Helenius noquea Kownacki

El polaco-estadounidense Adam Kownacki partía como amplio favorito (25-1) para derrotar al sueco-finlandés Robert Helenius, el sábado 7 de marzo, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, en duelo eliminatorio de la Asociación Mundial (AMB), que otorgaba el boleto directo hacia el campeón inglés de la división pesada Anthony Joshua, monarca de ese organismo.

Pero con sorpresivo nocaut en el cuarto asalto, “La Pesadilla Nórdica” (30-3-0, 19 KOs) silenció a los miles de fanáticos, que asistieron a la instalación para respaldar al entonces invicto “Cara de Niño” Kownacki (20-1-0, 15 KOs), quien se presentó por décima ocasión en el recinto de la Ciudad de los Rascacielos.

Mayor dominio ejerció Kownacki, de 30 años, en el asalto de apertura, aunque sus golpes no llevaban suficiente fuerza para dañar a Helenius, que se cubría el rostro con ambas manos esperando la oportunidad de colocar los suyos.

Al inicio de la segunda fracción, Helenius golpeó con solidez, sobre todo el rostro de Kownacki (de estilo y complexión física muy parecida a la del mexicano-estadounidense Andy Ruíz). Pero en el último minuto, el norteño logró una racha de varios impactos, que se detuvo cuando sonó la campana.

En el tercero, de abundantes intercambios, se repitió el esquema: Kownacki llegaba con mayoría de golpes, pero los puños de Helenius estremecían la cabeza del local una y otra vez. Y casi al inicio del cuarto, cuando el sueco se encontraba muy cerca de las sogas, derribó al polaco con par de golpes, que el árbitro David Fields inexplicablemente estimó un resbalón, le frotó los guantes al caído y permitió que siguiera la reyerta.

De inmediato, hubo otra secuencia de impactos de Helenius, que nuevamente llevaron a Kownacki a la lona, en esta ocasión de espaldas sobre el tapiz. Entonces, Fields le hizo la cuenta reglamentaria, le preguntó si podía continuar y reanudó las acciones. Pero una infernal y demoledora seguidilla de golpes, provenientes de los puños de Helenius, dejaron indefenso a Kownacki muy cerca de una esquina neutral.

Para evitar un mal mayor, Fields se interpuso entre ambos y dio por terminado el duelo, cuando habían transcurridos 1:08 minutos del cuarto rollo. Casi sin creer lo que había sucedido, en silencio quedaron los simpatizantes de Kownacki, hasta ahora un ídolo en la Gran Manzana, y en quien cifraban grandes esperanzas que fuera el retador de Joshua (23-1-0, 21 KOs), quien enfrentará al polaco Kubrat “La Cobra” Pulev (28-1-0, 14 KOs), el 20 de junio, en Londres, por la faja de la Federación Internacional (FIB), que ostenta el local.

“Creo que la multitud me trató injustamente”, dijo un sonriente Helenius al concluir el pleito. “Pero comprendo que eso es normal. Si hacemos la revancha en Finlandia, probablemente el público lo tratará a él de la misma manera”.

Aún sobre el cuadrilátero, Helenius no precisó si ofrecería la revancha a Kownacki o iría directamente a ejercer su derecho como retador obligatorio de Joshua.

“Tengo que pensarlo”, respondió Helenius, de 36 años y 6´6 pies de estatura. “Tengo que tomarme unos días libres, pues he entrenado como un perro loco por muchos meses y necesito descanso. Ahora solo deseo estar con la familia y no hacer nada. Eso es lo inmediato”.

De cualquier forma, no está el claro el futuro de Helenius y de los principales exponentes de la máxima división. Los promotores ingleses buscan un megacombate de unificación entre Joshua y Tyson “El Rey Gitano” Fury, vencedor por nocaut técnico en el séptimo round del estadounidense Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder (42-1-1, 41 KOs), el 22 de febrero, en el lujoso hotel y casino MGM Grand de Las Vegas.

Aunque muchos expertos y allegados de Wilder le han sugerido dejar pasar un tiempo, antes de volver sobre los pasos de su victimario, el ex monarca del Consejo Mundial (CMB) ha insistido en que reclamará su derecho a la cláusula de revancha en forma inmediata, lo que dejaría en el limbo en Joshua-Fury y también la opción de Helenius.

Facebook Comments