La mortal pandemia del COVID-19 ha provocado un verdadero caos en el mundillo del boxeo. Cancelaciones y/o postergaciones de combates. Ajustes en los contratos, peligro de quiebra en algunas poderosas compañías, unido a un amplio espectro de problemas, muchos aún sin solución, aunque la terrible epidemia comienza a ceder, lo que otorga un respiro para que la actividad competitiva, y el planeta en general, regrese a una “nueva normalidad”.

En el caso del deporte de los puños, ya se han confirmado carteleras para los próximos días, mientras cientos de peleas todavía aguardan por el visto bueno de autoridades deportivas, organizaciones y sedes, en tanto el tema de la imprescindible ausencia de público aparece como Espada de Damocles en los ingresos de los boxeadores y de todo el engranaje vinculado al espectáculo.

Y en esta difícil etapa, el añorado pleito de unificación entre el estadounidense Terence “El Cazador” Crawford (36-0-0, 27 KOs) y el filipino Manny “PacMan” Pacquiao (62-7-2, 39 KOs) se asemeja a un rompecabezas que comienza a llenar espacios desde varios frentes casi simultáneamente.

Con título en tres divisiones, Crawford, de 32 años, es actual campeón welter de la Organización Mundial (OMB). Hace pocos horas, el zurdo de Omaha, Nebraska, afirmó a Boxingscene que existen negociaciones entre Bob Arum, máximo ejecutivo de la promotora Top Rank y el astro tagalo para que ambos se vean las caras sobre el cuadrilátero.

“Todos queremos la pelea”, dijo Crawford. “Pero básicamente estamos tratando de encontrar la mejor solución al tema de las ganancias. Con esta pandemia en curso es difícil ofrecer una gran pelea sin audiencia y sin saber cómo se va a recuperar el dinero (invertido). Entonces primero tenemos que resolver todos los detalles antes de poder hacerla”.

Crawford explicó que todos los boxeadores están buscando variantes para obtener las mayores bolsas, un aspecto que obviamente lo involucra a él y también a Pacquiao. Pero de cualquier forma reconoció que si llegan a un acuerdo, la pelea representaría para él la mayor cantidad de dinero que haya ganado en su carrera en una sola noche.

En diciembre pasado, “Bud” Crawford anestesió en el noveno episodio al entonces invicto lituano Egidijus “La Máquina Mala” Kavaliauskas, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, donde el norteño hizo la tercera defensa del cetro de la OMB. El europeo fue a la lona en el séptimo y par de veces en el noveno, cuando el árbitro Ricky González concluyó las acciones a escasos 44 segundos del cierre de la fracción.

BAHREIN EN LA MIRA DE BOB ARUM

El pequeño reino de Bahrein, considerado el país más pequeño del Golfo Pérsico, se encuentra en la mira del empresario Bob Arum, promotor de Crawford, para que su representado choque con Pacquiao antes que concluya 2020.

“Esperamos tener a Crawford vs Pacquiao en acción este año, a través de nuestros amigos en MTK”, dijo Arum a iFL TV. “Estamos en serias conversaciones con Bahrein para hacer peleas importantes allí. Me encantaría hacer algunos grandes eventos en Bahrein”.

MTK (Mack The Knife Global) es una compañía fundada en 2012, que promociona eventos de boxeo y de Artes Marciales Mixtas (MMA, en inglés), la que ha organizado carteleras con renombrados púgiles como Tyson Fury, Billy Joe Saunders, Josh Taylor, Carl Frampton, Terry Flanagas, Charlie Edwards, Rocky Fielding y Michael Conlan, entre otros.

PACQUIAO NO TIENE RIVAL DEFINIDO

A pesar de las declaraciones de Arum e igualmente de Crawford, el astro zurdo tagalo descartó que ya tenga delineado el itinerario de su regreso e igualmente quién será su primer adversario, después que pasen los nubarrones del coronavirus.

“Sí, estoy entrenando, pero aún no hay planes concretos”, expresó Pacquiao al diario Manila Times. “He visto los comentarios (de varios boxeadores) y no tengo ningún problema para enfrentarme a cualquiera de ellos en el futuro inmediato. Pero debemos esperar a que pase el coronavirus”.

Dueño de la faja de súpercampeón welter de la Asociación Mundial (AMB), Pacquiao, quien cumplió 41 años el 17 de diciembre, viene de imponerse por fallo dividido al entonces dueño de la faja, el estadounidense Keith “Una Vez” Thurman, el 20 de julio pasado, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas. Dos de los jueces se inclinaron por el asiático 115-112 y el otro por el norteño 114-113.

Facebook Comments