Enorme alegría causó al niño Devin Haney cuando a través de las imágenes de televisión vio a su ídolo, el cubano Yuriorkis Gamboa, conquistar la corona pluma de la Asociación Mundial (AMB), tras aplicar el cloroformo en el cuarto asalto al panameño Whyber García, el 10 de octubre de 2009, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York.

Por aquella época, “El Sueño” Haney (23-0-0, 15 KOs) anhelaba ser un gran boxeador como Gamboa (30-3-0, 18 KOs), que un año más tarde añadió a su trayectoria el cinturón vacante de la Federación Internacional (FIB), al vencer al aguerrido mexicano Orlando “Siri” Salido, en Las Vegas.

Un poco después, siendo Haney todavía un niño, coincidió con Gamboa y el isleño accedió a tomarse una foto con aquel jovencito que formaba parte de su grupo de admiradores. La constancia gráfica del guerrero conocido como El Ciclón de Guantánamo y el oriundo de San Francisco, Texas, quedó para la historia.

En ese entonces, Haney, de 10 años, no imaginaba que el destino -y su talento- lo colocarían encima de un cuadrilátero para cruzar guantes versus Gamboa, en duelo que está previsto el 7 de noviembre venidero, por la pantalla de la plataforma digital DAZN, en un lugar por definir en los próximos días.

“Hablé con el padre de Haney y me aseguró que todo está listo para el 7 de noviembre’‘, dijo Jesse Rodríguez, manager de Gamboa, al diario El Nuevo Herald, de Miami. “Yuri siempre quiso esta pelea desde el principio. Surgieron otros nombres, pero él siempre insistía en chocar con Haney. Ahora va a ser una realidad’’.

A inicios de agosto Haney afirmó que “he comenzado las negociaciones para una pelea contra Gamboa”, lo que provocó un sinnúmero de comentarios, ya que el cubano es un guerrero que ni pide ni da tregua a sus rivales, pero viene de caer por la vía del sueño en el duodécimo asalto, ante el talentoso Gervonta “El Tanque” Davis (23-0-0, 21 KOs), monarca de la Asociación Mundial (AMB), el 28 de diciembre, en Atlanta, Georgia.

Pero lejos de restarle méritos al caribeño, el revés ante Davis le aportó mayor brillo a su carrera profesional, ya que sufrió un desgarro en la pierna derecha en el segundo asalto y aún así continuó peleando hasta el asalto final, en el que Davis consiguió derribarlo por tercera y última ocasión –antes en el 2do y en el 8vo-, lo que obligó al árbitro Jack Reiss a detener las acciones, después 1:17 minutos de la fracción de cierre.

Concluida la necesaria intervención quirúrgica y el largo proceso de recuperación, Gamboa se encuentra en perfectas condiciones, de acuerdo a sus entrenadores, y listo para asumir el reto que significa Haney, monarca de peso ligero del Consejo Mundial (CMB) y uno de los jóvenes más prometedores del momento.

“La recuperación de Gamboa ha sido espectacular”, afirmó el también cubano Pedro “Peter” Roque, jefe técnico en la preparación de su coterráneo. “Cada vez se acerca más a su mejor forma. La ciencia y su excepcional físico han hecho este milagro. Pronto podrán apreciar su estado encima del ring”.

El promotor Eddie Hearn, de la compañía Matchroom Boxing, señaló recientemente en un comunicado de prensa, que Haney ha continuado entrenando durante la pandemia del COVID-19 y ya está deseoso de regresar al cuadrilátero, después de 10 meses de inactividad competitiva.

Hace 10 meses, Haney, quien cumplirá 22 años el 17 de noviembre, venció unánime al dominicano radicado en Puerto Rico, Alfredo “Ojo” Santiago (12-1-0, 4 KOs), en el Staples Center, de Los Ángeles, California, donde envió a la lona al quisqueyano en el 5to asalto y le provocó una herida sobre el ojo izquierdo en el 12mo. por un golpe legal. Durante el combate, Haney sufrió una lesión en el hombro, que derivó en una intervención quirúrgica. Luego, el coronavirus obligó a Haney y a todo el mundo del deporte al confinamiento temporal.

“Viene de un año de descanso con una operación en el hombro”, dijo Hearn. “Así que normalmente tomas una pelea más fácil, pero eso no existe en este momento. Él entendió eso y dijo: ‘¿Sabes qué? Dame una pelea real ‘, y así surgieron los nombres de Gamboa, Gary Russell Jr. y también el del dominicano Javier “El Abejón” Fortuna.

Cuando poseía la faja interina, Haney fue ascendido a campeón ligero del Consejo Mundial (CMB), después que el ucraniano Vasily “Hi-Tech” Lomachenko fue reconocido como “Campeón Franquicia” del organismo, con sede principal en México.

“Todos podrán ver a un Gamboa en gran estado físico y mental”, añadió Jesse Rodríguez, al diario del sur de Florida. “Es increible como el nombre de Gamboa despierta interés cada vez que se menciona. Davis sabía la importancia de enfrentarlo y ahora con Haney se repite la historia. Cuando dejas un legalo valioso, eso es lo que sucede”.

Surge obligada la pregunta: ¿Podrá el veterano guerrero de casi 39 años doblegar al imberbe, 17 años menor, que lo admiró en la infancia y ahora será su rival? Juventud vs experiencia, ¿quién ganará?

Un duro reto para ambos, que puede en el caso de Gamboa indicarle el camino del retiro u ofrecerle un puesto entre los más sobresalientes púgiles de las 135 libras.

Facebook Comments