Aunque luchó como un león por la victoria (también lo hizo su rival), un prematuro corte en la ceja derecha del retador mexicano Daniel Valladares, impidió que se convirtiera en el primer púgil de México en conquistar una corona del orbe en estos albores de 2020.

Valladares, quien coincidentemente pelea bajo el pseudónimo de “Cejitas”, sufrió la herida en el asalto inicial frente al zurdo filipino Pedro Taduran, monarca mundial de peso Mínimo, de la Federación Internacional (FIB), en pleito disputado el 1 de febrero en una atestado Jardín Cerveza Expo, de Guadalupe, Nuevo León, México.

Estimulados por el título en juego, Taduran (14-3-1, 11 KOs) y Valladares (22-1-1, 13 KOs) se liaron a golpes desde el campanazo inicial, lo que convirtió en manicomio la instalación, que bajo constantes gritos de “México, México”, se puso de un solo lado a favor del peleador local.

Ya en los primeros compases de la reyerta y tras un violento intercambio, del ojo derecho de Valladares comenzó a brotar abundante sangre, consecuencia de un cabezazo no intencional. La fracción inicial cerró con los dos púgiles impactando con fortaleza, pero con indiscutible ventaja para el visitante.

Conociendo el peligro que afrontaba por la herida, el azteca se lanzó a fondo en lo adelante, mientras el tagalo incrementaba los fuertes impactos al área afectada.  El cuadrilátero se convirtió en una guerra con golpes de poder de ambas partes.

Después de un segundo episodio cerrado, en el tercero Taduran, de 23 años, impactó con mayor solidez a Valladares, quien por momentos buscó el agarre, pero de inmediato intercambió metralla con el monarca, también decidido a no ceder la faja que exponía por primera vez, tras conquistarla el pasado 7 de septiembre, cuando anestesió en el cuarto episodio a su coterráneo e  igualmente bisoño, Samuel “El Asesino Silente” Salva, en Filipinas.

En la cuarta ronda, ambos peleadores intercambiaron en forma feroz, respaldados por unos graderíos que gritaban a más no poder, mientras el rostro de Valladares se encontraba literalmente bañado en sangre por la herida.

Entonces el árbitro requirió los servicios del médico Carlos Freeze, quien dio el visto bueno para que el mexicano continuara hasta el cierre de la fracción, pero no más allá. Al recoger las calificaciones, un oficial se inclinó por Valladares (39-37), en tanto los otros dos ofrecieron boletas similares de 38-38.

El resultado oficial (empate técnico en cuatro asaltos), le permite a Taduran mantener la corona, pero al mismo tiempo lo obliga a una revancha inmediata ante Valladares, que detuvo una racha de 11 victorias consecutivas, la más reciente por mayoría ante su compatriota Gabriel Ramírez, en Monterrey.

Por su parte, Taduran, nacido en el municipio de Libon, provincia de Albay, en el este-sureste de Manila, sumaba dos victorias -tras caer por fallo unánime en Tailandia ante el extraordinario Chayaphon Moonsri (54-0-0, 18 KOs)-, el único fracaso en su trayectoria por el boxeo de paga.

Facebook Comments