Si a Ud., estimado lector, le queda alguna duda de que el boxeo es un negocio, en el que prima el factor monetario por encima del interés de los fanáticos, solo remítase a la carrera del invicto estadounidense Demetrius “Boo Boo” Andrade (29-0-0, 17 KOs) y seguramente comprenderá que este viril deporte está secuestrado por los intereses mercantiles.

En su exitosa andadura por los cuadriláteros, Andrade ha conquistado par de coronas en divisiones diferentes, la primera en los súperwelter (154 libras), en 2013, y la más reciente en los medianos (160) en 2018, con tres defensas exitosas, la última por nocaut en el noveno episodio frente al irlandés Luke Keller, el 30 de enero, en la sureña ciudad de Miami.

Y a pesar de sus triunfos, Andrade, de 32 años y nacido en Providence, Rhode Island, es víctima de su indiscutible talento, pues las principales figuras de la división mediana, entre ellos los otros monarcas mundiales, evitan enfrentarlo.

Desde hace mucho, Andrade insiste en cruzar guantes con el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez (53-1-2, 36 KOs), el kazajo Gennady “GGG” Golovkin (40-1-1, 35 KOs) y el gemelo estadounidense Jermall “El Sicario” Charlo (30-0-0, 22 KOs), monarcas de la Asociación Mundial (AMB), la Federación Internacional (FIB) y el Consejo Mundial (CMB), respectivamente.

Sin dudas, las habilidades de Andrade (rapidez, excelente defensa e inteligencia) son la principal razón por la que sus potenciales adversarios miran hacia otro lado y buscan duelos con menos riesgos y mayor remuneración, menospreciando la corona que ostenta el norteño.

ANDRADE: “CANELO NO PELEA CON LOS MEJORES”

El astro de Providence ha insistido en que desea chocar contra “Canelo” Alvarez, a quien critica constantemente pues estima que al pelirrojo mexicano solo le preocupa el sentido comercial del boxeo y nunca pelea contra los que se encuentran en el mejor momento, lo que priva a los fanáticos de las peleas más atractivas.

“Lo he dicho muchas veces y lo repetiré: ´Canelo´ no pelea contra los mejores, con los que están invictos”, dijo Andrade. “Yo si peleo contra los más duros, y no lo hago con boxeadores viejos o lejos de su mejor momento en el cuadrilátero”.

Sin embargo, a pesar de los repetidos comentarios de Andrade dirigidos a Canelo, el nacido en Jalisco ha desestimado cruzar guantes versus el norteño, pues considera que tiene un estilo aburrido y que de concretarse el pleito no tendría un respaldo del público.

TAMPOCO FRUCTIFICA DUELO CONTRA JERMALL CHARLO

Andrade y el gemelo Jermall Charlo han inundado las redes sociales, lanzándose incendiarias palabras en las que cada uno asegura ser el mejor púgil de las 160 libras y que están convencidos van a demostrar cuando choquen sobre el encordado.

El más reciente pleito verbal ocurrió hace algunas semanas a través de la cuenta de Instagram del promotor inglés Eddie Hearn, en la que Andrade le dijo a Charlo que dejara de hablar y aceptara los siete millones de dólares que se le habían ofrecido para llevar a cabo el combate.

“¡Siete millones! ¡Vamos hombre! ¡Eso es mucho dinero!”, afirmó Andrade en la conversación con Hearn. “Supuestamente Charlo dice que es el mejor. Yo digo que soy el mejor, y estoy dispuesto a demostrarlo. ¡Hagamoslo ya!”

En diciembre, Hearn, máxima figura de la compañía Matchroom Boxing, le ofreció a Charlo un acuerdo temporal para una pelea de unificación “enorme” y “sustancial” frente a Andrade en el mes de mayo. El directivo entonces señaló que los términos del acuerdo eran de $ millones, similares a otro anterior firmado con Mikey García.

“Lo que quiera Charlo”, expresó Hearn al señalar que en el ofrecimiento había una opción de múltiples peleas, si era el deseo del gemelo, pero si no le interesaba esta última variante, simplemente podría tomar el duelo con Andrade y regresar a las plataformas de televisión preferidas por Premier Boxing Champions (PBC).

Hearn insistió que era muy difícil encontrarle adversarios a Andrade y de ahí el enorme ofrecimiento monetario a Charlo, quien en su criterio tampoco encuentra rivales de consideración. “Es una pelea que ambos necesitan porque están en el mejor momento de sus carreras”.

UNA BUENA: CONTRATO DE EXTENSION CON MATCHROOM BOXING

Andrade firmó un contrato de extensión por cuatro peleas con Matchroom Boxing, la primera de ellas fue su convincente triunfo frente a Keeler, que se transmitió por la plataforma digital DAZN. No se reveló cuánto ganará el campeón mundial por su vínculo con la promotora.

“Estoy encantado de haber firmado una extensión de mi acuerdo con Eddie Hearn y Matchroom Boxing USA”, dijo Andrade. “Juntos hemos tenido 18 meses grandiosos y tenemos planes para un 2020 y 2021 aún más grandes”.

Sobre su forma actual, Andrade explicó que ha madurado y que si las grandes figuras lo hubieran enfrentado en el pasado hubieran tenido mayores opciones de victoria, pero si deciden hacerlo en los meses siguientes, será un verdadero infierno para cualquiera de ellos.

Olímpico en Beijing-2008 y par de veces campeón mundial de las 154 libras, Andrade antes estuvo vinculado con Banner Promotions y con Star Boxing, hasta que firmó con Matchroom Boxing a finales de 2018. Con esta última peleó tres veces en ocho meses, incluido el combate contra el namibio Walter “El Verdugo” Kautondowka, en octubre, cuando se apropió del título vacante de la OMB.

Cinco años antes, conquistó la faja súperwelter, también vacante, de la misma organización, al recibir fallo dividido ante el armenio Vanes “La Pesadilla” Martirosyan, en la ciudad de Corpus Christy, Texas. Un juez se inclinó por el europeo 115-112, pero los otros dos ofrecieron tarjetas favorables al norteño de 117-110 y 114-113.

Facebook Comments