En un pleito en ocasiones bastante monótono, el ex doble campeón mundial estadounidense Danny García venció unánime al zurdo ucraniano Iván Redkach, el 25 de enero, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde abrió las puertas para enfrentarse a su coterráneo Errol Spence Jr., dueño de las fajas welter del Consejo Mundial (CMB) y la Federación Internacional (FIB), o versus el filipino Manny “PacMan” Pacquiao, súper campeón de la Asociación Mundial (AMB).

Ampliamente favorito para salir con el brazo en alto, “Swift” García 36-2-0, 21 KOs) dominó de principio a fin a “El Terrible” Redkach (23-5-1, 18 KOs), quien sufrió una lesión en el ojo izquierdo en la postrimerías del combate, que requirió la presencia de la doctora de turno en par de ocasiones, aunque permitió que las acciones continuaran hasta el final.

Con un efectivo golpeo de riposta y aprovechando la pobre defensa de Redkach, García, de 31 años, se adueñó del cuadrilátero desde el inicio de la pelea, que transcurrió en los siguientes episodios sin peligro alguno para el nacido en Filadelfia.

“Pensé que el árbitro lo detendría (el combate), porque sentía que lo estaba castigando”, dijo García minutos después de concluido el pleito. “Es un tipo duro, se quedó allí y quise obtener el nocaut, pero no lo conseguí. Siento que boxeé de manera inteligente e hice lo que necesitaba hacer”.

Sabiendo que iban delante en las tarjetas de los jueces, García no arriesgó en las rondas de cierre. Se dedicó a evitar los intercambios y al final recibió dos votaciones favorables de 117-111 (Glenn Feldman y Don Trella), en tanto Tony Paolillo lo hizo por 118-110.

Durante sus declaraciones sobre el cuadrilátero, García se quejó de que Redkach lo había mordido en el hombro izquierdo en el noveno asalto: “Me mordió y se lo dije al árbitro”, pero el réferi no le dio crédito a la queja de García y permitió que continuara la reyerta.

García ocupa el segundo lugar en la clasificación de la Asociación Mundial (AMB) en la división de 147 libras. En la cima se encuentra el cubano Yordenis Ugás (24-4-0, 11 KOs), quien chocará contra el estadounidense Mike Dallas Jr., el 1 de febrero, en Biloxi, Mississippi. En ese organismo, el zurdo ruso y asentado en Oxnard, California, Alexander Besputin (14-0-0, 9 KOs) ostenta la corona “regular” welter,

Sobre un posible combate ante Errol “La Verdad” Spence (26-0-0, 21 KOs) o ante el filipino Manny “PacMan” Pacquiao (62-7-2, 39 KOs), García dijo que “me da igual uno u otro. Me gustaría tener cualquiera de esas peleas. Mi estilo se ajusta muy bien a ambos peleadores”.

JARRETT HURD “PREMIADO” CON ABUCHEOS

En el combate semiestelar de la jornada, el ex monarca mundial Jarrett “Swift” Hurd (24-1-0, 16 KOs) se impuso por decisión unánime al también estadounidense Francisco “Chia” Santana (25-8-1, 12 KOs), quien batalló con gran energía durante los 10 asaltos, pero recibió fallos adversos de 90-99 (Julie Lederman y Kevin Morgan) y 92-97 (Larry Hazard Jr.)

Hurd, de 29 años y oriundo de Maryland, superó ampliamente a Santana, de 33 y nacido en Santa Bárbara, California, en la cantidad de golpes propinados, pero recibió abucheos de los fanáticos por evadir los intercambios en las asaltos finales del duelo.

A escasos segundos de finalizar el combate, Hurd derribó a Santana con una sólida derecha al rostro, que obligó al derrotado a poner sus dos rodillas sobre el tapiz. El tercer hombre sobre el cuadrilátero hizo la cuenta protectora y al reanudar las acciones sonó el gong de despedida.

“A la multitud no le encantó, pero vine aquí e hice lo que quería”, afirmó Hurd, quien venía de un fracaso también unánime ante Julian “J-Rock” Williams, al comentar sobre el disgusto de los fanáticos. “No quería hacer una pelea arriesgada. Hay que entender que mi objetivo era ganar y lo conseguí en forma unánime”.

Facebook Comments