Cuando los comentarios se refieren a un ¿probable? combate de un astro como el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, debemos ser cautelosos antes de afirmar categóricamente que enfrentará a éste o aquel rival.

Durante meses se ha informado que Álvarez (53-1-2, 36 KOs) y su entorno estaban en conversaciones con un grupo de figuras, entre ellos los invictos ingleses Callum “Mundo” Smith y Joe “SuperB” Saunders (29-0-0, 14 KOs), ambos monarcas mundiales de las 168 libras.

A inicios de año, hubo negociaciones para que Álvarez se enfrentara el 2 de mayo en la T-Mobile Arena de Las Vegas, al zurdo Saunders, monarca del orbe súper mediano de la Organización Mundial (OMB), pero la pelea fue cancelada por la presencia del COVID-19.

Más tarde y después de innumerables tentativas con disímiles nombres (ninguno confirmado) y complejos vericuetos económicos, nuevamente apareció con fuerza en el horizonte la figura de Saunders para un presunto pleito el 12 de septiembre.

Pero a inicios de julio, el propio Saunders se encargó de “bajarse del tren” alegando que no alcanzaría una óptima forma deportiva para esa fecha, aunque sí estaría listo y podría hacerlo en noviembre o diciembre.

Ahora diversas fuentes vuelven a la carga, asegurando que Canelo y Smith han llegado a un acuerdo para enfrentarse en diciembre (posiblemente el 19), con prioridad para el Dallas Cowboys Stadium, de Arlington o el Alamodome, de San Antonio, dos ciudades de Texas, donde estará en juego la faja de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), en poder del británico.

Sin embargo, el también inglés Joe Gallagher, entrenador de Smith aseguró que a finales del pasado año habló con el mexicano Eddy Reynoso, su contraparte en las filas del Canelo, que le expresó el deseo que los púgiles chocaran en mayo.

“Cuando estuve en Arizona antes de Navidad (para el pleito de Liam Smith, hermano de Callum), tuve una reunión con Eddy Reynoso y me dijo que Callum era el rival que deseaba para enfrentar a Canelo”, dijo Gallagher.

Gallagher afirma que se dieron la mano y en la despedida el mexicano le expresó que tendría una junta con Canelo durante los días festivos y después volverían a hablar. Pero transcurrió el tiempo y no tuvo ninguna noticia del equipo del boxeador.

Todo indica que las cosas han dado un giro positivo y ahora Callum Smith es el principal objetivo de Canelo, quien recientemente se convirtió en agente libre, tras romper legalmente y en forma simultánea con la promotora Golden Boy Promotions (GBP) y con la plataforma digital DAZN, después de tres peleas con esta empresa, que puso fin a un contrato en principio por cinco años, 11 pleitos y la extraordinaria cifra de $ 365 millones.

El pacto contractual entre Canelo y las compañías GBP y DAZN llegó a su fin después que existió un litigio de grandes proporciones relacionado con el rival y la cantidad de dinero que recibiría Canelo en la siguiente pelea.

En consecuencia, Álvarez demandó en septiembre a Óscar de La Hoya, director ejecutivo de la GBP y a DAZN por $ 280 millones, el resto del dinero pendiente del contrato con esta compañía. Después de intentos fallidos de mediación y con las partes atrincheradas en sus puntos de vista, llegaron a un acuerdo, que no se ha revelado públicamente, el 6 de noviembre, pero deja a Canelo como agente libre y sin obligaciones de unos hacia otros.

El inglés Eddie Hearn, máximo ejecutivo de Matchroom Boxing, que representa a Smith, señaló que “las conversaciones con el equipo de Canelo están en curso y sería un honor llegar a un acuerdo sobre esta pelea con Callum Smith”.

Con cuatro títulos mundiales en categorías diferentes (súper welter, mediana, súpermediana y semipesada), Álvarez no combate desde el 2 de noviembre del pasado año, cuando anestesió en el undécimo asalto al ruso Sergey “El Triturador” Kovalev (34-4-1, 29 KOs), en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, donde el azteca le arrebató al europeo el cinturón de la Organización Mundial (OMB) en las 175 libras.

Smith viene de doblegar por unanimidad a su coterráneo y también boxeador de guardia zurda, John “El Gorila” Ryder, el 23 de noviembre de 2019, en la Echo Arena, de Liverpool, Inglaterra, que significó la segunda defensa exitosa de la faja de la AMB y la cuarta Diamante del Consejo Mundial (CMB).

De concretarse el duelo, Álvarez saldría en desventaja en tamaño y alcance frente a Smith, aunque ambos tienen la misma edad: 30 años. El inglés mide 1,91 metros de estatura y sus brazos pueden alcanzar una extensión de 198 centímetros, mientras Canelo tiene 1,73 ms  y su alcance llega hasta 179 centímetros.

Otras fuentes aseguran que el equipo de Canelo también ha estado en conversaciones con el estadounidense Al Haymon, jefe de la empresa Premier Boxing Champions (PBC), la que tiene en mente ofrecerle un contrato por tres peleas, incluido uno ante el Caleb Plant, monarca de la Federación Internacional (FIB) en las 168 libras, bajo el sistema de Pago-Por-Evento (PPV).

¿Habrá pelea con Callum Smith o Caleb Plant? Solo unos días nos separan de la respuesta definitiva.

Facebook Comments