En raras ocasiones, los desastres naturales interrumpen los planes de los boxeadores. Pero a la múltiple campeona mundial puertorriqueña Amanda Serrano un terremoto en el suroeste su natal Isla del Encanto la obligó a suspender el combate de Artes Marciales Mixtas frente a la dominicana Dahiana Santana, señalado el 25 de enero, en el Coliseo, de San Juan, la capital boricua.

Conocida por el pseudónimo de “The Real Deal”, Serrano (38-1-1, 28 KOs) y Santana (36-12-0, 15 KOs) tendrían una especie de revancha, pues ambas chocaron en boxeo, en abril de 2017, cuando la puertorriqueña le aplicó el cloroformo a la quisqueyana en el octavo asalto, en Brooklyn, Nueva York, donde disputaban la faja vacante gallo (118 libras) de la Organización Mundial (OMB).

El sismo de 6,4 grados es el más devastador que ha sufrido la isla en más de un siglo, ya que en octubre de 1918 otro conocido como “Terremoto de San Fermín”, de 7,3 grados de magnitud, provocó más de un centenar de fallecidos y un peligroso tsunami en las costas de la isla.

Ante la suspensión del pleito versus Santana, los representantes de Serrano se apresuraron a buscar una fecha cercana y a una oponente disponible en boxeo, para que no perdiera la forma deportiva que había conseguido durante semanas de entrenamiento y con la mirada en un pleito que a todos luces se efectuará en abril ante la doble monarca mundial irlandesa Katie Taylor.

Entonces, la brasileña Simone Aparecida (17-15-0, 6 KOs) aceptó ser la adversaria de la zurda Serrano, en pleito a ocho asaltos de la división ligera, de una suculenta cartelera señalada el jueves 30 de enero, en el Meridian de Island Gardens, en la ciudad de Miami, donde se disputaron tres combates por títulos mundiales.

Tres semanas después de cancelarse oficialmente el pleito, Serrano se colocó nuevamente los guantes contra Aparecida, a la que derribó a finales del segundo asalto con un recto de izquierda, volvió a derribar en tercero, cuando el árbitro Samuel Burgos detuvo la masacre, en la función denominada Miami Fight Nights, que se transmitió por la plataforma digital DAZN.

“Fue una pelea que se hizo de forma rápida, pero eso era lo que precisamente yo quería”, dijo Serrano ante los medios. “Necesitaba pelear para que todo el trabajo que realizamos no fuera en vano”.

Al referirse a un posible duelo contra Katie Taylor, Serrano respondió que “creo que esa pelea se va a dar. Ya la semana próxima comenzaremos las conversaciones para el combate”.

Más preciso fue Jordan Maldonado, manejador de Serrano. “Vamos a hacer las negociaciones, pero esa pelea con Katie Taylor ya está acordada para abril. Solo queda reunirnos (…) para ver si se efectuará en el Madison Square Garden (de Nueva York) o en Inglaterra. Pero sea donde sea, allí estaremos”.

Maldonado añadió que preferían la capital británica, porque nunca Serrano ha combatido en Gran Bretaña, un territorio al que asisten muchos amantes del boxeo. “Ella (Taylor) por estar cerca de Inglaterra, tendrá el respaldo de muchos fanáticos, muchos más que si el pleito se disputa en Nueva York”.

Nacida en Carolina, en la Isla del Encanto, y asentada en Brooklyn desde pequeña, Serrano ha derribado infinidad de barreras en el boxeo entre las féminas, a tal punto que fue reconocida con el prestigioso Record Mundial Guinnes por ser la única mujer con siete coronas mundiales en divisiones diferentes.

Con 31 años, cumplidos el pasado 9 de octubre, “The Real Deal” se ha adueñado de cinturones en 115, 118, 122, 126, 130, 135 y 140 libras a lo largo de su carrera profesional que comenzó con modesto triunfo mayoritario en cuatro asaltos, frente a la norteamericana Jacklyn Trivilino, en marzo de 2009. Anteriormente tuvo en su poder el entonces vacante cinturón pluma, al noquear en el primer asalto a la canadiense Olivia Gerula, en febrero de 2016.

El único fracaso de Serrano en las filas rentadas, se lo propinó por fallo unánime la sueca Frida “La Chica Dorada” Wallbergh, el 27 de abril de 2012, en Linkoping, Suecia, cuando la anfitriona hacía la segunda defensa de la faja súperpluma del Consejo Mundial (CMB).

Posteriormente, Frida recibió un nocaut en el octavo asalto ante la australiana ya retirada Diana Prazak, el 14 de junio de 2013, que le provocó una hemorragia cerebral. Transcurridas algunas semanas, Wallberg dijo en una entrevista que había sufrido complicaciones en el hospital a consecuencia de los golpes, que su objetivo era recuperarse completamente y difícilmente regresaría al boxeo. Después de casi siete años, no ha vuelto a los encordados.

KATIE TAYLOR, UNA ADVERSARIA DIFICIL, MUY DIFICIL

Reconocida en mayo de 2018, como la segunda mejor mujer de peso ligero y la séptima libra por libra por el sitio especializado BoxRec.com, Katie Taylor (15-0-0, 6 KOs) ostenta desde 2017, el títulos de peso ligero de la Asociación Mundial (AMB), al que añadió el de la Federación Internacional (FIB) en abril del siguiente año.

Ha sido campeón europea, mundial y olímpica en la división de 60 kilo.s Considerada como la deportista irlandesa más sobresaliente de su generación, fue abanderada de su país en la ceremonia de apertura y después medallista dorada en los Juegos Olímpicos de Londres-2012.

Taylor, quien comenzó a practicar boxeo a los 12 años, bajo la pupila de su padre Peter, se convirtió en 2006 en la primera monarca mundial amateur nacida en Irlanda. Taylor derrotó en la final a la argentina Annabella Farías, en certamen efectuado en Nueva Delhi, India.

LOU DIBELLA: “SERRANO VS TAYLOR ES EL SUPERBOWL DEL BOXEO FEMENINO”

“Sin lugar a dudas, Amanda es una de la reinas del boxeo libra por libra”, dijo el promotor y productor de televisión Louis John “Lou” DiBella, quien es fundador y presidente de la compañía DiBella Entertainment, basada en Nueva York. “Su pelea contra Katie Taylor será el Súper Bowl del boxeo femenino”, precisó DiBella, recién elegido al Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

Facebook Comments