La juventud, habilidades y poder del invicto estadounidense Gervonta “El Tanque” Davis (22-0-0, 21 KOs) podría hacer la diferencia cuando enfrente al veterano cubano Yuriorkis “El Ciclón de Guantánamo” Gamboa (30-2-0, 18 KOs), en duelo previsto el 28 diciembre, en Atlanta, Georgia, donde disputaran la faja vacante de peso ligero, correspondiente a la Asociación Mundial (AMB). De hecho, los pronósticos se inclinan en mayoría hacia el norteño  para salir con el brazo en alto.

Davis, de 25 años, ha sido catalogado como una superestrella del boxeo y lo evidencia que en su corta carrera profesional ya exhibe par de títulos mundiales en las 130 libras: de la Federación Internacional (FIB) y de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB). Encima de ello, acumula 13 victorias consecutivas por la vía del cloroformo, lo que debe ser un aspecto que los entrenadores de Gamboa tuvieron en cuenta para elaborar el plan táctico del combate, que será una prueba de fuego para ambos gladiadores, pues el caribeño también incluye en su vitrina personal las coronas de la FIB y de la AMB en las 126 libras, aunque han transcurridos ocho años desde su momento de esplendor.

Gamboa y su grupo de trabajo son conscientes de que Davis no es un adversario cualquiera. Conocen perfectamente el talento del nacido en Baltimore y de ahí que aseguran han tenido un campamento muy exigente, en el cual abundaron las sesiones de guanteo ante boxeadores con características similares a las del portento estadounidense, quien hace su debut en las 135 libras.

“Esta es una pelea que me puede llevar de vuelta a la cima del deporte”, dijo Gamboa ante un grupo de periodistas. “Me siento muy estimulado porque tendré nuevamente la oportunidad de demostrar que todavía soy un púgil de la élite. Para nada me preocupa que lo coloquen como favorito”.

El oriundo de la oriental provincia de Guantánamo, Gamboa, de 37 años, expresó que será una gran pelea, de mucha emoción, pero aventaja en experiencia a Davis y por otro lado ha enfrentado a rivales de mayor calidad, por lo que se llevarán una gran sorpresa los que lo han subestimado.

Ahora bajo la tutela del también cubano Pedro “Peter” Roque, quien lo asesoró durante la etapa amateur en Cuba, Gamboa rechazó analizar comentarios de Davis, en los que expresó que el isleño cometía un gran error al no observar el combate en el que anestesió en el segundo asalto al panameño Ricardo “El Científico” Núñez, el 27 de julio, en Baltimore, donde un rato después en la misma velada Gamboa tuvo idéntico resultado ante el puertorriqueño Román “Rocky” Martínez.

“Mi trabajo no es prestarle atención a las basuras que pueda decir Davis o cualquier otro oponente”, afirmó Gamboa. “Mi único objetivo es entrar al ring al 150 por ciento y darlo todo. No me importa nada las palabras fuera del ring. La confianza que tengo proviene de mi enfoque y el arduo trabajo que he puesto en la preparación. Sé lo que tengo que hacer y ahí radicará la diferencia cuando estemos frente a frente”.

Gamboa igualmente reveló que “le voy a dedicar esta pelea a Jorge (Hernández)”, el entrenador y ex campeón mundial amateur, quien falleció hace pocos días en La Habana y siempre mantuvo un vínculo muy estrecho con él a pesar de la distancia. “Nunca dejó de apoyarme y darme sus mejores consejos, incluso cuando vine a pelear en el boxeo profesional. Siempre lo llevaré en mi corazón”.

Monarca en el Mundial-74 disputado en la capital cubana, “Jorgito” Hernández es reconocido como uno de los mejores púgiles cubanos de las filas amateurs de todos los tiempos. Falleció a los 65 años, tras permanecer ingresado por varios días, producto de una insuficiencia respiratoria.

DAVIS, FAVORITO… PERO CUIDADO

Trece años más joven y con dinamita en sus muñecas, el zurdo Davis parte favorito en las apuestas para salir con el brazo en alto en un duelo generacional ante Gamboa, al que la crítica especializada le otorga mínimas oportunidades de imponerse al bisoño. Pero el preparador Díaz considera que esa subestimación se encuentra lejos de la realidad, porque su alumno tiene todavía suficiente pólvora en los puños para doblegar, incluso por la vía rápida, al astro norteamericano, protegido del retirado Floyd Mayweather Jr.

El gerente general de la compañía Mayweather Promotions, Leonard Ellerbe, está en sintonía con los que consideran a Gamboa como un adversario que puede estropear la meteórica carrera de Davis. En declaraciones recientes a un sitio en Internet, Ellerbe confesó que le había insistido a Davis que se mantuviera concentrado y aprovechara al máximo la preparación, porque “Gamboa es un púgil de la vieja escuela, que todavía tiene grandes habilidades y aunque hay diferencia en la edad, todavía es muy peligroso. No le regalaron la medalla olímpica. Se la ganó con su talento”, aseguró.

Con 22 años y tres meses, Davis se convirtió en el estadounidense más joven en tener una faja mundial, al aplicar el cloroformo en el séptimo asalto, al puertorriqueño José “El Francotirador” Pedraza, el 14 de enero de 2017, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el boricua hacía la cuarta exposición del centro de las 130 libras.  Siete meses después el norteño perdió el título por incumplimiento del peso, un día antes de enfrentar al costarricense Francisco Fonseca, a quien noqueó en el octavo round, el 26 de agosto, en la T-Mobile Arena, de Las Vegas.

Sin embargo, el zurdo Davis obtuvo otro cinturón mundial, el de súper campeón de la AMB, que se encontraba en poder del argentino Jesús “El Jinete” Cuéllar, derrotado en el tercer episodio, el 21 de abril de 2018, en el Barclays Center. Como prueba de la fuerza de los puños de Davis, el sudamericano besó la lona en el segundo y par de veces en el tercero, cuando el árbitro Benjy Estevez finalizó las acciones.

Al referirse a un posible nocaut a Gamboa, el “Tanque” Davis expresó que no sabe si alcanzará ese resultado, pero sí que ha entrenado muy duro y se ha centrado en el objetivo principal que es obtener la victoria. “Sé que Gamboa es un gran boxeador y un adversario duro, que vendrá bien preparado, pero no me importa si llega hasta los 12 asaltos. Mi gran objetivo es ofrecer una gran pelea que disfruten los fanáticos. Él tiene experiencia y yo también la tengo. Sin dudas será un combate emocionante”.

Facebook Comments