En una cartelera en la que dos campeones mundiales vieron caer su reinado, el retador estadounidense Joseph Díaz arrebató la faja de las 130 libras a su compatriota Tevin Farmer, el 30 de enero, en el Meridian Island Garden, de Miami, donde también sucumbió el norteño Daniel Román frente al uzbeko Murodjon Akhmadaliev. El único monarca que retuvo el título fue el súperfavorito Demetrius Andrade versus el irlandés Luke Keeler en las 160 libras.

Para el zurdo “Jo Jo” Díaz (31-1-0, 15 KOs) este resultó el tercer intento en busca de un cinturón ecuménico y lo consiguió por votación unánime ante “El Ídolo Americano” Farmer (30-5-1, 6 KOs), quien sumaba 23 victorias consecutivas y hacía la quinta exposición del cetro súperpluma de la Federación Internacional (FIB).

Aunque los jueces votaron en forma cerrada, con par de boletas de 115-113 y la otra 116-112, el californiano Díaz lució dominante en la mayoría de los asaltos. Una profunda herida en el arco superciliar izquierdo en el segundo asalto, consecuencia de un cabezazo, puso en peligro la añorada victoria, pero a partir de ahí el aspirante al título incrementó el ataque hasta el cierre, frente a un campeón que no tuvo su mejor desempeño a pesar de la ajustada puntuación de los oficiales.

“Tevin Farmer es un gran boxeador, no me importa lo que digan de él”, dijo Díaz visiblemente emocionado al concluir el pleito. “Lo respeto y le agradezco por darme esta oportunidad. Cuando crees en ti mismo, puedes vencer cualquier adversidad. Estuve concentrado en el plan que debía realizar y por ello obtuve el triunfo”.

Tres años atrás, Díaz había sufrido el único descalabro de su carrera, cuando perdió por unanimidad ante el igualmente púgil de guardia siniestra, Gary “Mr” Russell, quien defendió por tercera ocasión la faja pluma del Consejo Mundial (CMB). A partir de ahí Díaz consiguió cuatro victorias, la más reciente por fallo mayoritario, ante el venezolano Jesús “Escopeta” Cuadro, el pasado 21 de septiembre, en Mexicali, territorio mexicano.

“Aprendí mucho de aquel revés ante Russell Jr.”, dijo Díaz ante varios periodistas en Miami. “Sé que debí correr más riesgos y seguramente hubiera ganado la pelea, porque soy mejor boxeador que él, pero solté el acelerador muy tarde. No obstante resultó una experiencia grande de aprendizaje y hoy en día soy un púgil más maduro”.

Como solución emergente para la velada del 13 de septiembre, el grupo de trabajo de Akhmadaliev encontró un sustituto en el colombiano Wilner Soto, anestesiado por el uzbeko en el cuarto asalto en la histórica instalación de la Gran Manzana.

Con solo ocho peleas profesionales, Akhmadaliev, de 25 años, igualó al estadounidense Leon Spinks, como los púgiles que más rápido han alcanzado una doble corona universal en el deporte de los puños. En poder del uzbeko aparecen los títulos súpergallo de la Asociación Mundial (AMB) y de la Federación Internacional (FIB).  

DEMETRIUS ANDRADE ANESTESIO A LUKE KEELER

Tal como vaticinaban los expertos, el estadounidense Demetrius Andrade, campeón mediano de la Organización Mundial (OMB) no encontró grandes obstáculos en el retador irlandés Luke Keeler, quien recibió un enorme castigo antes de perder por nocaut técnico en el noveno episodio.

Apenas sonó la campana del asalto inicial, “Boo Boo” Andrade (29-0-0, 18 KOs) con una potente izquierda derribó a Keeler (17-3-1, 5 KOs), quien nuevamente besó el tapiz en el segundo por otro impacto de la misma mano. En lo adelante, el europeo fue víctima de los puños del nacido en Providence, Rhode Island, que expuso por tercera ocasión la corona en las 160 libras.

Aunque Andrade no logró materializar el nocaut en las rondas siguientes, ya a la altura del noveno cuando desarrollaba un ataque demoledor, el árbitro Telis Asimenios decidió que Keeler había recibido demasiados golpes y detuvo la desigual refriega.

Andrade, de 31 años, venía de otro fácil triunfo unánime (los tres jueces votaron 120-107), ante el polaco Maciej “Striczu” Sulecki, el 29 de junio, en su natal Providence, donde hizo la segunda exposición de la corona, que había conquistado ocho meses antes cuando se encontraba vacante, también por vía judicial, ante el namibio Walter “El Verdugo” Kautondokwa, en la TD Garden, de Boston.

En varias ocasiones Andrade ha repetido que se considera el mejor boxeador de la división mediana y que para demostrarlo desea enfrentarse al mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, al kazajo Gennadi “GGG” Golovkin o al gemelo estadounidense Jermall “El Sicario” Charlo, dueños de las fajas de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB), de la Federación Internacional (FIB) y del Consejo Mundial (CMB), respectivamente.

Facebook Comments