Han transcurridos más de cinco años desde que el zurdo estadounidense y hoy campeón mundial Gary Russell Jr. sucumbió ante el ucraniano Vasily Lomachenko, en California, pero el norteño aún no ha conseguido borrar de su mente aquel fracaso, el único hasta ahora en las filas profesionales.

“Mister” Russell (30-1-0, 18 KOs) cayó por fallo mayoritario ante “Hi-Tech” Lomachenko (14-1-0, 10 KOs), el 21 de junio de 2014, en el StubHub Center, de Carson, donde disputaron la faja vacante de peso pluma, correspondiente a la Organización Mundial (OMB). Dos de los jueces, Max DeLuca y Pat Russell otorgaron calificaciones idénticas de 116-112, mientras Lisa Giampa concedió 114 puntos para cada púgil.

Desde aquel momento, Russell, de 31 años, no ha dejado de insistir en la revancha, aunque el ucraniano dos años después ascendió a las 130 libras y en 2018 a la categoría ligera, en la que arrebató la corona al venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares, quien hacía la séptima defensa de la faja de súpercampeón de la AMB, en el legendario Madison Square Garden, de Nueva York.

Esperando la ansiada oportunidad de la revancha contra Lomachenko –quien cumple 32 años el 17 de febrero-, Russell logró adueñarse del cetro pluma del Consejo Mundial (CMB), al aplicar el cloroformo en el cuarto episodio, al siempre activo mexicano Jhonny González, el 28 de marzo de 2015, en el Casino y Resort Palms, de Las Vegas, donde el azteca, que tiene 38 años y suma casi 70 pleitos en el boxeo de paga, hizo la tercera exposición de la faja.

Nacido en Capital Heights, Maryland, Russell someterá este sábado 8 de agosto, por quinta vez, el cinturón del Consejo Mundial (CMB), frente al invicto mongol, radicado en Los Ángeles, Tugstsogt “King Tug” Nyambayar (11-0-0, 9 KOs), en el PPL Center, de Allentown, Pensilvania.

Número uno de la clasificación del CMB en las 126 libras, Nyambayar fue declarado retador obligatorio, en octubre pasado, durante la 57th Convención Anual de ese organismo, que sesionó en el hotel Grand Oasis, de Cancún, México.

Por su mayor experiencia, rapidez en los desplazamientos y golpeo constante, Russell parte como favorito para derrotar a Nyambayar, quien posee un estilo similar, pero ha estado alejado del cuadrilátero desde hace 13 meses, tras su victoria unánime versus el dominicano Claudio “La Matriz” Marrero, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el ganador obtuvo la faja vacante pluma de la Organización Internacional (OIB).

“Sé que Tug es un boxeador muy fuerte y mucho mejor técnicamente que la mayoría de los tipos con los que peleado”, dijo Russell durante una rueda de prensa el jueves 6, en el hotel Renaissance Allentown. “El sabe que se enfrenta a uno de los mejores púgiles del mundo, pero no tiene nada que perder y por eso lo va a dejar todo sobre el cuadrilátero”.

Mientras hacía uso de la palabra, Russell no perdió oportunidad para elogiarse con bombos y platillos. Señaló entre sus atributos que posee un alto coeficiente intelectual, velocidad y gran poder en sus puños. “Tengo el paquete completo y quisiera entender por qué no estoy en la lista de los mejores libra por libra”, recalcó ante los presentes.

El monarca de las 126 libras precisó que espera salir vencedor ante Nyambayar, pero de cualquier forma su objetivo es saltar dos divisiones y competir en las 135 libras, en las que mencionó como oponentes a enfentar a Gervonta Davis, Devin Haney, Teófimo López y, por supuesto, a Lomachenko.

Aclaró que solamente si el mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz acepta el reto se mantendría en la división pluma. De lo contrario irá directamente a los ligeros.

“Si Dios quiere y supero a este tipo (Nyambayar), no esperaré mucho por Santa Cruz”, enfatizó Russell. “Entonces definitivamente tengo previsto dejar el título y saltar dos categorías para desafiar a estos púgiles más grandes. Y no es ningún secreto, que antes de finalizar mi carrera me encantaría tener la revancha contra Lomachenko”.

El zurdo Lomachenko (14-1-0, 10 KOs) ostenta tres cinturones de peso ligero: Súpercampeón de la Asociación Mundial (AMB) y también de la Organización Mundial (OMB) y del Consejo Mundial (CMB), este último conquistado frente al venezolano Linares.

Como ha sido patrón casi durante toda su carrera, Russell solo ha efectuado un combate por año desde 2014. En el más reciente ascenso al cuadrilátero, anestesió en la quinta ronda al ex campeón mundial español Kiko “La Maravilla” Martínez, el 18 de mayo del pasado año, en el Barclays Center, donde el estadounidense sometió a prueba por cuarta vez la faja del orbe.

Facebook Comments