Quizás por ser uno de los más talentosos púgiles de la actualidad, al estadounidense Terence Crawford, campeón de la Organización Mundial (OMB), en la división welter, le llueven los asedios en las redes sociales. Pero del “dicho al hecho…gran trecho”.

Como el resto de la familia del boxeo, “Bud” Crawford (36-0-0, 27 KOs) sufre por la obligatoriedad de mantenerse alejado de la acción competitiva, debido a la epidemia del COVID-19, que ha cobrado la vida de decenas de miles de personas en todo el planeta.

Después de doblegar en siete episodios al lituano Egidijus Kavaliauskas, en diciembre pasado, el nacido hace 33 años en Omaha, Nebraska, tenía previsto regresar al cuadrilátero el 13 de junio, aunque sin un rival definido, según su entrenador y gerente Brian McIntyre, pero ese proyecto quedó en suspenso por el coronavirus.

Durante una visita a Frisco, Texas, McIntyre expresó en rueda de prensa que Pacquiao (posee el cetro welter de la Asociación Mundial) y el inglés Kell Brook estaban entre los potenciales rivales para el retorno de Crawford. En el encuentro con los medios, el preparador dijo que si el acuerdo era con Pacquiao, probablemente el duelo se efectuaría en Arabia Saudita, en tanto Inglaterra tendría buenas opciones de acoger el combate con “El Especial” Brook, aunque el “dinero” sería el que definiría el sitio de las acciones

Y mientras transcurre ese impasse en los escenarios boxísticos, Crawford, quien ocupa una de las plazas de privilegio en la exclusiva lista de mejores libra (P4P), cruza palabras con otros potenciales adversarios, a través de los distintos medios de prensa y de las estructuras sociales en Internet.

Hace pocas horas, Crawford y el gemelo Jermell Charlo (33-1-0, 17 KOs), monarca del Consejo Mundial (CMB) en las 154 libras, se lanzaron retos y ofensas en la cuenta del “Pajarito Azul”, desatando un avispero en la telaraña social.

Como parte de la refriega verbal a distancia, Charlo, de 29 años, puso en duda que Crawford esté decidido a enfrentar al igualmente habilidoso Errol “La Verdad” Spence (26-0-0, 21 KOs), dueños de la faja welter del CMB y también de la Federación Internacional (FIB).

El zurdo Spence Jr. se había impuesto por fallo dividido al también norteño Shawn “Showtime” Porter, el 28 de septiembre pasado, en el Staples Center, de Los Ángeles, California, donde cedió el título del CMB, que defendía por segunda ocasión.

En respuesta a las declaraciones de Charlo, Crawford escribió en su cuenta de Twitter: “@TwinCharlo mantén mi nombre fuera de tu boca. No me hagas mostrarte quién es el verdadero Rey de la jungla. Deja de fingir para llamar la atención”.

Acto seguido, llegó la réplica de Charlo: “Solo hay una forma”, una insinuación de que para dejar de mencionar el nombre de Crawford, este debe escalar a la categoría súperwelter, que en la práctica sería de gran riesgo, pues Charlo igualmente posee muchas habilidades, lo aventaja en estatura y está acostumbrado a los rigores de la categoría ligero-mediana.

“Creo que eres un luchador genial”, continuó Charlo en su mensaje. “Pero no muerdas más de lo que puedes masticar. Somos solo leones diferentes”.

TAMBIEN PORTER, THURMAN Y PACQUIAO

Aunque sucumbió en septiembre ante Spence Jr., en un cerradísimo duelo de muchos intercambios, Porter (30-3-1, 17 KOs) considera que a Crawford le aportaría mucho dinero si decide enfrentarlo, en pleito de enorme interés para el público, que sin dudas se transmitiría por el sistema de Pague-por-Ver (PPV).

“Creo que soy uno de esos luchadores que (Crawford) tiene que enfrentar y vencer para que se reconozca su grandeza”, dijo Porter a IFL TV. “Él y yo podemos hacerlo, aunque no hemos tenido ninguna conversación reciente, pero todavía es una pelea que se puede hacer. Personalmente, nunca me vi combatiendo contra Crawford, pero recientemente con su avance en la división welter, pensé que sería ventajoso para ambos”.

Una respuesta también enérgica le envió Crawford a Keith “One Time” Thurman (29-1-0, 22 KOs), quien en un principio lo desafió a que le enviara un contrato y después se retractó diciendo que prefería a Spence Jr. ya que sería con dos títulos por medio, y también se inclina más por la revancha con el filipino Manny “PacMan” Pacquiao (62-7-2, 39 KOs), quien lo venció por decisión dividida, el 20 de julio último, en Las Vegas.

“Cállate y deja de usar mi nombre”, señaló Crawford, visiblemente indignado por el reto de Thurman. “No sabes lo que quieres hacer, porque apuesto que si te envio el contrato, buscarás una salida para no aceptarlo. Así que deja de jugar con mi nombre”.

También el avezado abogado y promotor Bob Arum, de Top Rank, ha mencionado que intenta armar una pelea de unificación entre Crawford y Pacquiao, pero es imprescindible que algún país se responsabilice con los gastos organizativos y disminuya las tarifas en comparación con las de Estados Unidos.

“Crawford y Pacquiao es una posibilidad real, y esa es una de las cosas en las que estamos trabajando”, dijo Arum a IFL TV. “Sería más concreto si algún país o autoridad deportiva aportara el dinero. Porque  dada la situación actual, de otra forma no podría hacerse. Los dos desean verse frente a frente sobre el cuadrilátero, pero existen obstáculos monetarios, que es preciso resolver”.

Facebook Comments