Aunque chequeos médicos preliminares le otorgaron una luz de esperanza, una prueba de resonancia magnética ha confirmado que el púgil cubano Yuriorkis Gamboa sufrió ruptura completa del tendón de Aquiles en el combate contra el estadounidense Gervonta Davis y tendrá que someterse a una intervención quirúrgica para reparar la lesión.

En los albores de la segunda ronda, “El Ciclón de Guantánamo” Gamboa (30-3-0, 18 KOs) fue derribado por un recto de zurda de “El Tanque” Davis (23-0-0, 22 KOs), en  pleito efectuado el 28 de diciembre, en Atlanta, Georgia, que tuvo como incentivo la faja vacante de la división ligera, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB).

Tras la caída y la obligada cuenta protectora, Gamboa, de 37 años, comenzó a cojear de su pierna derecha y así se desempeñó durante el resto de la pelea, hasta que en el duodécimo un fuerte gancho de zurda del jovencito Davis, de 24 años, hizo caer sentado al veterano Gamboa y el árbitro estadounidense Jack Reiss no esperó más y decretó el fin de las acciones, cuando faltaban 1:43 minutos para que acabara el duelo.

“Me siento bien, pero pienso que se me rompió el tendón de Aquiles en el segundo asalto”, dijo Gamboa todavía sobre el cuadrilátero. “Soy un guerrero y por eso me mantuve combatiendo. Por esa lesión no pude ponerle más presión (a Davis). Les dije a mis entrenadores del problema, pero también que no iba a rendirme. En lo adelante continuaré en 135 libras. Es mi peso y deseo estar ahí”.

Los test iniciales dejaron entrever que Gamboa no sufría de rotura completa del tendón de Aquiles y que la lesión podría resolverse con un proceso de fisioterapia, sin necesidad de pasar por el quirófano, lo cual lo obligaría a un largo proceso de recuperación.

Pero para tener una valoración más exacta, a Gamboa le practicaron un examen de resonancia magnética en el tobillo y el resultado, obtenido hace pocas horas, corroboró que “hay una rotura completa del tendón de Aquiles”, de acuerdo con el informe del doctor Eric Godreau, radiólogo radicado en Miami, que hizo el diagnóstico, lo que sin dudas es una mala noticia para el caribeño, necesitado ahora de comparecer ante el salón de operaciones y de varios meses alejado del cuadrilátero.

“La lesión que sufrí en el segundo asalto, es rotura completa y de grado 3, verificada por una resonancia magnética y certificada por una junta de doctores”, escribió Gamboa en la redes sociales. “Fui hasta el 12 con Davis e hice mi mejor esfuerzo bajo las circunstancias. Bailemos de nuevo cuando esté al 100%”.

La actitud de Gamboa de mantenerse combatiendo a pesar de la grave lesión, le ha merecido innumerables elogios del público, colegas y organizadores, pues lo más fácil hubiera sido abandonar la refriega al ver limitada sus posibilidades de salir con el brazo en alto y frente a un rival de enormes habilidades y poder en sus puños, como lo evidencian los 13 nocauts anteriores de Davis en forma consecutiva.

Pedro Roque, quien fungió muchos años como preparador de los equipos juveniles cubanos de boxeo y ahora dirige los entrenamientos de Gamboa, explicó que la lesión de su coterráneo proviene de los días en que integraba las filas aficionadas, y que ha tenido tratamientos, pero lo fundamental es que el pequeño guerrero ha logrado continuar gracias a su coraje.

“No es la primera pelea de Gamboa con dolor”, afirmó Roque. “Porque se trata de una buena preparación que permite llegar hasta el duodécimo asalto, dejando a un lado las molestias de ese trauma. Si Gamboa se queda en la silla (de la esquina) lo perdemos todo, porque hay detractores, algunos insignificantes pero a veces representan mucho para los medios de comunicación”.

Roque enfatizó que sentía una gran satisfacción por el desempeño de su discípulo y que ambos habían recibido muchas felicitaciones, incluida de los organizadores, que reconocieron habían salvado la cartelera de esa noche.

Al referirse a las dos derribos que sufrió Gamboa, Roque dijo que permitió que le pelea continuara porque la lesión no era en la cabeza. “Si hubiera golpes en la cabeza, la habría detenido. Gamboa ganó prestigio y el respeto de PBC (la compañía Premier Boxing Champions), también de Floyd Mayweather Jr. y de Showtime. Lo felicitaron y le expresaron que hay planes importantes para Gamboa en el futuro”.

Facebook Comments