Mientras continúan los aburridos días de confinamiento por el COVID-19, los ejecutivos del boxeo mantienen reuniones virtuales tratando de ajustar detalles para cuando disminuya la mortal pandemia, en un ambiente generalizado de esperanza, por regresar cuanto antes a la “nueva normalidad”.

Y aunque el mundillo del boxeo se encuentra sumido en la incertidumbre, porque los cronogramas están sujetos a lo que dicte la epidemia, comienzan a observarse destellos de luz al final del túnel. Este miércoles se informó que se está negociando para el 9 de junio, la pelea del talentoso estadounidense Shakur “El Audaz” Stevenson (13-0-0, 7 KOs), monarca pluma de la Organización Mundial (OMB), frente al mexicano Rafael “Big Bang” Rivera (27-4-2, 18 KOs) en lo que sería el primer programa televisivo en Estados Unidos, con cobertura nacional de la cadena ESPN.

Aunque de acuerdo con Theathletic.com, la cartelera tendrá por sede algún hotel de Las Vegas, Carl Moretti, vicepresidente de operaciones para la promotora Top Rank, que encabeza el veterano abogado Bob Arum, dijo al sitio BoxingScene.com, que todavía no se han finalizado los detalles para el regreso (del boxeo) en junio.

“Estamos tratando de volver a tiempo”, afirmó Moretti. “En cuanto a quién peleará contra quién y en cuál fecha, todo está en el aire por el momento. Hay mucho trabajo por hacer”.

Moretti explicó que la confrontación será de carácter opcional para Stevenson, el zurdo de 22 años y nacido en Nueva Jersey, quien no expondría la faja del orbe, pues Rivera no figura entre los 15 primeros de la clasificación de la OMB en las 126 libras y por tanto no es elegible para combatir por la corona.

Rivera, de 26 años y de Tijuana, Baja California, perdió por abandono en su más reciente combate versus el estadounidense Jessie Magdaleno (27-1-0, 18 KOs), el 17 de agosto pasado, en Las Vegas, donde disputaron el cinturón del Consejo Mundial (CMB), de Estados Unidos, en la categoría de peso pluma.

Stevenson tenía programado enfrentarse al colombiano Miguel “El Escorpión” Marriaga (29-3-0, 25 KOs), el 14 de marzo, en el Teatro Hulu, del legendario Madison Square Garden, de Nueva York, pero la propagación mundial del coronavirus obligó a cancelar todos las peleas en marzo, abril y mayo, en la Ciudad de los Rascacielos, la más golpeada a nivel global, con más de 27 mil fallecidos.

Habilidoso de rápidos movimientos y con eficaz guardia, Stevenson conquistó la faja vacante de la Organización Mundial (OMB), al doblegar por unanimidad a su connacional Joet González (23-1-0, 14 KOs), el pasado 26 de octubre, en Reno, Nevada.

Stevenson ha declarado que si no consigue unificar con el británico Josh “El Guerrero de Leeds” Warrington (30-0-0, 7 KOs), dueño de la faja de la Federación Internacional (FIB), entonces saltará a los súperpluma.

Pero antes de concretarse el duelo frente al colombiano, Stevenson y sus representantes estuvieron en negociaciones con Warrington (30-0-0, 7 KOs), en un enfrentamiento que prometía mucho y que buscó con insistencia el imberbe norteño.

Pero la pelea de unificación se fue a pique, debido a que el grupo de “El Guerrero de Leeds” quería efectuarla el 16 de mayo, en Elland Road, el hogar del equipo Leeds United, en Inglaterra, pero los que guían a Stevenson preferían que fuera el 14 de marzo, en Nueva York, fecha que tuvo que cancelarse por la pandemia del COVID-19.

Medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016 (perdió con el también zurdo cubano Robeisy Ramírez con votación de 2-1 en la final), el norteño ha afirmado en cada entrevista que no puede sustraerse a recordar el reñido fracaso que sufrió en la cita olímpica.

Al recordar aquella gesta en territorio brasileño, Stevenson ha señalado que el nacido en la central ciudad de Cienfuegos y radicado en Miami, lo hizo lucir mal, pero que si vuelve a cruzarse en el camino, ahora que Ramírez es profesional, “lo voy a patear y a dejar muy mal. Mi mensaje es que yo soy el dueño de esta división y se lo haré saber sobre el cuadrilátero, si llegamos a enfrentarnos nuevamente”.

BOB ARUM: “STEVENSON ES EL NUEVO MAYWEATHER”

Aunque tiene solo 22 años y mucho camino por recorrer todavía antes de ser considerado entre los mejores del mundo, el promotor Bob Arum ha recalcado que es un púgil excepcional, comparable con el retirado Floyd “Money” Mayweather.

“Estamos en presencia del segundo Floyd Mayweather”, dijo Arum en entrevista con ESPN. “Shakur tiene una confianza tremenda en sus habilidades, igual que Floyd. Es un boxeador súper defensivo, similar a Floyd. Y es un genio en el ring, como lo era Floyd”.

No obstante, Arum olvida que Stevenson no ha cruzado guantes con ningún adversario de la élite, ni tampoco posee la velocidad en los puños, que demostró Mayweather Jr. en sus años de esplendor. De ahí que la comparación tiene un carácter puramente promocional, alejada de la realidad.

Facebook Comments