Paradojas de la vida. El campeón mundial estadounidense Devin Haney enfrentará a finales de septiembre o comienzos de octubre al cubano Yuriorkis Gamboa, quien fue ídolo del norteño una década atrás, cuando el caribeño reinaba en la división pluma y el norteamericano era un imberbe de apenas 11 años.

Por aquella época, “El Sueño” Haney (23-0-0, 15 KOs) anhelaba ser un gran boxeador como Gamboa (30-3-0, 18 KOs), que en 2010 llegó a poseer las fajas pluma de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB).

Siendo Haney un niño, en una ocasión coincidió con Gamboa y el isleño accedió a tomarse una foto con aquel jovencito que formaba parte de su grupo de admiradores. La constancia gráfica del guerrero conocido como El Ciclón de Guantánamo y el oriundo de San Francisco, Texas, quedó para la historia.

Ahora, según fuentes cercanas al caribeño, faltan por precisar algunos detalles, pero ya existe un acuerdo entre ambas partes para que se efectúe el combate, con fecha probable en los últimos días del noveno mes del año o a comienzos del siguiente, que sería transmitido por la plataforma digital DAZN.

“He comenzado negociaciones para una pelea contra Gamboa”, escribió Haney, dueño del cinturón ligero del Consejo Mundial (CMB), en su cuenta de Twitter. El anuncio provocó innumerables comentarios, ya que Gamboa es un guerrero que ni pide ni da tregua a sus rivales, pero viene de caer por la vía del sueño en el duodécimo asalto, ante el talentoso Gervonta “El Tanque” Davis (23-0-0, 21 KOs), monarca de la Asociación Mundial (AMB), el 28 de diciembre, en Atlanta, Georgia.

Lejos de restarle méritos, el revés de Gamboa ante Davis le aportó mayor brillo a su carrera profesional, ya que sufrió un desgarro en la pierna derecha en el segundo asalto y aún así continuó peleando hasta el asalto final, en el que Davis consiguió derribarlo por tercera y última ocasión –antes en el 2do y en el 8vo-, lo que obligó al árbitro Jack Reiss a detener las acciones, después 1:17 minutos de la fracción de cierre.

Tras la caída y la obligada cuenta protectora en el segundo round, Gamboa comenzó a cojear de su pierna derecha y así se desempeñó durante el resto de la pelea, hasta que en el duodécimo un fuerte gancho de zurda del jovencito Davis, de 25 años, hizo caer sentado al veterano Gamboa y el árbitro no esperó más, y decretó el fin del duelo. 

Concluida la obligada intervención quirúrgica y el largo proceso de recuperación, Gamboa se encuentra en perfectas condiciones, de acuerdo a sus entrenadores, y listo para asumir el reto que significa Haney, uno de los jóvenes más prometedores del momento.

“La recuperación de Gamboa ha sido espectacular”, afirmó el también cubano Pedro “Peter” Roque, jefe técnico en la preparación de su coterráneo. “Cada vez se acerca más a su mejor forma. La ciencia y su excepcional físico han hecho este milagro. Pronto podrán apreciar su estado encima del ring”.

Poco antes de anunciarse el duelo Haney-Gamboa, el propio púgil antillano había colocado en las redes sociales una foto junto a Davis, en la que solicitaba la revancha frente a su victimario, ahora que se encuentra saludable.

Haney, de 20 años, viene de doblegar por unanimidad al dominicano radicado en Puerto Rico, Alfredo “Ojo” Santiago (12-1-0, 4 KOs), el 9 de noviembre, en el Staples Center, de Los Ángeles, California, donde envió a la lona al quisqueyano en el 5to asalto y le provocó una herida sobre el ojo izquierdo en el 12mo. por un golpe legal.

Facebook Comments