Como una bola de nieve ha crecido la antipatía que sienten los púgiles estadounidenses Tony Harrison y Jermell Charlo, desde que se enfrentaron por primera vez, el 22 de diciembre del año pasado, cuando el “Súper Malo” Harrison arrebató al gemelo Charlo la corona súperwelter (154 libras) del Consejo Mundial (CMB). Ahora, durante la revancha, pactada el 21 de diciembre, en Ontario, California, uno y otro tendrán la oportunidad de limar las asperezas y definir quién es realmente el mejor de los dos.

Acostumbrados ambos a ofender a sus adversarios, Harrison (28-2-0, 21 KOs) y “El Hombre de Hierro” Charlo (32-1-0, 16 KOs) durante estas 52 semanas se han  lanzado todo tipo de insultos e improperios, muchas veces con palabras soeces, incentivados cuando la revancha tuvo que posponerse por una lesión del monarca en el tobillo derecho durante los entrenamientos, que obligó a dilatar el esperado pleito.

En un combate muy nivelado, Harrison salió con el brazo en alto por fallo unánime, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York. Dos de los oficiales ofrecieron puntuaciones de 115-112 y el tercero 116-112, todos favorables a Harrison, de 29 años y oriundo de Detroit, Michigan.

Sin mucha dificultad se negoció y acordó la revancha para el 23 de junio, en el hotel y casino Mandalay, de Las Vegas. Pero tres semanas antes, Premier Boxing Champions (PBC), que organizaba la cartelera, publicó un comunicado en el cual se informaba del retiro de Harrison, debido al trauma. Fue, entonces, que el mexicano Jorge “El Demonio” Cota aceptó ocupar la vacante, pero no pudo pasar del tercer asalto ante el poder de los puños de Charlo.

“Todavía siento firmemente que gané la primera pelea y en la revancha entraré en forma abrumadora”, aseguró Charlo en una rueda de prensa, en Los Ángeles, en la que también estaba presente su rival. “Harrison no está en mi nivel y verán a un Jermell Charlo fuerte y feroz que será dominante desde el principio”.

Nacido hace 29 años en Richmond y radicado en Houston, ambas ciudades del estado de Texas, el gemelo Charlo (su hermano Jermall es monarca mediano del CMB) asegura que ahora ejecutará un plan táctico diferente y Harrison no llegará al límite de los 12 asaltos.

“¿Viste lo que le hice a Cota?, dijo Charlo dirigiéndose a Harrison, con actitud de guapo de barrio. “Pero tú fingiste esa lesión, porque se suponía que ibas a cirugía y después no pasaste por el quirófano. Así que prepárate para lo que te espera el 21 de diciembre. Te voy a noquear, porque no puedo dejar que los jueces decidan el resultado”.

Harrison, también de 29 años, suma cuatro victorias, la última versus Charlo, tras el fracaso ante el igualmente norteño Jarred “Swift” Hurd, el 25 de febrero de 2017, en Birminghan, Alabama, donde disputaron la faja vacante de la Federación Internacional (FIB).

En réplica a las palabras de Charlo, Harrison ha expresado que “siento que este hombre está fingiendo. Cree que es el tipo más duro del mundo y en realidad es uno de los más flojos que he visto. Ladra y ladra. Se excusa, pero la realidad es que le golpeé el trasero la primera vez y estoy aquí de nuevo. No sé de dónde saca que tengo miedo. Si tuviera miedo no estaría aquí. Puedo vencerlo en cualquier lugar. Nada va a cambiar, porque no tiene la habilidad para vencerme”.

Durante la conferencia de prensa, efectuada esta semana, Harrison afirmó que el tiempo transcurrido desde el anterior duelo no ha afectado su mentalidad. “Me entrené en forma intensa en Florida, hice muchas sesiones de guanteo, porque necesitaba tener hambre nuevamente. Estuve fuera un año, pero él con sus palabras despertó mis deseos de noquearlo. Estoy listo para infligirle mucho dolor”.

El actual dueño de la faja del Consejo Mundial (CMB) reconoció que todo depende de cómo se desarrolle la pelea, pero no considera que deba cambiar el plan táctico que utilizó en el primer enfrentamiento. “No importa lo que él diga. Voy a humillarlo, ese es mi trabajo. Y se dará cuenta que enfrenta a un verdadero animal. Con esta nueva victoria voy a demostrar que soy una verdadera estrella, que fue lo que siempre he soñado”.

LARA RETA AL GANADOR ENTRE HARRISON Y CHARLO

El zurdo cubano Erislandy Lara, actual monarca de la Asociación Mundial (AMB) en las 154 libras, afirmó que quisiera cruzar guantes en una pelea de unificación con el ganador entre Harrison y Charlo, aunque tampoco descarta hacerlo con alguno de los otros campeones de la categoría: Julian “JRock” Williams, doble titular de la Federación Internacional (FIB) y súper campeón de la AMB, o frente al mexicano Jaime Munguía, dueño del cinturón de la Organización Mundial (OMB).

“Me encantaría enfrentarme el próximo año al que salga vencedor en la revancha entre Harrison y Charlo”, aseguró “El Sueño Americano” Lara, que tiene marca de 26 victorias, tres reveses e igual cifra de empates con 15 nocauts. “Pero igual lo haría con Williams o con Munguía. Porque todavía siento que soy el mejor en este peso”.

Lara, quien reinó durante mucho tiempo en las 154 libras, perdió el reinado de la AMB por fallo dividido ante Jarred Hurd, en pleito de unificación, el 7 de abril del pasado año, en el hotel y casino Hard Rock, de Las Vegas. Hurd (23-1-0, 16 KOs) ostentaba la faja de la FIB. Ambas las perdió en mayo último en cerrado combate ante Williams (27-1-1, 16 KOs).

Con una sólida actuación, Lara, de 36 años, noqueó en el segundo asalto al mexicano Ramón “Inocente” Alvarez (hermano mayor del astro Canelo), el 31 de agosto, en Minneápolis, Minnesota, donde disputaron la faja vacante de la AMB.

El imbatido Munguía (34-0-0, 27 KOs) noqueó al ghanés Patrick Allotey (40-4-0, 30 KOs) el 14 de septiembre, en Carson, California, en la que fue la quinta defensa de la faja de la Organización Mundial (OMB).

“Ojalá que los otros campeones vengan a pelear conmigo”, añadió Lara. “Para demostrar quién es el mejor de la división. Espero que alguna de esas peleas se realice el próximo año. Solo digo que estoy listo para el que acepte el reto”.

Facebook Comments