Habían transcurridos menos de 48 horas del triunfo del campeón mundial estadounidense José Carlos Ramírez frente al ucraniano Víktor Postol, cuando la Organización Mundial (OMB) hizo trizas la euforia de los fanáticos, que ya vislumbraban un cercano y añorado pleito de unificación entre el monarca de las 140 libras y el zurdo escocés Josh Taylor, doble titular de la Asociación Mundial (AMB) y la Federación Internacional (FIB).

Aunque mantuvo imbatido su récord profesional y la faja de la OMB, Ramírez (26-0-0, 17 KOs) sufrió más de lo previsto para doblegar por fallo mayoritario al “Hombre de Hielo” Postol (31-3-0, 12 KOs), en choque efectuado el 29 de agosto, en el Centro de Conferencias, del hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Casi de inmediato, Francisco “Paco” Valcárcel, presidente de la OMB, reconoció que “fue una pelea muy cerrada, pero Ramírez retuvo su título”. Y a continuación escribió: “Felicitaciones. Lo próximo (combate) obligatorio de OMB”.

En las primeras horas del lunes 31 de agosto, el Comité de Campeonatos de la OMB ratificó lo expresado por Valcárcel a través de su sitio en Internet. precisando que Ramírez debía iniciar negociaciones con el zurdo británico Jack”El Gato” Catterall, puntero en la clasificación de peso súperligero, en un combate obligatorio para el monarca, que debe concretarse en un plazo inferior a los 120 días tras la victoria frente a Postol.

El comunicado señala que ambas partes disponen de 20 días después de ser informados para alcanzar un acuerdo o de lo contrario se efectuará una subasta pública, en la que las ofertas comenzarán con un mínimo de $ 150 mil, con el propósito de otorgar la organización de la pelea a la parte ganadora.

En principio, la decisión de ese organismo sancionador cayó como un balde de agua fría, pues crea un nuevo obstáculo para que Ramírez y Taylor crucen guantes en fecha cercana, aunque “El Tornado de Tartán” Taylor chocará con el invicto tailandés Apinun Khonsong (16-0-0, 13 KOs), el 26 de septiembre, en la ciudad británica de Stratford, donde expondrá los cinturones de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y el de la Federación Internacional (FIB), entidad en la que asiática ocupa la cima del ranking en las 140 libras.

Algunas versiones de prensa han señalado que desde hace semanas existen contactos con los representantes de Catterall para que se haga a un costado, ofreciéndole una suma considerable de dinero.

Pero el zurdo Catterall se ha mantenido firme en que mantendrá su derecho de vérselas con Ramírez. “Soy el (rival) obligatorio y él tendrá que cumplir ese requisito en algún momento. Por supuesto, él no quiere pelear contra mi´, porque sabe que no habrá una bolsa tan elevada como la que obtendría al enfrentar a Taylor en una unificación, al estar involucrados los cuatro títulos mundiales”.

Catterall, de 27 años y oriundo de la ciudad inglesa de Chorley, fue reconocido en la cima del listado de las 140 libras, después que Ramírez derrotó por nocaut en el sexto asalto al estadounidense Maurice “Mighty Mo” Hooker (27-1-3, 18 KOs), el 27 de julio, del pasado año, en Arlington, Texas, donde el vencido exponía por tercera vez la faja de la OMB.

Entonces la OMB ordenó a Ramírez negociar con Taylor, pero el norteño se decidió por Postol, primero en la clasificación del Consejo Mundial (CMB), mientras el escocés también ha visto obligado a posponer la reyerta ante Khonsong, debido a la pandemia del coronavirus, que obligó al confinamiento y retrasó todos los planes del boxeo a escala mundial.

Al referirse al combate entre Ramírez y Postol, el abogado Bob Arum, máximo ejecutivo de la promotora Top Rank señaló que “fue una buena pelea, pero los dos tuvieron tres largos campos de entrenamiento debido a la situación surgida por el COVID-19. De cualquier forma, considero que José ganó claramente el pleito”-

Sin embargo, dos de los jueces, Steve Weisfeld (116-112) y Tim Cheatham (115-113) otorgaron boletas favorables al descendiente de mexicanos, pero el otro oficial, Dave Moretti repartió 114 puntos para cada púgil.

Los números reportados por la empresa CompuBox reflejan que las cifras de golpes de uno y otro resultaron muy similares. Ramírez conectó 156 de 556 lanzamientos de sus puños, en tanto Postol llegó a la anatomía de su oponente en 147 ocasiones, de un total de 668 intentos.

En las redes sociales, Taylor también dio su criterio de lo ocurrido entre los dos contendientes. “Sobresaliente actuación de Postol”, escribió el escocés el domingo temprano en Twitter. “Ramírez… hmmm. No demasiado”.

El panorama se encuentra nebuloso para que Taylor y Ramírez se vean las caras sobre el cuadrilátero. Y si el escocés vence al tailandés Khonsong, como vaticinan la casi totalidad de expertos, habrá que esperar por la decisión final de Catterall, quien si continúa empeñado en ejercer su derecho, obligará a posponer al menos hasta 2021 la añorada pelea entre Ramírez y Taylor.

Facebook Comments