Hace pocas horas, el veterano púgil venezolano Jorge Linares, ex campeón mundial en tres divisiones, y el prometedor jovencito estadounidense Ryan García despejaron el camino para verse las caras sobre el cuadrilátero, tras doblegar en forma convincente al mexicano Carlos Morales y al nicaragüense Francisco Fonseca, respectivamente, en la velada del 14 de febrero, en el Honda Center, de Anaheim, California.

En consecuencia y con inusual rapidez, la promotora Golden Boy Promotions (GBP), a través de Óscar De La Hoya, su principal directivo, anunció que la compañía ya ha reservado para el mes de julio el Staples Center, de Los Ángeles, donde chocarán ambos peleadores, en una cartelera bajo el título de “Choque de Titanes”.

“(Ryan) no sólo están progresando a un ritmo rápido, tiene el pedigrí de los amateurs, y sabemos que puede pelear (contra cualquiera)”, dijo De La Hoya con evidente optimismo por el enfrentamiento entre dos de los dos boxeadores de su establo. “En su combate anterior, no solo me convenció, sino que demostró que es mentalmente capaz frente a un adversario difícil. Ahora se trata de obtener mayor experiencia”.

Este Día de San Valentín, “Kingry” García (20-0-0, 17 KOs) sólo necesitó ¡80 segundos! del primer asalto para anestesiar a Fonseca (25-3-2, 19 KOs), quien al recibir un poderoso gancho de zurda al mentón, cayó de espaldas en forma aparatosa sobre el tapiz, lo que obligó al árbitro Raúl Caíz Sr. a decretar, sin hacer conteo, el fuera de combate y prestarle inmediata ayuda.

Fue el segundo triunfo consecutivo para García en el asalto de apertura, pues el 2 de noviembre había noqueado al filipino Romero Duno (21-2-0, 16 KOs), quien tenía una racha positiva de 12 victorias. El norteño se agenció la faja vacante Plata del Consejo Mundial (CMB) y la de la Organización de Boxeo de Norteamérica (NABO).

Antes de disputarse la velada del 14 de febrero, Eric Gómez, presidente de Golden Boy Promotion (GBP), señaló que la compañía tenía entre sus planes enfrentar en un futuro cercano a Linares con García, aunque un revés de alguno de ellos podría echar por tierra el proyecto.

“Ese es el plan”, dijo Gómez. “Ryan está listo, pero veremos cómo le va a Linares contra Morales, un tipo que dio algunos problemas a Ryan en una buena pelea. García-Linares podría ser la próxima pelea para ambos, siempre y cuando los dos ganen este 14 de febrero. Depende de cómo luzcan, pero ambos están dispuestos a pelear entre sí”.

Igualmente, Robert Díaz, que tiene la responsabilidad de establecer las peleas en Golden Boy Promotions, expresó que la empresa estaba muy optimista de ver juntos sobre el ring a García y a Linares, después de las sensacionales victorias de uno y otro.

“La pelea de García con Linares es muy viable”, afirmó Díaz en un programa radial. “En el pasado, Ryan dijo que quería pelear contra Romero Duno, y también frente a Linares, Luke Campbell y Gervonta Davis, así que nos hemos dado a la tarea de conseguirle lo que ha propuesto. García está trabajando muy duro en el gimnasio y sus resultados son excelentes”.

JORGE LINARES: UN DURO ESCOLLO PARA GARCIA
Después de un corto periplo de tres peleas en las 140 libras, “El Niño de Oro” Linares (47-50, 29 KOs) regresó a los ligeros (135) con triunfo por nocaut técnico en el cuarto episodio ante el mexicano Carlos “La Solución” Morales (19-5-4, 8 KOs), al que derribó con un gancho corto de derecha en el tercer asalto y de nuevo a los 2:09 minutos de la cuarta ronda, cuando el árbitro Thomas Taylor consideró que el azteca no estaba en condiciones de continuar.
Trece meses antes, en la segunda presentación de Linares en los súperligeros, sufrió un espectacular nocaut en el mismo primer asalto, a manos de Pablo César “El Demoledor” Cano, el 18 de enero del pasado año, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York, donde disputaron el cinturón de Plata Internacional, correspondiente al Consejo Mundial (CMB).
“Me sorprendí (con el nocaut a Morales), pero puedo demostrar más que eso”, dijo Linares aún sobre el cuadrilátero del Honda Center. “La decisión más acertada fue regresar a Japón y entrenar para esta pelea bajo las órdenes del entrenador (Akihiko) Honda. No tengo dudas que estoy en el mejor momento de mi carrera”.
Y cuando le preguntaron sobre un posible duelo contra Ryan García, el monarca mundial en tres divisiones –pluma, súperpluma y ligero-, nacido hace 34 años en la ciudad de Barinas y asentado en Las Vegas, respondió con firmeza: “Estoy listo para los mejores de las 135 libras. Estoy listo para Ryan García y luego veremos qué sucede”.

Facebook Comments