Después de la convincente victoria del gemelo estadounidense Jermell Charlo por nocaut en el octavo asalto ante el dominicano Jeison Rosario, se han multiplicado las especulaciones sobre quién podría ser su próximo rival en las 154 libras.

“El Hombre de Hierro” Charlo (34-1-0, 18 KOs) quedó con tres coronas de la división súper welter, las correspondientes al Consejo Mundial (CMB) y de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), que se encontraban en su poder, y la de la Federación Internacional (FIB), en manos de “Banana” Rosario (20-2-1, 14 KOs).

En el pleito, efectuado el 26 de septiembre, en Uncasville, Connecticut, Charlo, de 30 años, resultó demasiado para el quisqueyano -de 25 años y radicado en Miami- al que derribó en el primero y el sexto asaltos, antes que el árbitro Harvey Dock detuviera las acciones, cuando habían transcurridos 21 segundos del octavo episodio.

En ese fatídico asalto, un potente recto de izquierda de Charlo al estómago de Rosario, envió al caribeño de espaldas a la lona y como se encontraba jadeante y con evidente falta de aire, necesitó asistencia médica para recuperarse.

“El tipo de De La Hoya obtuvo el otro cinturón”, señaló Charlo luego de su victoria sobre Rosario, refiriéndose al zurdo brasileño Patrick Teixeira (31-1-0, 25 KOs), quien poseía la faja interina de la Organización Mundial (OM) y fue elevado recientemente a monarca absoluto, tras dejar vacante la faja el mexicano Jaime Munguía para competir en la división mediana.

“No creo que ellos (la empresa Golden Boy y Teixeira) me quieran (de rival)”, añadió Charlo. “Tengo malas intenciones y voy a arruinar su salud. Ni siquiera me importan los cinturones. Pero no quieren pelear conmigo, soy diferente. Golpeo de verdad. No sé nada sobre Teixeira. Ni siquiera lo había visto pelear antes, pero estoy dispuesto a hacerlo ahora”.

Teixeira se impuso unánime al dominicano Carlos Adames (18-1-0, 14 KOs), el 30 de noviembre del pasado año, en el hotel Cosmopolitan, de Las Vegas, donde retuvo la faja interina de la OMB. El quisqueyano fue a la lona en el séptimo rollo.

Después de escuchar las palabras del gemelo norteamericano, Teixeira le respondió a través del sitio Boxingscene.com: “Charlo, para que seas el mejor, necesitas vencerme. En este momento, tengo una pelea obligatoria, pero si la OMB lo autoriza, estaré feliz de terminar tu carrera y luego puedo cumplir ese compromiso a continuación”.

Según lo acordado en la convención de la OMB, realizada en diciembre pasado, Teixeira debe enfrentar al invicto argentino Brian Castaño (16-0-1, 12 KOs), primero del listado en las 154 libras. El combate se pactó para abril, pero debió posponerse por causa de la pandemia mundial del COVID-19. La promotora Golden Boy (GBP) busca cumplir con las exigencias del organismo sancionador, en el sentido que ambos púgiles deben chocar antes que finalice el año.

Pero el enfrentamiento entre Charlo y Teixeira sería difícil de concretar, pues el norteño compite bajo la bandera de Premier Boxing Champions, que dirige Al Haymon, en tanto el brasileño lo hace con Golden Boy (Óscar De La Hoya), que no tienen buenas relaciones.

Más fácil sería organizar el duelo si Castaño derrota a Teixeira, pues el argentino también pertenece al establo de Haymon.

En noviembre pasado, “El Boxi” Castaño, de 31 años, venció por abandono al nigeriano Wale “Lucky Boy” Omatoso, en Oxon Hill, Maryland, donde disputaron el cetro vacante Intercontinental de la OMB. El africano debió abandonar la reyerta por una lesión en el hombro izquierdo.

Ocho meses antes, Castaño empató con el zurdo cubano Erislandy “El Sueño Americano” Lara (27-3-3, 15 KOs), en choque realizado en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, que tuvo como incentivo la faja de la Asociación Mundial (AMB). Cada púgil recibió una papeleta favorable (115-113) y el otro oficial dio empate a 114.

Con posterioridad, Lara, de 37 años, se apropió de ese cinturón, que se encontraba vacante, al doblegar por nocaut en el segundo capítulo al mexicano Ramón “Inocente” Alvarez (28-8-3, 16 KOs), el 31 de agosto, en Minneápolis, Minnesota.

Aunque Lara, quien se entrenó en el mismo gimnasio y tuvo una buena amistad con los hermanos Charlo en Houston, al concluir el enfrentamiento versus Álvarez (hermano de Canelo), afirmó que “después de este combate estoy listo para cualquier otro campeón de la división y en particular deseo al ganador entre Jermell Charlo y Jeison Rosario. “Esa pelea puede hacerse. Yo estaré listo para asumirlo”.

Facebook Comments