Luchar porque los sueños se hagan realidad, es un sentimiento innato a la naturaleza del ser humano, que lo motiva a través de la vida para alcanzar objetivos cada vez más altos. Pero, ojo, es preciso diferenciar entre lo que se quiere y lo que se puede. Porque muchos de los sueños llegan a ser una grata realidad, pero otros pueden convertirse en una triste pesadilla.

Hace pocas horas, el combativo púgil puertorriqueño José “El Francotirador” Pedraza (28-3-0, 13 KOs) se impuso convincentemente a su coterráneo Javier “El Intocable” Molina (22-30, 9 KOs), en duelo disputado el 19 de septiembre, en La Burbuja, del Centro de Convenciones, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Doble ex campeón mundial, súperpluma y ligero, Pedraza, de 31 años, lució a gran altura y recibió tres papeletas favorables (99-91 y dos de 98-92), en la que significó la segunda victoria consecutiva, desde que sucumbió, también unánime, versus el zurdo estadounidense José “Chón” Zepeda, el 14 de septiembre del pasado año, cuando disputaron en la T-Mobile Arena, la faja vacante del Consejo Mundial (CMB), de los Estados Unidos, en las 140 libras.

Después de ese fracaso, Pedraza se impuso, igualmente por unanimidad, al trinitario Mikkel LesPierre (22-2-1, 10 KOs), el 2 de julio de este año, en La Burbuja, donde chocaron en un combate pactado en la categoría welter (147 libras).

Todavía eufórico por su excelente desempeño ante Molina, quien sumaba cinco éxitos en línea, Pedraza retó a los máximos exponentes de las 140 libras. “Creo que estoy listo para una oportunidad de título mundial”, dijo Pedraza. “Sea quien sea entre Josh Taylor y José Ramírez, quiero al ganador de esa pelea. Si por alguna razón no puedo tener una oportunidad por el título mundial contra ellos, quiero pedirle respetuosamente la revancha a José Zepeda”.

En el grupo de vanguardia de las 140 libras, se encuentran los norteamericanos de California José Carlos Ramírez y José Zepeda, y Josh Taylor, de 29 años, nacido en la ciudad escocesa de Edimburgo.

Ambos invictos, “El Jaguar” Ramírez (25-0-0, 17 KOs) y “El Tornado de Tartán” Taylor (16-0-0, 12 KOs) acaparan las cuatro principales coronas de la categoría súper ligera, las del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB), en poder del norteño, y las de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB), a la cuenta del británico.

Por su parte, Zepeda (31-2-0, 25 KOs) aparece en las más recientes actualizaciones en los puestos 2do y 3ro, en los organismos CMB y OMB, respectivamente.

En el caso de Ramírez derrotó por fallo mayoritario al ucraniano Viktor “El Hombre de Hielo” Postol (31-3-0, 12 KOs), el 29 de agosto último, en La Burbuja, donde el monarca hizo la cuarta defensa del cinturón del CMB y la primera del correspondiente a la OMB.

De guardia zurda, Taylor tiene previsto enfrentarse al invicto tailandés Apinun Khonsong (16-0-0, 13 KOs), el próximo sábado 26 de septiembre, en la ciudad inglesa de Strafford. Para el asiático será el segundo combate fuera de su país. Se especula, que si finalmente el británico vence a Khonsong (es amplio favorito para salir con el brazo en alto), rivalizará con Ramírez para definir quién es el mejor púgil de las 140 libras y el dueño de los cuatro títulos.

Aunque Pedraza ha lucido muy bien en sus dos últimos ascensos al cuadrilátero versus Les Pierre y Molina, su menor alcance y estatura, serían obstáculos muy difíciles de compensar ante Ramírez y Taylor, ambos además con una fortaleza superior en los puños a los que posee el nacido en la Isla del Encanto.

Pedraza ha sufrido tres fracasos, el mencionado ante Zepeda y también por nocaut en el séptimo asalto, ante el talentoso zurdo estadounidense Gervonta “El Tanque” Davis, en enero de 2017, cuando disputaron la faja de la Federación Internacional (FIB), en las 130 libras. El boricua besó la lona en el séptimo.

Casi dos años después, también Pedraza naufragó por unanimidad ante el astro ucraniano Vasily “Hi-Tech” Lomachenko, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, donde el caribeño intentó sin éxito adueñarse de los cinturones de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB). También sufrió par de derribos en el undécimo episodio.

Facebook Comments