Después de largos meses de espera, los fanáticos se frotaron las manos de satisfacción cuando se determinó que el combate entre el invicto zurdo estadounidense Errol Spence Jr., doble monarca mundial de la categoría welter, y su coterráneo Danny García, se efectuaría el 21 de noviembre, en el Microsoft Theater, de Los Ángeles, California, en transmisión por la cadena FOX y bajo el sistema de Pague-por-Ver (PPV).

Pero en este 2020 lo único seguro ha sido la pandemia del coronavirus, con su dolorosa estela de infectados y fallecidos, que durante meses ha obligado a posponer y en otros casos a suspender definitivamente un sinnúmero de peleas, muchas a las puertas de concretarse.

Ahora se anuncia que el añorado duelo, un exquisito manjar en el plano boxístico, se traslada para el 5 de diciembre, en el majestuoso AT&T, de Arlington, Texas, sede del equipo de fútbol norteamericano Dallas Cowboys.

La buena noticia es que se permitirá la asistencia de público, aunque los boletos estarán distribuidos en cápsulas de asientos, para mantener la separación física e igualmente será indispensable cumplir con otras restricciones como usar máscaras por todos los presentes, medidas conducentes a evitar el COVID-19.

El cambio de escenario favorece a Spencer Jr. (26-0-0, 21 KOs), quien nació en Long Island, Nueva York, pero reside desde hace años en la ciudad de Desoto, Texas.

“Esta pelea significa mucho porque me voy a enfrentar a un gran campeón como es Danny García”, dijo Spence Jr., tras darse a conocer el cambio de fecha del combate. “Sé que la gente está atenta para ver si he perdido un paso o si no voy a estar en mi mejor momento, pero me encuentro cien por ciento concentrado y todo va bien en el campo de entrenamiento. Ofreceré un gran espectáculo”.

“La Verdad” Spence ( 26-0-0, 21 KOs) y “El Rápido” García (36-2-0, 21 KOs) debían enfrentarse el 25 de enero, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, pero Spence Jr. sufrió un grave accidente automovilístico en octubre pasado, que obligó a posponer la pelea hasta que se recuperara de las lesiones y pudiera regresar al gimnasio.

En la madrugada del 10 de octubre, Spence Jr. perdió el control de su auto Ferrari y lo estrelló después de dar múltiples vueltas, cuando conducía bajo los efectos del alcohol y viajaba a alta velocidad, en una calle cerca del centro de Dallas, Texas. Como no tenía el puesto el cinturón de seguridad, el boxeador fue expulsado de su automóvil, que cayó en el carril contrario.

A pesar de lo aparatoso del accidente, que dejó completamente inservible el lujoso vehículo, Spence Jr. sufrió quemaduras en el cuerpo por su roce con el pavimento, además de laceraciones en el rostro y pérdidas de dientes, pero no tuvo fracturas óseas, ni traumatismos cerebrales que pusieran en peligro su vida, de acuerdo con los resultados de las pruebas realizadas en el Centro Médico Metodista de Dallas, donde fue atendido.

Ante la imposibilidad de que Spence Jr. regresara al cuadrilátero en enero, como estaba previsto, el grupo que representa a García hizo arreglos con el ucraniano Iván “El Terrible” Redkach (23-5-1, 18 KOs), quien aceptó el ofrecimiento para el cartel programado el 25 de enero, en el Barclays Center, donde García se impuso con relativa facilidad y puntuaciones de 118-110 y 117-111 (2).

Informaciones recientes aseguran que Spence Jr. se encuentra totalmente restablecido, por lo que el Consejo Mundial (CMB) a través de su presidente Mauricio Sulaimán ha ordenado que Spence Jr. exponga la corona welter que arrebató al también norteño Shawn “Showtime” Porter (30-3-1, 17 KOs) en espectacular combate de unificación, el 28 de  septiembre del pasado año, en el Staples Center, de Los Ángeles, California.

En ese enfrentamiento, Spence Jr., de 30 años, hizo la cuarta defensa del cetro de la Federación Internacional (FIB), en tanto Porter, de 32, expuso por segunda ocasión el correspondiente al Consejo Mundial (CMB).

Al referirse al esperado duelo con el monarca, García dijo que “soy un boxeador peligroso para cualquiera, sea Spence Jr. o cualquiera otro de los mejores en el peso welter. No me importa que él parte como favorito, porque todos saben que golpeo muy fuerte con ambas manos y solo hay que preguntarle a él si está listo para esa pelea”.

García, nacido en Filadelfia hace 31 años, ostentó dos fajas ecuménicas de las 140 libras. En marzo de 2012, se alzó con la correspondiente al Consejo Mundial (CMB), tras recibir fallo unánime ante el mexicano Erik “El Terrible” Morales, en Houston, Texas. Transcurridos cuatro meses de esa victoria, García aplicó el cloroformo en la cuarta ronda, al inglés Amir “King” Khan, cuando hacía la primera defensa del título, lo que le permitió añadir la de súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB).

En enero de 2016, García se impuso por unanimidad al estadounidense Robert “El Fantasma” Guerrero, en el Staples Center, de Los Ángeles, donde estaba en juego el cinturón welter del CMB.

Como Spence Jr. posee simultáneamente la faja de la FIB en las 147 libras, a principios de enero ese organismo había señalado que debía enfrentar con carácter obligatorio al uzbeko radicado en Malasia Kudratillo “El Castigador” Abdukakhorov (17-0-0, 9 KOs), quien encabeza la clasificación.

Pero ante la imposibilidad de que se concretara el duelo con Spence Jr., la FIB ordenó un pleito intermedio de Abdukakhorov con el kazajo asentado en California Sergey “El Samurai” Lipinets (16-1-0, 12 KOs), tercero del ranking (el segundo puesto está vacante), en el que estaría en juego la faja interina. Ambos campamentos acordaron disputar el combate el 16 de mayo, sin una sede definida, aunque en territorio estadounidense. No obstante, el pleito Abdukakhorov-Lipinets fue pospuesto debido a la epidemia del COVID-19.

Facebook Comments