Debido a su juventud y talento innato, los expertos estiman que el estadounidense Shakur Stevenson tiene un gran futuro por delante en el boxeo. Incluso, el empresario Bob Arum, máximo ejecutivo de la compañía Top Rank, ha lanzado campanas al vuelo al compararlo con el astro, ya retirado, Floyd Mayweather Jr., quien por habilidades y resultados, figura entre los más virtuosos púgiles de la era moderna.

Ciertamente, “El Audaz” Stevenson (13-0-0, 7 KOs) ha tenido una carrera en espiral, como lo demuestra que con solo 22 años (cumplirá 23 el 28 de junio) ya ostenta la corona pluma de la Organización Mundial (OMB). Pero el zurdo nacido en Nueva Jersey no debe llamarse a engaño y comprender que el camino hacia la consagración definitiva está lleno de imprevistos y obstáculos.

Aún así, Stevenson se hizo eco de las palabras de Arum y aseguró en una conferencia telefónica que “voy a tomar el control y superar a Floyd. Seré mejor de lo que Floyd era. Claro que la comparación me hace sentir bien, porque él siempre fue uno de mis boxeadores favoritos. Pero al final del día, todavía soy yo, así que tengo que crear mi propio destino”.

Subcampeón olímpico en Río de Janeiro-2016 durante la etapa amateur, Stevenson parte como amplio favorito para derrotar al puertorriqueño Félix “La Sombra” Caraballo (13-1-2, 9 KOs), el 9 de junio, en Las Vegas, en una velada en la cual regresa el boxeo a la televisión nacional, en transmisión por la cadena ESPN, después de varios meses de inactividad competitiva, por la pandemia del COVID-19, que ha cobrado la vida a más de 400 mil personas en todo el planeta.

Stevenson tenía programado enfrentarse al colombiano Miguel “El Escorpión” Marriaga (29-3-0, 25 KOs), el 14 de marzo, en el Teatro Hulu, del legendario Madison Square Garden, de Nueva York, pero la propagación mundial del coronavirus obligó a cancelar todos las peleas en marzo, abril y mayo, en la Ciudad de los Rascacielos, la ciudad más golpeada a nivel global, con más de 27 mil fallecidos.

Habilidoso de rápidos movimientos y con eficaz defemsa, Stevenson conquistó la faja vacante de la Organización Mundial (OMB), al doblegar por unanimidad a su connacional Joet González (23-1-0, 14 KOs), el pasado 26 de octubre, en Reno, Nevada.

Stevenson ha declarado que si no consigue unificar con el británico Josh “El Guerrero de Leeds” Warrington (30-0-0, 7 KOs), dueño de la faja de la Federación Internacional (FIB), entonces saltará a los súperpluma.

Pero antes de concretarse el duelo frente al colombiano, Stevenson y sus representantes estuvieron en negociaciones con Warrington (30-0-0, 7 KOs), en un enfrentamiento que prometía mucho y que buscó con insistencia el imberbe norteño.

Pero la pelea de unificación se fue a pique, debido a que el grupo de “El Guerrero de Leeds” quería efectuarla el 16 de mayo, en Elland Road, el hogar del equipo Leeds United, en Inglaterra, pero los que guían a Stevenson preferían que fuera el 14 de marzo, en Nueva York, fecha que tuvo que cancelarse por la pandemia del COVID-19.

Medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016 (perdió con el también zurdo cubano Robeisy Ramírez con votación de 2-1 en la final), el norteño ha afirmado en cada entrevista que no puede sustraerse a recordar el reñido fracaso que sufrió en la cita olímpica.

Al recordar aquella gesta en territorio brasileño, Stevenson ha señalado que el nacido en la central ciudad de Cienfuegos y radicado en Miami, lo hizo lucir mal, pero que si vuelve a cruzarse en el camino, ahora que Ramírez es profesional, “lo voy a patear y a dejar muy mal. Mi mensaje es que yo soy el dueño de esta división y se lo haré saber sobre el cuadrilátero, si llegamos a enfrentarnos nuevamente”.

Conocedor de la rivalidad entre Stevenson y Ramírez (2-1-0, 2 KOs) por el resultado en la confrontación olímpica, el promotor Arum incluyó al caribeño (también bajo la tutela de Top Rank), en la velada del 9 de junio, en la que enfrentará al dominicano Yeuri “Dinamita” Andújar (5-3-0, 3 KOs).

Sobre un posible duelo contra Stevenson, el cubano Ramírez dijo al diario El Nuevo Herald, de Miami: “Tenlo por seguro. La revancha se dará en algún momento. Él no ha olvidado la derrota de los Juegos Olímpicos. Lo menciona a cada rato. Y ocurrirá porque Bob Arum sabe que esa pelea puede generar, interés y dinero”.

Oriundo de la central provincia de Cienfuegos, Ramírez tuvo un inesperado revés en su debut profesional, al caer por fallo dividido ante el estadounidense Adam González (5-2-2, 2 KOs), el 10 de agosto de 2019, en el Liacouras Center, de Filadelfia.

Después, y bajo la tutela del experimentado profesor Ismael Salas, Ramírez ha conquistado par de victorias, ambas por la vía rápida, la más reciente en el cuarto episodio ante el bisoño estadounidense de 18 años, Rafael Morales, el 21 de febrero, en la ciudad de Miami.

Facebook Comments