Con solo 21 años, el imberbe campeón mundial estadounidense Devin Haney está atrapado en conflictos propios y ajenos. De un lado, peligra su permanencia en la división de peso ligero, debido a que tiene dificultades para cumplir con la báscula en las 135 libras, y en la otra cara de la moneda, no aparece entre las prioridades inmediatas de las principales figuras de esa categoría.

Sabiendo que será efímera la permanencia en los ligeros, “El Sueño” Haney (24-0-0, 15 KOs) busca a toda costa probar sus cualidades ante los “monstruos” del grupo: el ucraniano Vasily “Hi-Tech” Lomachenko (14-1-0, 10 KOs) y los estadounidenses Teófimo “El Brookyn” López (15-0-0, 12 KOs), Gervonta “El Tanque” Davis (23-0-0, 22 KOs) y Ryan “El Relámpago” García (20-0-0, 17 KOs).

Y aunque el empresario inglés Eddie Hearn, de la compañía Matchroom Boxing, que promueve la carrera de Haney, afirma que se esfuerza por enfrentarlo a algunos de los que se encuentran en la cima, esos pleitos no ocurrirán en un corto plazo, ya que existen obstáculos que lo impiden.

Porque Haney, quien conquistó la corona del Consejo Mundial (CMB), al derrotar unánime al dominicano Alfredo “Ojo” Santiago, en noviembre pasado, en el Staples Center, de Los Ángeles, sufrió durante el pleito una lesión, que lo obligó a someterse a una intervención quirúrgica, debido a una rotura microscópica en el hombro derecho.

El trauma, posterior cirugía y obligada etapa de rehabilitación, colocaron en compás de espera el combate -que avanzaba en la mesa de negociación-  ante el zurdo dominicano Javier “El Abejón” Fortuna (35-2-1, 24 KOs), declarado retador obligatorio por encontrarse ubicado en la cima de la clasificación del CMB en las 135 libras.

Para resolver la situación, el CMB declaró a Haney “campeón en receso” hasta tanto estuviera en condiciones de regresar al ring, y decretó el enfrentamiento entre Fortuna y el inglés –también de guardia zurda- Luke Campbell, tercero del ranking, quienes acordaron enfrentarse el 17 de abril en el MGM Harbor, de la ciudad de Oxon Hill, Maryland, pero el pleito, como infinidad de otros, fue postergado por la epidemia del COVID-19 que azota al planeta desde hace varios meses.

Vale recordar que el astro Lomachenko (14-1-0, 10 KOs) poseía la faja del Consejo Mundial (CMB) en las 135 libras, pero esa entidad, que preside el mexicano Mauricio Sulaimán, lo elevó a “Campeón Franquicia” y el título pasó a manos de Haney, entonces con el cinturón interino.

REINSTALADO HANEY COMO MONARCA MUNDIAL

A finales de abril, el CMB informó a través de un comunicado emitido por la Junta de Gobierno, que reinstalaba como monarca mundial a Haney y en la misma nota señaló que la pelea entre “El Abejón” Fortuna (35-2-1, 24 KOs) y el zurdo Campbell (20-3-0, 16 KOs) sería por la faja interina, aunque el ganador tendrá el derecho de rivalizar frente a Haney, en un duelo con carácter “obligatorio”.

A Haney, nacido en San Francisco y asentado en Las Vegas, el organismo, con sede en México, le ofreció la posibilidad para su inmediata confrontación, de elegir a un oponente, sin que esté en juego la corona de las 135 libras.

MAYWEATHER AYUDA A HANEY

En los últimos días, han aparecido videos en el ciberespacio en los que Haney aparece guanteando con el retirado Floyd Mayweather Jr. Según allegados del actual campeón ligero, Haney intenta mejorar en sus habilidades defensivas, toda vez que carece de gran velocidad en sus puños y tampoco exhibe el poder de los más renombrados contendientes de las 135 libras.

Las imágenes evidencian que Haney luce bien ante Mayweather Jr. en los movimientos defensivos y en la explosividad, pero son solo sesiones de guanteo y no frente a un adversario que le exige el máximo en cuanto a rapidez y coordinación.

Al margen de ello, si Haney permanece más allá de 2020 en los ligeros y no lograr chocar contra los boxeadores de la élite, estaría también poniendo en peligro encontrar rivales de primer nivel en las 140 libras, pues dos de los dueños de las coronas (Josh Taylor y José Ramírez), han expresado que saltarán a la categoría welter, en un tiempo no muy lejano.

Facebook Comments