El prometedor púgil mexicano Jaime Munguía, ex campeón mundial súper welter, efectuará la segunda pelea en las 160 libras, con la mirada puesta en disputar la corona de la Organización Mundial (OMB) al estadounidense Demetrius Andrade o ir en busca de los otros campeones del orbe de la división.

Invicto en 35 combates, 28 antes del límite, Munguía chocará frente al bahamés Tureano Johnson, el 30 de octubre, en el Fantasy Spring Casino, de Indio, California, donde el ganador despejará el camino para convertirse en retador de Andrade (29-0-0, 18 KOs), quien ha efectuado tres defensas de la corona, la última en enero de este año.

Hace 10 meses, en el debut en la categoría mediana, Munguía anestesió en el undécimo asalto al irlandés Gary “Spike” O´Sullivan, el 11 de enero, en el Alamodome, de San Antonio, Texas.

“Me sentí muy fuerte en 160 libras, aunque reconozco que hay una gran diferencia con el peso súper welter”, dijo Munguía al referirse al ascenso de categoría. “No sabía cómo mi cuerpo respondería, pero creo que lo he llevado muy bien. Y ahora mismo tengo mayor confianza de lo que puedo lograr”.

Por su estilo de boxeo y pegada, Munguía, quien cumplirá 24 años este 6 de octubre, es considerado favorito para llevarse el triunfo. No obstante, reconoce que su rival es un boxeador combativo que le obligará a rendir lo mejor de sí.

“Anticipo una gran pelea porque, Tureano siempre va al frente, como él mismo afirma”, dijo Munguía en conversación telefónica con un medio mexicano. “Voy a salir a ganar, a buscar mi segunda victoria de peso mediano y el nocaut vendrá por sí solo”.

El ya consagrado jovencito, nacido en Tijuana, Baja California escaló a la cima de las 154 libras, al aplicar el cloroformo en el cuarto episodio, al norteamericano Sadam “World Kid” Ali, el 12 de mayo de 2018, en Verona, Nueva York.

Después, en cinco ascensos al cuadrilátero, Munguía retuvo la faja frente al británico Liam “Beefy” Smith (29-2-1, 16 KOs), el canadiense Brandon “Bad Boy” Cook (22-2-0, 15 KOs), el japonés Takeshi Inoue (16-1-1, 10 KOs), el irlandés Dennis “El Huracán Hogan (28-3-1, 7 KOs) y el ghanés Patrick Allotey (40-4-0, 30 KOs).

No obstante, Munguía ha mostrado evidentes deficiencias defensivas, en sus peleas contra O´Sullivan e igualmente versus Hogan, en abril de 2019. A este último lo derrotó por fallo mayoritario, en un combate muy cerrado. Ocho meses después, Hogan fue anestesiado en el séptimo episodio por el gemelo Jermall Charlo, quien el 7 de diciembre, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, hizo la segunda defensa del cinturón mediano de la OMB.

Aunque Munguía exhibió gran pegada en su exitoso trayecto por las 154 libras, quizás la euforia provocada por el triunfo ante el británico O´Sullivan, llevaron al púgil azteca a exteriorizar sentimientos de difícil concreción, sin percatarse que todavía tiene un espinoso camino antes de encontrarse en condiciones reales de salir airoso frente a los máximos exponentes de las 160 libras.

“Quiero a los mejores del peso mediano”, dijo enardecido Munguía sobre el cuadrilátero del Alamodome, de San Antonio, Texas. Sin duda, Munguía es un bisoño de endemoniada pegada que ha ido creciendo como boxeador, pero todavía necesita mayor experiencia para enfrentar y vencer a Andrade, Canelo Alvarez, Charlo o Golovkin, quienes poseen mayor madurez y larga data en pleitos de gran exigencia.

Ubicado en la sexta posición de la OMB, Johnson, de 36 años, espera todavía tener una oportunidad de ir en busca de una corona mundial, a pesar de algunos contratiempos en su carrera. Las únicas derrotas de Johnson fueron contra Curtis “El Cerebro Asesino” Stevens y Sergiy “El Técnico” Derevyanchenko.

Después de una batalla muy dura contra Fernando “El Huracán” Castaneda en febrero del pasado año, el nativo de Nassau, Bahamas se recuperó al propinarle al irlandés Jason “El Animal” Quigley (18-1-0, 14 KOs) la primera derrota, que le permitió capturar el título de peso mediano de la Federación de Boxeo de Norteamérica (NABF, siglas en inglé).

“Estoy emocionado por la oportunidad de pelear contra Jaime Munguia”, expresó Johnson al sitio Boxingscene. “Los contratiempos que he tenido en mi carrera solo me han hecho más fuerte. Munguia es un luchador duro e invicto, pero lo haré sufrir su primera derrota, mientras persigo mi búsqueda para ser el campeón mundial de peso mediano “.

Facebook Comments