pleito.

Consultado si buscaría un tercer combate frente a Canelo, Golovkin afirmó que “estoy absolutamente dispuesto a pelear contra cualquiera. El que sea mejor rival para mí, para los negocios, para DAZN y para la gente. Espero que la pelea de Canelo sea un gran evento. Y estoy abierto a enfrentarme al que gane entre él y Callum Smith”.

Aunque en los dos últimos años, desde el polémico revés de Golovkin ante Canelo por fallo mayoritario, hubo infinidad de comentarios en ambos campamentos, pero la posibilidad del tercer compromiso se rompió debido al COVID-19.

Entonces, por decisión de la Federación Internacional (FIB), Golovkin se vio obligado a defender el cinturón de las 160 libras ante el invicto Szeremeta, lo que hizo recordar el extraordinario esplendor del kazajo, quien durante ocho años se convirtió en una demoledora maquinaria que anestesió a 23 rivales en forma consecutiva entre 2008 y 2016.

Sus brillantes triunfos lo catapultaron hacia la cima de la división mediana, en la que ostentó tres de los títulos de los organismos más relevantes: súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), del Consejo Mundial (CMB) y de la Federación Internacional (FIB). 

Esta victoria ante Szmereta ¿le abre las puertas a Golovkin para vérselas con Canelo ahora que el pelirrojo mexicano es agente libre y puede concertar pleitos con quién estime conveniente?

Después que Canelo choque con Callum Smith y si logra derrotarlo como vaticinan los pronósticos, el panorama para la trilogía con Golovkin estará mucho más despejado en 2021.

[Mensaje recortado]  Ver todo el mensaje

Facebook Comments